El sindicato JUPOL reclama una solución a los problemas de la Comisaría de Jaca

El sindicato JUPOL-Huesca denuncia, una vez más, las carencias que sufre la Comisaría de Jaca, unas dependencias donde desarrollan sus servicios más de cien funcionarios tanto la Policía Nacional de Jaca como la Unidad de Extranjería y Fronteras de Canfranc. “Las instalaciones actuales no reúnen las garantías mínimas exigibles para un correcto funcionamiento policial ni para dar un servicio digno al ciudadano”, asegura el sindicato en una nota de prensa.

Coches oficiales, a la puerta de la Comisaría de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Un edificio construido hace casi 50 años

El sindicato recuerda que el edificio, que fue construido hace casi 50 años, no responde a las necesidades actuales por “las limitadas dimensiones de sus diferentes plantas” o “sus múltiples barreras arquitectónicas”. Además, carece de garaje, “por lo que los vehículos policiales uniformados y de paisano deben aparcar en la calle, con la consiguiente merma en la operativa policial y una falta de seguridad evidente”. Calabozos obsoletos, falta de espacio donde puedan reunirse los detenidos con sus abogados de manera reservada conforme a la ley y única puerta de acceso se suman a las carencias de la Comisaría, según Jupol.

Graves deficiencias

“Como es palpable, la distribución que tiene la Comisaría actual de Jaca presenta graves deficiencias que dificultan el trabajo y la seguridad de los policías que en ella desarrollan su actividad profesional, no disponiendo de las mínimas condiciones de calidad exigibles para un edificio policial del siglo XXI”, denuncia el sindicato.

El comunicado de JUPOL coincidía con una visita protocolaria a las instalaciones, esta mañana, de la subdelgada del Gobierno de Huesca Isabel Blasco, a quien reclama “un nuevo emplazamiento ubicar una nueva Comisaría en Jaca y se subsanen todas las carencias que actualmente tiene el edificio”.

ÚLTIMAS NOTICIAS: