El Huesca: una inspiración para los equipos de la Jacetania y el Alto Gállego

El mundo de fútbol es una incógnita y a veces ofrece sorpresas muy positivas para los clubes más modestos. Éste es el caso de la Sociedad Deportiva Huesca, que en muy pocos años ha logrado pasar de Segunda B a Primera División, donde ha sido el último debutante de la competición.

«Soccer (Football)» por  (CC BY 2.0)

El Atlético Sabiñánigo y el CF Jacetano tratarán de seguir el ejemplo de un equipo que hasta el 2008 no había pasado de Segunda B y que ahora disputa LaLiga Santander con varios de los mejores equipos del mundo.

Éste es todo un ejemplo de cómo una buena gestión, con el apoyo necesario y esa pizca de suerte que siempre se necesita, puede acabar con un conjunto modesto que jamás hubiera imaginado el poder jugar en algunos de los mejores campos del mundo ascendiendo a la máxima categoría del fútbol español, donde, a pesar de su humildad, sus hazañas deportivas hacen temblar a muchas apuestas, como cuando puso al todopoderoso Madrid contra las cuerdas, partido que perdió por un gol tras realizar más del doble de disparos, o con su victoria contra un Betis en forma en la noche de Reyes.

El Huesca es el último gran caso de un fenómeno que se está dando con bastante frecuencia en las ligas profesionales

Cabe destacar que el Huesca, club que ha pasado en Tercera División la mayor parte de su historia, es el último gran caso de un fenómeno que se están dando con bastante frecuencia en las ligas profesionales a nivel nacional. Anteriormente, equipos como el Leganés, el Girona o el Eibar lograron subir a Primera por primera vez tras recorrer un camino tremendamente complicado.

La gran ilusión de los oscenses con su equipo ha dado esperanza al resto de clubes de la región y, por eso, en La Jacetania, el Huesca sirve como inspiración para dos de sus principales equipos.

Atlético Sabiñánigo y Jacetano tienen una gestión en la que fijarse

Por un lado está el Atlético Sabiñánigo que, encuadrado esta campaña en el Grupo XVII de la Tercera División, está peleando por mantener la categoría. En una competición tremendamente igualada, la regularidad de aquí a final de curso será la clave para que un equipo que suele aprovechar su buena cantera salga a flote y consiga la salvación de manera matemática.

Por otro lado, destaca el CF Jacetano, conjunto de la capital de la Jacetania que, a pesar de haber estado varias temporadas en Tercera División, actualmente disputa la Primera Regional Preferente en el Grupo I de Aragón, donde se encuentra en una situación similar a la del Sabiñánigo y le tocará sufrir para seguir una campaña más en esta categoría, anterior a Tercera.

Estos dos clubes, tremendamente humildes, tienen un espejo bien cercano en el que fijarse, el Huesca. Lógicamente no conviene obsesionarse con lograr gestas similares, pero sí comparar los modelos de gestión que se pueden llevar a cabo a nivel deportivo para que estos equipos vayan creciendo poco a poco y aspiren a mejorar su situación.

No cabe duda de que para ello es muy importante que cuenten con el apoyo de sus ayuntamientos, uno que les permita crecer y no ocasione problemas logísticos o económicos como ocurrió, por ejemplo, al inicio de la temporada con las obras del Oroel, estadio en el que el Jacetano actúa como local.

ÚLTIMAS NOTICIAS: