71 pueblos de la Jacetania y el Alto Gállego se conectarán al futuro en unos pocos meses

Más de 70 pueblos de la Jacetania y el Alto Gállego podrán disfrutar de conectividad de última generación en unos pocos meses, gracias al plan de Banda Ancha de la Diputación Provincial del Huesca. De las 321 localidades que se beneficiarán de esta apuesta, 34 corresponden al Alto Gállego y 37, a la Jacetania.

Un momento de la presentación del plan de Banda Ancha en Borau. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Relación de pueblos de la Jacetania y el Alto Gállego

En el caso del Alto Gállego, las localidades incluidas son Sallent de Gállego, Panticosa, Escarrilla, Formigal, Yebra de Basa, Ibort, Larrés, Hoz de Jaca, El Pueyo de Jaca, Latas, Javierrelatre, Sandiniés, Sabiñánigo Alto, Cartirana, Sardas, Sorripas, El Puente de Sabiñánigo, Oliván, Lanuza, Aurín, Escuer, Isún de Basa, Anzánigo, Yosa de Sobremonte, Aso de Sobremonte, Latre, Pardinilla, Artosilla, Orós Bajo, San Vicente, Aquilué, Orós Alto, Lárrede y Osán.

En cuanto a la Jacetania, la relación incluye Villanúa, Ansó, Siresa, Javierregay, Barós, Borau, Badaguás, Puente la Reina de Jaca, Larués, Sinués, Guasillo, Guasa, Navasa, Ascara, Villarreal de la Canal, Urdués, Ara, Esposa, Aratorés, Atarés, Abay, Caniás, Arrés, Banaguás, Ulle, Novés, Biniés, Binacua, Baraguás, Araguás del Solano, Martes, Fago, Bernués, Botaya, Asieso, Osia y Alastuey.

El pasado día 8 ya comenzaba la instalación de la fibra óptica en los primeros pueblos

El pasado día 8 ya comenzaba la instalación de la fibra óptica en los primeros pueblos. Entre ellos, en este primer lote, se encontraban Borau y Escarrilla, cuyos vecinos serán de los primeros incluidos en el plan en poder utilizar Internet en las mismas condiciones que en cualquier ciudad.

A día de hoy son poblaciones que no disponen de servicios de banda ancha ni tampoco había previsiones de que llegara algún operador, pero tras lanzarse hace unas semanas un ambicioso plan para el medio rural altoaragonés, la DPH iniciaba ya el proceso de despliegue en las primeras localidades. Se calcula que, después de una inversión de 4,5 millones de euros y en un plazo de menos de dos años, más de 217.000 personas de todas las comarcas de Huesca podrán estar conectadas a alta velocidad.

Una media de 46 localidades cada trimestre

El calendario de instalación que se está definiendo entre la Diputación Provincial de Huesca y la operadora aragonesa Embou, adjudicataria del contrato, plantea un desarrollo ágil tras estos primeros pasos que contempla una media de 46 cada trimestre, de forma que en los nueve primeros meses haya llegado prácticamente a la mitad de las 321 localidades previstas.

Tras cerrar el proyecto técnico entre ambas partes, este plan llegará con una conexión de 100 megas a los cascos urbanos de las poblaciones, mientras que las zonas diseminadas estarán cubiertas a 30 mbps para garantizar igualmente la alta velocidad. La instalación y la llegada del servicios no supondrá costes para los municipios, ya que la DPH cuenta con cofinanciación de los fondos europeos FEDER que también se realiza en coordinación con la DGA, a la vez que facilita el uso de sus torres de telecomunicaciones.

En estas primeras visitas se decide con el ayuntamiento el plan de despliegue en cada localidad, es decir, dónde se ubicarán los equipos, que siempre será en dependencias públicas. A nivel técnica, se instalará un radioenlace con las torres donde hay red de servicio para realizar desde ahí el cableado de fibra óptica necesario, utilizando postes y canalizaciones existentes, y poder dar el servicio de datos a centros municipales y hogares que lo podrán contratar desde ese momento al mismo precio que en cualquier otro lugar. Al desplegar una infraestructura física se tendrá una red fácilmente escalable que no necesitará nuevas inversiones para aumentar la tasa de datos, para cubrir las viviendas fuera del núcleo urbano habrá otra red vía radio utilizando la tecnología WiMAX o LTE.

Huesca, pionera en conectividad rural

Cuando las fronteras entre la vida analógica y digital no se distinguen, la provincia da un salto real con la conectividad como principio básico para el desarrollo de la actividad en cualquier parte del territorio. Es un servicio de banda ancha sin precedentes en el ámbito nacional no solo por llegar a la práctica totalidad del territorio, sino por hacerlo desde una administración pública directamente con un modelo de contrato pionero que en lugar de la subvención a las operadoras sino ofrece directamente el servicio al ciudadano del medio rural.

La Diputación siempre ha dado los primeros pasos en conectividad: ya en los años 90 se firmaron acuerdos con Telefónica para llevar el servicio a los pueblos de la provincia. Luego llegarían los telecentros, pizarras digitales en las escuelas y la tecnología wimax a mediados del año 2000 para llegar a zonas con dificultadores orográficas, y más recientemente las herramientas de administración electrónica para cada uno de los municipios.

Información relacionada:

ÚLTIMAS NOTICIAS: