‘El habla viva del Valle de Aragüés’ reivindica el valor de una lengua única

En el marco de la exposición L’aragonés, un patrimonio común, se presentaba en Jaca la reedición de El habla viva del Valle de Aragüés de Pascual González, publicada por Aladrada Ediciones. Un acto que tenía lugar en el Palacio de Congresos y que contaba con la presencia, entre otros, del director general de Política Linguística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susín.

El filólogo andaluz Pascual González Guzmán (1928‐1985) recorrió las localidades de Aísa, Aragüés del Puerto, Esposa, Jasa y Sinués para la elaboración de su tesis doctoral. La monografía titulada El habla viva del valle de Aragüés se publicó en 1953 por parte del Instituto de Estudios Pirenaicos (CSIC) e incluye, además de un amplio estudio de la lengua aragonesa hablada en la zona, el repaso de la toponimia y un interesante aparato gráfico de mapas e ilustraciones.
Tras las pioneras investigaciones de estudiosos extranjeros (Jean‐Joseph Saroïhandy, Alwin Kuhn y William Dennis Elcock) y nacionales (Benito Coll y Joaquín Gil Berges) en el valle, esta reedición supone recuperar una obra imprescindible (casi inencontrable) para el conocimiento del aragonés, puesto que aporta una visión general del estado de la lengua a mediados del siglo XX en el valle de Aragüés.
La reedición ha sido coordinada por el oscense Alberto Gracia Trell, docente y especialista en historiografía de la lengua aragonesa y en sus modalidades. Gracia ha estudiado, entre otros, a Pedro Arnal Cavero, Privato Cajal, Chuana Coscujuela, Agliberto Garcés y Benito Coll…; ha participado en obras colectivas (El aragonés. Una lengua románica, El aragonés en el siglo XXI) y ha cultivado el género narrativo en varios relatos y cuentos.

ÚLTIMAS NOTICIAS: