Seis lugares cargados de misterio, historia e historias en Jaca

Cae la noche en Jaca, donde el Día de Todos los Santos se escapa entre, el misterio y la oscuridad, para dar paso al recuerdo de los Fieles Difuntos. Es tiempo de almas, almetas, ánimas y totons. De tradiciones, de ancestros y de culto a los muertos. Más allá del cementerio, estos son algunos de los lugares más misteriosos que esconde la ciudad, por su apariencia a la luz de la luna, pero también por los hechos que que hay detrás de sus muros o de su historia. Y no son los únicos…

Seis lugares cargados de misterio en Jaca. En la imagen, la casa del Marqués de la Cadena. (FOTO: Ana López Artillo)

La Ciudadela de Jaca

Puertas que se cierran solas, luces que se apagan sin una explicación lógica, un tren que llevaba averiado durante mucho tiempo en el Museo de Miniaturas Militares -curiosamente, tras el fallecimiento de una persona que trabajó en ese espacio-… Son algunos de los hechos que forman parte de la historia más oscura y desconocida de la Ciudadela de Jaca, donde también hay quien asegura que ha visto merodear, por los pasillos, la figura de un joven militar con una mochila cuando, supuestamente, el edificio estaba cerrado y allí no debería haber nadie. Producto de la sugestión, casualidades o algo más…

Lo cierto es que determinadas circunstancias parecen no tener explicación lógica en el recinto. Cuarto Milenio no pudo resistirse y hace dos años la convirtió en protagonista en una emisión que batió todos los récords de audiencia.

https://www.cuatro.com/cuarto-milenio/alacarta/programa-completo-ciudadela-cuervo_18_3227445879.html

(FOTOS: Ana López Artillo)

La casa del Marqués de la Cadena, misterio y decadencia

Hoy abandonada, la casa del Marqués de la Cadena es uno de los lugares más inquietantes que se pueden encontrar cuando uno pasea en las noches frías de otoño por el casco viejo de la ciudad. Símbolo en otra época de la Jaca modernista y de su esplendor, en el umbral de la antigua Judería, hoy podría representar el decadentismo más absoluto y convertirse en el mejor escenario para una novela de Wilde. Sus cristaleras rotas, sus rejas oxidadas, su aspecto señorial y al mismo tiempo, fantasmagórico, hacen, sin duda, que cuando cae la noche, verdaderamente dé miedo pasar por su entrada.

Casa del Marqués de la Cadena (FOTOS: Ana López Artillo)

El Fuerte de Rapitán

El Fuerte de Rapitán está situado en el cerro del mismo nombre, a más de 1.100 metros de altura, y se comenzó a construir en 1884 como parte de las fortificaciones de las líneas defensivas de la frontera. Desde 1973 su gestión pertenece al Ayuntamiento de Jaca, aunque sigue siendo propiedad del Ministerio de Economía y Hacienda. En 1978 fue sometido a una importante intervención para convertirlo en residencia y centro de actividades culturales.

La última vez que albergó un acontecimiento fue un fin de etapa de la Vuelta Ciclista a España en 2012. Hace unos años, se intervino en las cubiertas y la fachada con el objetivo de ponerlo en valor como espacio cultural. Situado en un lugar estratégico y prácticamente enterrado, nunca llegó a entrar en acción. Un detalle que también otorga cierto misterio a su historia.

A finales de los años 90 abrió sus puertas con motivo de la exposición La Inquisición. Instrumentos de tortura y pena capital. Galerías, túneles y muros lo han convertido en el escenario ideal en los últimos años para arropar esporádicamente la actividad cultural del Ayuntamiento de Jaca. En los últimos días, ha acogido la programación de Halloween. Pero pocos querrían pasar una noche sin compañía entre sus sillares. Especialmente, cuando coinciden fenómenos astronómicos singulares.

Fuerte de Rapitán (FOTO: Rebeca Ruiz)

El Seminario de Jaca, su historia y su misterio

Desde 1610 se sucedieron diferentes seminarios en la ciudad de Jaca, pero no fue hasta 1860 cuando se inauguró oficialmente el antiguo Seminario Conciliar de la Inmaculada Concepción. Este edificio se encontraba en la Calle del Carmen y fue destruido por un gran incendio en mayo de 1924. Ese mismo año, el arquitecto modernista Francisco Lamolla presentó el proyecto de construcción de un nuevo seminario en el lugar que ocupa hoy, junto al Paseo de la Constitución. Como curiosidad, el presupuesto proyectado para la construcción del Seminario de Jaca superaba el millón de pesetas. Finalmente, éste se vio considerablemente rebajado por diversas aportaciones, como la de la piedra de sillería de las canteras de Rapitán, precisamente, cedida por el Ejército. 

Hoy, el edificio, con un halo de misterio, está tapiado por seguridad, con las cristaleras destrozadas y abandonado. Un edificio que parece estar maldito, ya que en los últimos años han sido muchos los proyectos de recuperación que se han planteado y que, por distintas razones, se han visto frustrados.

Seminario de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Misterio en El Paseo de la Cantera, desde el Monumento a la Jacetania hasta el fantasma del Árbol de la Salud

El Paseo de la Cantera, que es uno de los lugares más emblemáticos y bonitos de Jaca, parece dar otra impresión cuando los días acortan. Desde el Monumento a la Jacetania -coloquialmente conocido como Belfegor– hasta el recuerdo del Árbol de la Salud, con su historia y su peculiar final, el paseo sobrecoge por su silencio, que se pierde entre los árboles centenarios, entre sus árboles centenarios. Y si además hay una superluna azul de fondo, como ocurrió hace unos meses, la sensación es indescriptible. Todo misterio.

Oroel, la montaña mágica

Oroel, la montaña mágica, no podía faltar en este recorrido por algunos de los lugares más misteriosos de Jaca. Lugar de leyendas, parada inevitable en la Jacetania mágica, la tradición popular asegura que la Reconquista en Aragón comenzó cuando lo indicaron las hogueras en su cumbre. Se le considera un enclave misterioso y mágico por encontrarse en el vértice oriental de un triángulo que completan San Adrián de Sasabe y San Juan de la Peña. También dicen que sus entrañas esconden un tesoro que nunca fue hallado…

La Peña Oroel y la Virgen de la Cueva. (FOTOS: Rebeca Ruiz)

Y al mencionar Oroel, no se puede olvidar la Virgen de la Cueva. La gruta, hoy inaccesible, se encuentra, literalmente, en el corazón de Oroel, considerada la montaña sagrada de Jaca y su entorno. La ubicación de esta ermita natural no es casual, es un misterio en estado puro. Se halla en un lugar privilegiado, rodeada de manantiales y bosques, que transmiten una energía especial.

La Ciudadela de Jaca, la casa del Marqués de la Cadena, el Paseo de la Cantera, el viejo Seminario, el Fuerte de Rapitán, el Monte Oroel… historia y misterio para la noche de Todos los Santos en Jaca.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: