«A buen tizón, buena brasa…»: A Zoca de Navidá ya arde en Jaca

La Zoca de Navidad ya arde en Jaca. Numeroso público participaba en el encendido de la Zoca, que tenía lugar esta tarde en la Plaza Ripa. Los Gaiters de Chaca encendían con sus sones el espíritu de la Navidad y las asociaciones de empresarios Acomseja y AEJ ofrecían chocolate con torta a los asistentes para entrar en calor.

(FOTO: Javi del Pueyo)

Las Mayores Cuenteras del Hogar del Jubilado también aportaban su granito de arena, como es habitual, a este tradicional acto, que comenzaba con las palabras de Fran Ponce recordando el valor de este rito que se ha ido transmitiendo de generación en generación y marcado con un matiz reivindicativo: «Todos a bendecir la Zoca: la zoca del amor, de la hermandad, de esta montaña que nos quieren dejar vacía… Pero aquí seguimos viviendo con nuestras tradiciones».

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, tampoco faltaba a la cita, que lograba llenar de público la Plaza Ripa. Este año, se estrenaba emplazamiento, ya que las últimas ediciones se habían celebrado en la Plaza de Jesús Dumall.

«Buen tizón, buena brasa…»

«Buen tizón, buena brasa, que Dios bendiga a los que estamos en la plaza». Con estas palabras, y al tiempo que un niño y una niña hacían la señal de la cruz rociando con vino el tronco, los asistentes seguían el ritual bajo las indicaciones de Ponce. Una adaptación para el momento de la bendición tradicional, que marcaba el momento de prender la zoca entre los aplausos del público.


“A buen tizón, buen barón, buena casa, buena brasa, que Dios bendiga al amo y a la dueña de esta casa”

El encendido de la Zoca es una tradición antiquísima, con orígenes ancestrales

El encendido de la Zoca es una tradición antiquísima, con orígenes ancestrales, muy característica de los pueblos montañeses y, más concretamente, del Pirineo Aragonés.
La Zoca es un tronco que se prendía, tradicionalmente, en los hogares pirenaicos por Nochebuena, en los fogarils, siguiendo un rito ancestral que terminaba, dicen, con el esparcimiento de las cenizas por los campos de labor para asegurar una buena cosecha.

Con la desaparición de las chimeneas de las casas antiguas, esta costumbre, muy arraigada en la zona durante la época navideña, fue desapareciendo, y desde hace algunos años hay un compromiso firme para recuperar este símbolo como parte importante de la historia de Jaca y de las gentes de esta tierra. De hecho, además del encendido popular de la zoca, muchos establecimientos de la Jacetania contribuyen a su recuperación poniendo en sus escaparates o en sus chimeneas troncos navideños, a modo de zocas.

(FOTO: Javi del Pueyo)
(FOTO: Javi del Pueyo)

Imágenes de la fiesta:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1214469045383258&id=673838352779666

ÚLTIMAS NOTICIAS: