El ‘Infierno Blanco’ pone a prueba a las Tropas de Montaña en el corazón del Valle de la Ripera

El nuevo Mando de Tropas de Montaña -enmarcado en la División San Marcial– es el principal protagonista del Infierno Blanco, que este miércoles tenía el Valle de la Ripera como escenario y que ha servido para poner a prueba la capacidad de coordinación y de respuesta de las distintas unidades participantes en este ejercicio militar.

Infierno Blanco 2021, ya en su recta final, se desarrolla bajo la dirección del Coronel Jefe del Regimiento América 66, Ignacio José Boudet Marín, y en presencia del General Jefe de la División San Marcial, Juan Carlos González Díez, y del General Jefe del Mando de Tropas de Montaña, Francisco Germán Martínez Lozano. Las conclusiones, a apenas 48 horas de su finalización, no pueden ser mejores, como señala su director.

El Infierno Blanco pone a prueba a las Tropas de Montaña en el corazón del Valle de la Ripera. (FOTO: Rebeca Ruiz)
El Infierno Blanco pone a prueba a las Tropas de Montaña en el corazón del Valle de la Ripera. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El Infierno blanco, Un ejercicio muy positivo para todos los participantes

«Empezamos el ejercicio pensando que era un auténtico desafío, al ser el primer ejercicio del Mando de Tropas de Montaña y el primer ejercicio integrando todas las capacidades de la División. Creo que hemos dado el primer paso hacia adelante de una manera importante y valiente, y poco a poco las unidades que formamos la División nos estamos conociendo más e intercambiando procedimientos, lo que va en beneficio de las Fuerzas Armadas Españolas, del Ejército y de nuestra nación», explica el Coronel Boudet Marín, que ha tenido que enfrentarse a un ejercicio «muy intenso. Y bastante agotador, muchas veces, en cuanto a horas de trabajo y preocupaciones, sobre todo del personal que ha estado controlando el ejercicio, para evitar en todo momento ningún susto que nos complicara la situación».

No obstante, el coronel considera que «el balance es muy positivo absolutamente para todos». Tras el Infierno Blanco, hay más ejercicios de integración programados dentro de la División San Marcial, que en principio estarán liderados por cada una de las unidades que la componen.

La ambientación del ejercicio Infierno Blanco se basa es una supuesta crisis en la que interviene un enemigo con capacidades convencionales y asimétricas (milicias paramilitares), en el exigente escenario del Pirineo Aragonés.

Todas las unidades de la División San Marcial toman parte en el ejercicio Infierno Blanco 2021

Todas las unidades de la División San Marcial toman parte en el ejercicio Infierno Blanco 2021: el Mando de Tropas de Montaña, que integra a los regimientos Galicia 64 (Jaca) y América 66 (Berrioplano) de Cazadores de Montaña, la Brigada Paracaidista, el Mando de Operaciones Especiales, las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, el Regimiento de Operaciones de Información, equipos de Guerra Electrónica y apoyos de montaña de la Brigada Aragón.

El ejercicio está diseñado para «preparar y adiestrar al grupo táctico de montaña en operaciones de respuesta inmediata» sobre la base del Regimiento de Infantería de Cazadores de Montaña América 66, coordinando al resto de capacidades de la División San Marcial -helicópteros, equipos de reconocimiento avanzado (Compañía de Esquiadores Escaladores del Mando de Tropas de Montaña y Compañía de Reconocimiento Avanzado de la Brigada Paracaidista) y Equipos de Operaciones de Información-, y que opera a su vez con elementos de Operaciones Especiales.

Los regimientos de Infantería de Cazadores de Montaña Galicia 64 (Jaca) y América 66 (Berrioplano) -junto a la Jefatura y Cuartel General de Pamplona- integran el Mando de Tropas de Montaña, que a su vez forma parte de la División San Marcial junto al Cuartel General de la División San Marcial, la Brigada Almogávares VI de Paracaidistas, el Mando de Operaciones Especiales Órdenes Militares y la Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra Regimiento de Operaciones de Información número 1.

Del Valle de la Ripera hasta Tendeñera

El teniente de Infantería del Regimiento América 66 de Cazadores de Montaña Antonio Pérez Urieta, uno de los participantes en el ejercicio táctico, explicaba su cometido en el Infierno Blanco: «Estamos simulando que hemos sido desplegados en un país para asegurar el mantenimiento de la paz y que se pueda realizar un referéndum de manera pacífica. Aquí estamos limpiando el terreno de las fuerzas que tratan de boicotear el proceso para que el referéndum se lleve a cabo de manera pacífica, democrática y legal», explicaba. Para ello, se lanzaba un ataque que combinaba las fuerzas de Infantería con la acción de los helicópteros. «Somos una unidad que está acostumbrada a moverse por este terreno», recordaba el teniente Pérez Urieta. Partiendo desde el Valle de la Ripera, por el Fajón de las Flores, hasta Tendeñera, su misión pasa por neutralizar cualquier amenaza a lo largo de este recorrido.

El Infierno Blanco contempla prácticas sobre planeamiento y operaciones en montaña invernal; planeamiento, mando y control de unidades y acciones de asalto aéreo en montaña. Conducción del apoyo de fuego de helicópteros, empleo de cámara táctica (Operaciones de Información), coordinación entre unidades de montaña, paracaidistas y operaciones especiales y helitransporte completan la instrucción que se desarrolla en el marco del Infierno Blanco.

El papel del enemigo en un escenario de gran realismo

En las líneas enemigas, el sargento del segundo pelotón de la segunda sección de la Segunda Compañía del Regimiento de Infantería Galicia 64 de Cazadores de Montaña Ramón Ruano Torregrosa repasaba su actuación en el Infierno Blanco: «Nuestro papel, fundamentalmente, ha sido recrear al enemigo que se oponía al Regimiento América 66. La compañía a la que se nos ha encomendado la misión se ha dividido por pelotones, cada uno de los cuales se encuentra actuando en una zona distinta de la zona».

En su caso, en concreto, se simulaba una milicia árabe que hostigaba a una compañía que iba realizando una aproximación de oeste a este, con la misión de tomar la zona para garantizar la celebración de un referéndum, en el contexto de la ambientación del ejercicio.

Óscar Morío Pastor, encuadrado en la misma compañía del Galicia 64, señalaba cómo había sido su misión: «Teníamos que resistir en esta posición. La compañía de Pamplona que ha venido a asaltarnos tenía que tomar esta zona, defenderla de cualquier fuerza que pudiera llegar del norte y realizar una evacuación en helicóptero de una baja que han tenido». El militar del Regimiento de Jaca, que ya se había enfrentado antes a otros ejercicios similares, destacaba del Infierno Blanco su realismo, con la intervención de «fuerzas aeromóviles, helicópteros tanto de combate como de transporte, con un ambiente mucho más real que se traduce en una mayor recompensa para los participantes en el ejercicio».

Entre el personal participante en el Infierno Blanco 2021 se cuenta más de un centenar de militares del Regimiento de Infantería Galicia 64 de Cazadores de Montaña, a los que hay que sumar los que prestan labores de apoyo, ya que el centro de operaciones del Infierno Blanco está instalado en el Acuartelamiento La Victoria de Jaca. En esta ocasión, su papel en el escenario del ejercicio es el del enemigo -una milicia paramilitar- en el escenario del ejercicio. En las líneas amigas, el Regimiento de Jaca está presente a través de varias patrullas dirigidas a misiones de reconocimiento. Hay que recordar que otra parte del Galicia 64 se encuentra en estos momentos preparando su próxima misión en El Líbano en el campo de maniobras de San Gregorio, en Zaragoza.

Morteros y Apoyo de Fuego

En un ejercicio de estas características, intervienen distintas unidades y su papel en de vital importancia para el buen desarrollo del mismo. El apoyo con fuego es fundamental, y decisivo en una situación real como la que se planteaba como ambientación del Infierno Blanco.

teniente Martín Ferradas Eíto, jefe de la Sección de Morteros Medios del Batallón Montejurra, se responsabilizaba de un asentamiento con la misión «de apoyar por el fuego el avance de dos subgrupos tácticos en su avance para tomar los puntos claves del terreno». En un corto espacio de tiempo, sus soldados trasladaban una posición más retrasada hacia la zona más caliente del conflicto, con el fin de «tener suficiente alcance» con sus armas.

Paralelamente, el jefe de la Unidad de Apoyo de Fuego, el teniente Cristian González, tenía como misión apoyar a la unidad de maniobras. A lo largo del ejercicio, su equipo tenía previstos tres cambios de posición, que se han ido desarrollando sin incidencias, como el resto del ejercicio. Hay que tener en cuenta que, en su caso, al tratarse de piezas remolcadas, la dificultad para acometer su cometido es mayor, debido a que el medio es un terreno montañoso.

Medios materiales participantes en el desarrollo del Infierno Blanco 2021

En el ejercicio Infierno Blanco destaca la participación de dos helicópteros Tigre (BHELA I), dos helicópetros Superpuma/Cougar (BCG y BELEME II) y un HT-29 (BHELMA III). Además, participan equipos de transmisiones (Estación Soria, estaciones TLB-50 IP y estaciones satélite TLX-5 IP), un medio de Guerra Electrónica GAMO, medios de obtención de información de las diferentes unidades y vehículos TOM (Transporte Oruga de Montaña).

Las maniobras comenzaban en Agoncillo y la Sierra de Cameros (La Rioja), para seguir por la zona de Ainielle y el Refugio de Otal, con una primera fase centrada en la obtención de información sobre el supuesto enemigo. Posteriormente, la siguiente fase -que se desarrollaba durante las últimas horas- se basaba en una operación de asalto aéreo. El ejercicio concluirá con la expulsión del enemigo, progresando de oeste a este, desde Panticosa y con Tendeñera como telón de fondo. Numerosos escenarios y situaciones que requieren un importante esfuerzo de coordinación de medios personales y materiales en el primer ejercicio del nuevo Mando de Tropas de Montaña, que ha pasado con nota su primer desafío y que ha puesto de manifiesto el alto nivel de preparación de las Tropas de Montaña y del Ejército Español.

Por Rebeca Ruiz (texto y fotos)

Galería completa de fotos:

ÚLTIMAS NOTICIAS: