El Galicia 64 reivindica su historia con su nueva sala de la Ciudadela de Jaca

El Galicia 64 reivindica su historia con su nueva sala de la Ciudadela de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)
El Galicia 64 reivindica su historia con su nueva sala de la Ciudadela de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El Regimiento de Infantería Galicia 64 de Cazadores de Montaña continúa reivindicando su historia y su estrecha relación con la ciudad de Jaca a través de un nuevo espacio museístico que era inaugurado este jueves en la Ciudadela. La nueva sala, fruto de la reestructuración y modernización del espacio dedicado a las Tropas de Montaña en el Castillo de San Pedro, presenta dos estancias diferenciadas que albergan un recorrido por los hechos más relevantes de la historia del Galicia 64, a través de 25 obras del fotógrafo Jordi Bru; y de una colección de fotografías antiguas, muchas de ellas inéditas, que recogen momentos históricos en los que el Ejército y la ciudad compartieron protagonismo a lo largo de los últimos cien años (El Regimiento Galicia y Jaca).

La nueva sala con la historia de ayer y de hoy del Galicia 64

El acto de inauguración contaba con la presencia, entre otros, del General de División Jesús Claudio Melero, jefe de la División Castillejos y Comandante Militar de Huesca; de Francisco Javier Lucas de Soto, coronel jefe del Regimiento Galicia 64; del coronel director de la EMMOE, José Antonio Jáñez; y del coronel director de la Ciudadela de Jaca, Francisco Rubio, además del Subdelegado de Defensa de Huesca, el coronel Rafael Matilla. Junto a ellos participaban en el evento otras autoridades militares y civiles de Jaca.

El acto comenzaba con unas palabras del coronel Lucas de Soto, que destacaba «la dedicación» y el trabajo realizado por el suboficial mayor del Regimiento Galicia, Alfredo Pradilla, para la creación de la nueva sala. Agradecía, asimismo, su labor al Cabo Javier Moncho y al soldado Héctor Jorge Cubel.

El Galicia 64 reivindica su historia con su nueva sala de la Ciudadela de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Un momento de la visita a la nueva sala. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Por su parte, el suboficial mayor recordaba el reto que ya comenzó algún tiempo y que ahora se materializa en el nuevo espacio. «Nos marcamos hace dos años el objetivo de contar la historia de nuestra unidad y de España a la ciudadanía en general» -explicaba-. Hay que recordar que Alfredo Pradilla también fue el impulsor de la Sala Histórica que el Galicia 64 inauguró en el Acuartelamiento San Bernardo en 2019.

Jordi Bru y la historia del Regimiento de Jaca

El concejal de Jaca Manuel Díez y el general Melero eran los encargados de cortar la cinta inaugural.

Previamente, Jordi Bru recibía el reconocimiento como Embajador Marca Ejército, por su labor en la difusión de la cultura de Defensa, en concreto, al servicio de la promoción y proyección del Ejército de Tierra y del Regimiento Galicia 64. Se trata de un reconocimiento de nueva creación otorgado a representantes del mundo de la cultura, la universidad, las empresas, el deporte o el periodismo, entre otros ámbitos. La Marca Ejército es una iniciativa impulsada a finales de 2020 para mejorar el conocimiento y percepción del Ejército en la sociedad y en esta primera edición recibían la cédula que les acredita como Embajador 124 personas en toda España. Entre ellas, Jordi Bru.

Bru apuntaba que las 25 fotos que se muestran en la nueva sala recogen distintos hitos del Regimiento Galicia «desde el siglo XVI hasta nuestros días». Se trata de «fotomontajes realizados por toda Europa y con recreaciones de batallas con el Regimiento Galicia, recuperando uniformes antiguos», y otras fotos que recogen, ya en la actualidad, el trabajo de la unidad. Y para las que Bru ha acompañado a los militares en maniobras o en distintas misiones internacionales, como el Líbano.

Jordi Bru: «Tengo muchos vínculos con Jaca»

Para Jordi Bru, el nombramiento como Embajador Marca Ejército ha supuesto «una alegría y un reconocimiento a un trabajo hecho que no me esperaba. Es un honor que además venga del Regimiento y de Jaca. Tengo muchos vínculos con esta ciudad. Y es un acicate para seguir haciendo mi trabajo y para dar a conocer el trabajo del Ejército a la sociedad».

Al mismo tiempo, el fotógrafo, que se incorpora a una misión militar en Letonia en menos de una semana, reconocía que para él supone «una responsabilidad a la hora de reflejar la actualidad del Ejército de nuestros días».

Bru, cuya trayectoria está muy ligada al Regimiento de Jaca, está trabajando actualmente en seis fotos más que se incorporarán a los fondos del Galicia, que plasmarán, entre otros hitos de la unidad, el Asedio a Malta. Además, el Regimiento es «uno de los protagonistas» de su nuevo libro, Soldados, donde recoge la historia de España desde la conquista de México, en 1521.

Detalles a tener en cuenta

El nuevo espacio del Regimiento Galicia esconde detalles muy interesantes. Se trata de unas estancias creadas siguiendo últimos criterios para el diseño de instalaciones museísticas, que dan lugar a un espacio envolvente, muy visual y que resulta muy atractivo para el visitante. Un audiovisual introduce la visita a la sala, que, en cualquiera de sus dos espacios diferenciados, ofrece al espectador una clara visión de la importancia que esta unidad militar ha tenido desde sus orígenes.

En las fotografías antiguas quedaron inmortalizados momentos históricos de la ciudad de Jaca en la que los militares comparten protagonismo con la sociedad civil. Algo que contrasta con la colección de Bru, en la que se puede reconocer a militares que forman parte del Regimiento, tanto desempeñando su trabajo actual como formando parte de la recreación de un hito histórico.

Como curiosidad, la sala expone el nuevo escudo del Galicia 64, con las incorporaciones de las últimas intervenciones finalizadas de la unidad: Afganistán (2002-2021) y la Operación Balmis (2020). Asimismo, presenta también el escudo del recién creado Mando de Tropas de Montaña con la denominación Roncesvalles.

La nueva sala museística del Galicia 64 se incorpora a la oferta cultural de la Ciudadela de Jaca, completando otros espacios culturales permanentes como el Museo de Miniaturas Militares, la sala de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales, la Sala de los Premios Ejército, la Sala de la Batalla de Waterloo o la Sala Hechos de Armas, Hechos de Arte -con el legado de Ramón y Cajal-. A ellos hay que sumar los espacios expositivos temporales, que son la Sala Burnao y el Salón Panadería.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: