Libros que caminan por el Camino de Santiago, desde Somport a Undués de Lerda

La Asociación Amigos del Camino de Santiago de Jaca y la Biblioteca de Villanúa se han visto obligados a aplazar la jornada de bookcrossing o suelta de libros que, en principio, iba a celebrarse el próximo domingo, 2 de mayo, y que ha tenido que ser cancelada como consecuencia del confinamiento perimetral del municipio de Jaca y Las Cinco Villas anunciado por el Gobierno de Aragón. La actividad, aplazada para otra fecha aún por determinar, tendrá lugar a lo largo de los 96 kilómetros del Camino de Santiago francés, que transcurre por Aragón y gran parte de La Jacetania, desde Somport hasta Undués de Lerda. Bookcrossing es una práctica original de EEUU, consistente en dejar libros en lugares públicos para que sean recogidos por otros lectores, quienes, a su vez, una vez leídos, pueden ser manteniendo la cadena, depositándolos en otro lugar.

(ÚLTIMA HORA!!INFORMACIÓN ACTUALIZADA. 29.04.2021, 20.30 horas)

Ante el anuncio de confinamiento del término municipal de Jaca y la comarca de Las Cinco Villas (Undués de Lerda), decretado por el un Gobierno de Aragón, la asociación Amigos del Camino de Santiago de Jaca y la Biblioteca de Villanúa nos vemos obligados a aplazar la actividad Libros que caminan prevista para el 2 de mayo. El trabajo de seleccionar, codificar, etiquetar y embolsar más de 100 libros, ya realizado, para depositarlos en los 96 Kilómetros que distan desde Somport a Undués de Lerda queda pospuesta para otra fecha a determinar ante la imposibilidad logística de recorrer todo el Camino en estas circunstancias. Lamentamos que el COVID esté tomando en nuestra zona unas dimensiones que nadie deseaba.

Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca y Biblioteca de Villanúa. (INFORMACIÓN ACTUALIZADA)

Aunar la aventura personal que supone recorrer el Camino con la aventura literaria que se inicia cada vez que se abre un libro

«Desde la asociación hemos querido aunar la aventura personal que supone recorrer el Camino con la aventura literaria que se inicia cada vez que se abre un libro y nos dejamos atrapar por sus palabras. Durante el pasado año, un año tan difícil, con nuestras relaciones sociales reducidas a encuentros virtuales, la lectura supuso una ventana donde poder sumergirnos bien como distracción o bien como aprendizaje; una herramienta mental necesaria para soportar el confinamiento», explica Javier Gazapo, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca.

«A su vez, recorrer el Camino, supone un ejercicio, por supuesto físico, pero también mental, por cuanto tras varias horas de caminatas, las reflexiones sobre nuestras debilidades, el encuentro consigo permite abstraernos y ofrecer un gran alivio sobre nuestro propio confinamiento personal», recuerda Gazapo.

Libros que caminan por el Camino de Santiago, desde Somport a Undués de Lerda
Libros que caminan por el Camino de Santiago, desde Somport a Undués de Lerda.

La colaboración de las bibliotecas de Jaca, Canfranc y los albergues del Camino de Santiago para la suelta de libros

«Para esta actividad, contamos con la colaboración de las bibliotecas de Jaca y Canfranc además de los albergues de A’Noguera de Castiello de Jaca, el Albergue de Artieda, el Albergue de Ruesta, el Albergue de Undués de Lerda y la inestimable colaboración de forma desinteresada de varios voluntarios, quienes, además de participar en la organización, depositaran los libros en el Camino. Estos serán de distintas temáticas: infantiles, juveniles, novela, etc.», añade el presidente de Jaca Jacobea.

Desde la organización de esta iniciativa se invita «a todo el mundo, peregrino o no, a recorrer el Camino francés por Aragón, recogiendo los libros que más puedan interesarles, darles una nueva vida, leyéndolos y volviendo a dejarlos libres en el Camino, para de esta forma poder recorrer esta vía de comunicación por la que antiguamente los peregrinos circulaban trasportando nuevas ideas a lo largo de toda Europa».

Libros con todas las medidas de seguridad frente al COVID

La mayoría de los libros depositados han sido codificados según las pautas marcadas por esta práctica, para poder, hacer un seguimiento de estos. Como protección ante posibles inclemencias climáticas, los libros irán enfundados en bolsas biodegradables. Una vez que esté el libro fuera de esta, es conveniente depositar las bolsas en contenedores. El cuidado y respeto del Medio Ambiente es cuestión de todos.

En materia de prevención del COVID, los organizadores realizarán el trabajo de manipulación, registro y embalado de forma higiénica y siempre con las manos desinfectadas. Tras este proceso, los libros pasarán un periodo de cuarentena de 48 horas antes de ser dejados en el Camino. Tiempo suficiente para eliminar cualquier rastro del COVID en los libros, en caso de una supuesta infección accidental.

«Este es un ilusionante proyecto en el que esperamos que alguno de los libros pueda llegar hasta Santiago de Compostela. Y completar de esta manera el Camino de Santiago. Y continuar allá donde el destino quiera llevarlos», explica Gazapo. «A su vez, ofrecemos, en esta actividad, otra forma de recorrer el Camino francés, conocerlo, experimentarlo y sentirlo nuestro», concluye.

ÚLTIMAS NOTICIAS: