La emocionante historia de la Policía Nacional de Jaca en el cumpleaños de Toñi

La Policía Nacional de Jaca protagonizaba una de las historias más bonitas y emocionantes que se están viviendo en la ciudad desde que se declarara el Estado de Alarma por la crisis del coronavirus: el cumpleaños de Toñi, que quedará por mucho tiempo en los corazones de los jaqueses.

Agentes de la Policía Nacional estaban realizando una patrulla peatonal por el centro de Jaca, y una señora mayor, Toñi, al verlos, salió a aplaudirles a su balcón. La mujer quería agradecerles su labor en las calles durante la crisis sanitaria del Covid-19. Algún otro vecino también se asomó y explicó a los agentes que era el cumpleaños de la señora.

POLICÍA NACIONAL. El policía, sobre su coche, le entrega los pasteles a Toñi.
POLICÍA NACIONAL. El policía, sobre su coche, le entrega los pasteles a Toñi.

Cumpleaños feliz desde los balcones

Al saberlo, y espontáneamente, los policías regresaron a la Comisaría de Jaca para recoger unos dulces que la pastelería Echeto había entregado a los Servicios de Emergencia. Con ellos, volvieron nuevamente a la calle de Toñi -esta vez en coche- y, en un cariñoso gesto, se los regalaron a la mujer.
Allí, uno de los policías no dudó en subirse en el vehículo policial para alcanzar el balcón de la señora y se vivieron unos momentos muy especiales. Todos cantaron el cumpleaños feliz a Toñi en este improvisado y singular escenario.

Agradecimientos mutuos y un cumpleaños muy especial

«Muchísimas gracias, a todos -se le escucha, emocionada, a la señora-. Cuando pase esto, ya tomaremos algo», tras lanzar un beso al policía que le alcanzó los pasteles hasta el balcón, y que era respondido con el mismo gesto por el agente. Sin duda, una de las grandes, solidarias y emotivas historias que se repiten cada día en el rincón más inesperado y que suponen la cara más esperanzadora de la pandemia.

Entre los aplausos de los ciudadanos que fueron testigos de este momento, se vivieron unos momentos muy especiales, que hicieron saltar más de una lágrima. Gracias a sus vecinos, y al bonito y espontáneo detalle de los agentes, que quisieron entregarle (debidamente protegida y en una bolsa, para evitar contagios) la bandeja de dulces, y a pesar de las circunstancias, Toñi ha vivido un cumpleaños que no podrá olvidar en mucho tiempo.

Muestras de agradecimiento en plena crisis sanitaria

Las muestras de agradecimiento entre los ciudadanos y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el Ejército se repiten, durante los últimos días, en muchos rincones de Jaca. Así, el pasado lunes, eran agentes de la Policía Nacional y la Policía Local los que acudían a hacer sonar sus sirenas frente al Hospital de Jaca, en un gesto que se convertía en un homenaje mutuo entre los profesionales al arrancar en aplausos el personal del centro sanitario.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: