Jaca y el Valle del Aspe siguen escribiendo su historia

Un momento de la firma. (FOTO: Miguel Ramón Henares)

Jaca y el Valle del Aspe siguen escribiendo la historia del tratado del Valle de Astún. Este sábado, JacaCette-Eygun, Etsaut y Urdos renovaban el Tratado del Puerto de Astún, su primer acuerdo histórico de colaboración transfronteriza. Lo hacían con el tradicional acto de reconocimiento de las mugas, un evento cargado a través de la historia de simbolismo, cultura y tradición pirenaica. Como cada año, desde hace nueve siglos, en el acto se daban cita representantes municipales de ambos lados de la frontera.

ciudadela genérico

Reconocimiento de las Mugas Fronterizas y la Renovación de la Firma del Tratado de Vecindad

Este acto, el Reconocimiento de las Mugas Fronterizas y la Renovación de la Firma del Tratado de Vecindad, data del siglo XII y une desde entonces Jaca con los tres municipios franceses. Este año, el escenario para el acto protocolario, tras el reconocimiento de las mugas, era el Ayuntamiento de Cette Eygun. El programa incluía un almuerzo en Urdos y la actuación del Grupo Oroel de Jaca y el grupo Samaritaine de Oloron Sainte Marie.

Por Rebeca Ruiz

El Grupo de Jora Uruel amenizó el acto. (FOTO: Miguel Ramón Henares)

El Tratado de Vecindad o Traité Vesiau resalta “la antiguedad y solidaridad de los lazos amistosos” que unen a los habitantes de ambos lados del Pirineos a través de una firma que, históricamente, regula las condiciones de utilización de los pastos del Puerto de Astún.

La mención más antigua conocida de la firma de este tratado data del año 1131, con la concesión, por parte del rey Alfonso I de Aragón, de la utilización de los pastos fronterizos de Candanchú, La Raqueta y Espelungué a los monjes del Hospital de Santa Cristina de Somport. Desde 1513, bajo el reinado de Fernando el Católico, Jaca consigue la propiedad indiscutible y para siempre del territorio de Astún, lo que hace necesario un acuerdo con los pastores franceses del Valle del Aspe que, durante siglos, habían aprovechado estos pastos. A partir de entonces, los jurados de la ciudad deberían entregar 100 sueldos jaqueses a los representantes franceses del Traité Vesiau en fechas cercanas al 15 de agosto, día de la Virgen.

La naturaleza del acuerdo se ha mantenido hasta hoyNo obstante, en el siglo XIX, el tratado se completó con los acuerdos de ayuda mutua y, en lo concerniente al Tratado de Astún, quedó fijado que los ayuntamientos de Jaca y el Valle del Aspe tendrían el derecho y la obligación de verificar anualmente si los mojones están perfectamente conservados en su lugar, levantando un acta que después deben enviar a sus respectivos gobiernos.

anuncio camino de santiago


ÚLTIMAS NOTICIAS:

Eric Bastide, expresidente del Club Hielo Jaca, presenta sus cuentas

Más de 100 puestos, en el Mercado Medieval de las Tres Culturas de Jaca

La Policía Nacional detiene a dos personas en Jaca por tramar una suposición de parto

Casi 300 inscritos en la XIV Subida a la Fuente El Paco de Villanúa

Regresa a la Plaza de Biscós el Mercado Jaca Pirineos con teatro, talleres y catas

Villanúa incorpora el cómic a su Feria del Libro, que se celebra este sábado

Jaca se rinde a la fusión musical y la multiculturalidad con el proyecto Casawasqa XXI

San Juan de la Peña: una historia de la que sólo se han escrito las primeras líneas

Comienzan las obras para el Centro del Camino de Santiago en la Casa Don Valero de Jaca

La historia de la gaita y los gaiteros de Graus, en el Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo