Los Reyes Magos de Oriente también pasaron por Ara

A las siete de la tarde del día cinco de enero, en un pequeño pueblo de la comarca de La Jacetania llamado Ara, la oscuridad se resistía en una noche clara con el cielo repleto de estrellas.

De repente, tres siluetas aparecieron por el camino de Oroel… Eran los Reyes Magos de Oriente que, como cada año, acudían al pueblo para saludar a los niños que les esperaban impacientes. El momento más mágico estaba comenzando a suceder, el tiempo parecía haberse parado y el silencio reinaba en la Plaza Mayor, dónde solo se escuchaba el lloriqueo de algún pequeño por la impresión causada.

El alcalde de Ara, Hilario Tesa, fue el primero en saludar y dar la bienvenida a los tres Reyes

El alcalde de Ara, Hilario Tesa, fue el primero en saludar y dar la bienvenida a los tres Reyes. A continuación entraron en la iglesia, cuyo altar mayor está dedicado a la Adoración de los Reyes Magos, comenzando el reparto de regalos tras la lectura de una bonita carta de la que hizo entrega Melchor para que fuera leída en ese momento. Esta carta recordaba a los niños que detrás de cada regalo hay dos cosas: ilusión y amor. Y que los niños son lo mejor que tenemos en este mundo. Por eso, cada 6 de enero, se produce la magia que consigue que en todos los hogares no falte la alegría que produce la felicidad de los niños.

Chocolate y emociones en el local social de Ara

Tras el reparto de regalos, los Reyes Magos se despidieron hasta el próximo año prometiendo regresar, ya que se sienten muy bien acogidos por los habitantes de este pequeño pueblecito situado en la cara sur del monte Oroel y que pertenece a la Val de Abena.
Las emociones seguían en el local social, cuyas mesas se llenaban de los juguetes recibidos por los niños, quienes no podían esperar a estrenarlos y jugar con ellos. Entre juegos disfrutaban con la chocolatada y la merienda que organiza el pueblo para todos los asistentes.
Un año más la alegría de los niños fue el mejor de los regalos en la noche más mágica, la noche de Reyes,esperada por el pueblo de Ara con gran ilusión.

Por Marta Aínsa

ÚLTIMAS NOTICIAS