Jacetania es trufa: el ‘oro negro’ en su máxima expresión

Jacetania es trufa: el oro negro en su máxima expresión. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Jacetania es trufa: el oro negro en su máxima expresión. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Jacetania es trufa. Durante los dos últimos fines de semana de febrero, 17 establecimientos de la comarca ofrecerán las mejores y más sorprendentes propuestas en las Jornadas de la Trufa de Acomseja, que alcanzan su séptima edición, tras el parón obligado de 2021 como consecuencia de la pandemia. Una oportunidad para descubrir y redescubrir un único producto con sello Jacetania, a través de todo un abanico de posibilidades gastronómicas. En versión tapa, ración, plato o menú, es el momento de la trufa de La Jacetania.

Jacetania es trufa 2022

Casa Coarasa se convertía en el escenario para la puesta de largo de Jacetania es trufa 2022. Marian Bandrés, presidenta de Acomseja (Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania), volvía la vista atrás para recordar cómo las jornadas, ya consolidadas tras el paréntesis obligado por la pandemia, arrancaron en 2014 «como apoyo al incipiente cultivo -en aquel momento- de la trufa en nuestro territorio».

Una apuesta por el oro negro en la que se sigue trabajando actualmente desde la organización empresarial codo con codo con los productores locales. Con el reto, explica Bandrés, de «consolidar La Jacetania como destino gastronómico de trufa».

Por eso, seguir impulsando la trufa, en el contexto de la proyección del producto de proximidad, es uno de los objetivos de Acomseja con unas jornadas que se afrontan con «mucha ilusión», apunta su presidenta, que recuerda, no obstante, que numerosos restaurantes de la zona ya han incorporado el oro negro a sus cocinas y lo trabajan «excelentemente» desde hace tiempo.

Este año, las jornadas se celebrarán los días 18, 19 y 20 y 25, 26 y 27 de febrero.

Un cultivo consolidado en La Jacetania

Paco Coduras (productor de La Trufa San Babil, en Santa Engracia) considera que el cultivo de la tuber melanosporum está consolidado. El hongo se introdujo en la zona a mediados de la década de los 2000 -aunque no se comenzó a comercializar hasta hace una década-. Hoy, una veintena de establecimientos de hostelería de la zona «consumen habitualmente trufa durante todo el invierno», explica el truficultor.

Actualmente, entre La Jacetania y el Alto Gállego se cultivan en torno a 200 hectáreas de trufa (Sabiñánigo, La Guarguera o la Canal de Berdún concentran la mayor parte de la producción). En toda la provincia de Huesca, están destinadas en torno a 1.600. Coduras destaca el valor añadido de la trufa jacetana. El hecho de ser un producto de proximidad, en el sentido más amplio de la palabra, permite disfrutarlo en su máxima expresión. Al final, «la trufa es aroma, sabor y pasión», explica. Es la mejor definición para el oro negro de La Jacetania.

17 establecimientos de hostelería participan en Jacetania es trufa 2022

Jacetania es trufa contará, en esta ocasión, con 17 participantes: Casa Coarasa, Marboré, La Raca, Jaizkibel, La Cocina casa de comidas, Bachimala, Biarritz, Cobarcho, El Almacén, El Acebo, El Parque, Equiza, La Cadiera, Lilium, El Molino de Larués, Oroel y Polifemo.

Para Agustín Coarasa (Casa Coarasa), las jornadas suponen «una herramienta para visibilizar el producto local». Y, al mismo tiempo, «un desafío» para los restauradores jacetanos. En su caso, y fieles a su propuesta gastronómica, trabajarán en la fusión de la comida típicamente argentina con la trufa. Presentarán una milanesa trufada, como plato estrella. También servirán una versión de su pasta fresca y artesana rellena de trufa. Y, para tapear, apuestan por un hojaldre de trufa.

Salidas al campo y una importante campaña audiovisual

En cuanto a las actividades paralelas, Joaquín Fernández, del Grupo Micológico La Usonera, explicaba que este año se han previsto tres salidas privadas para conocer cómo se cultiva la trufa, que se realizarán con grupos micológicos franceses. En concreto, procedentes de Tarbes y Pau. Serán los próximos días 19, 20 y 27 de febrero.

Para apoyar las jornadas, Acomseja impulsará una importante campaña audiovisual, explicaba Alejandro Cabonell, director comercial de la organización. Para ello, se difundirán carteles con un código QR con el que se podrá acceder a todos los detalles de la propuesta, con un mapa para localizar los establecimientos participantes. Y vídeos con algunas de las recetas de cada establecimiento participante.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: