Nuevo avance en las obras de la Variante de Sabiñánigo

El Consejo de Ministros, en su reunión de hoy, ha autorizado al Ministerio de Fomento a licitar el contrato de obras: Autovía Mudéjar (A 23). Tramo: Sabiñánigo (Este) – Sabiñánigo (Oeste), por un valor estimado del contrato de 76.767.157,93 euros. La autovía A-23, junto con las autovías A-21 Pamplona–Jaca y A-22 Huesca-Lleida, constituirá una alternativa al valle del Ebro para comunicar la cornisa Cantábrica con Cataluña, indica Fomento en una nota de prensa.

Esta licitación, que supone un nuevo e importante avance para la autovía A-23, se suma a la puesta en servicio, el pasado mes de marzo, de los dos tramos entre Alto de Monrepós y Lanave.

Características técnicas

Las obras se corresponden con el tramo de autovía A-23 de nueva planta que va a sustituir a la N-330 entre el enlace de Sabiñanigo Este (p.k. 406 de la A-23, junto al p.k. 626 de la N-330, y la intersección con la N-260 hacia Fiscal) y el enlace Sabiñanigo Oeste (cerca del p.k. 633 de la N-330), que sirve de conexión con el tramo de la A-23 ya construido entre Sabiñánigo y Jaca.

El tramo se localiza íntegramente en el término municipal de Sabiñánigo, avanzando en sentido Noroeste como variante de la carretera N-330, por el exterior del vertedero de Sardas y del núcleo de Aurín.

La actual N-330 quedará como vía de servicio, actuando sobre la misma en varias de sus intersecciones para convertirlas en glorietas cerradas: la primera con la carretera de Sardas (p.k. 627,100), la segunda en Aurín (p.k. 628,260) y otra situada más al norte (p.k. 629+455).

El trazado incluye tres enlaces

Enlace de Sabiñánigo Este (P.K. 0+000 del tronco de la autovía, ya construido, únicamente se proyectan los ramales del lado Jaca).Enlace con la carretera N-260 de Biescas (P.K. 4+890 del tronco de la autovía).Enlace de Sabiñánigo Oeste (P.K. 7+960 del tronco de la autovía).
Con respecto a la sección tipo del tronco, está compuesta por 2 calzadas de 2 carriles de 3,50 m cada uno, arcenes exteriores de 2,50 m cada uno, arcenes interiores de 1,00 m cada uno.

Se han previsto un total de 18 estructuras, de las cuales 3 son viaductos sobre ríos o vaguadas profundas, 4 sobre arroyos de menor entidad, 5 son pasos superiores de camino o carretera, 3 son pasos inferiores de autovía, 1 paso inferior de vía pecuaria y 2 estructuras de enlace. Dentro de ellas destaca por su importancia el viaducto sobre los ríos Gállego y Aurín de 936 metros de longitud, con vanos de luces importantes para garantizar la mínima afección y máxima permeabilidad.

Satisfacción en Sabiñánigo por el anuncio

La alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, acompañada del teniente de alcalde Rubén Villacampa, mostraban su satisfacción por el anuncio. “Ha sido un proceso largo, que se aprobó en 2016, pero que no se había materializado hasta ahora”, “con las quejas y reivindicaciones de Aurín que han hecho que empujáramos un poco más”.

En este sentido, Fernández aseguraba que, durante los últimos meses, se han mantenido numerosas reuniones y agradecía el respaldo para la agilización de los trámites necesarios para la construcción de la variante a la subdelegada de Gobierno, Isabel Blasco; a Rafael López Guarga, jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón; al director general de Carreteras, Javier Herrero, y a la senadora Begoña Nasarre, cuyo respaldo ha hecho posible “que esta noticia sea hoy una realidad”.

(FOTO: Rebeca Ruiz)

Próximos pasos

Ahora, el siguiente paso será la publicación del proyecto en el BOE, la licitación y la posterior contratación de las obras. La intención de Fomento “es comenzar a trabajar a final de año de forma efectiva en la construcción de la Variante de Sabiñánigo”, explica la alcaldesa. El tramo contempla tres rotondas (el acceso a Latas, el enlace con la autovía que va hacia Jaca y el acceso a Aurín), por donde, al parecer, van a comenzar los trabajos. “Ya se ha trasladado la noticia al alcalde de Aurín”, explicaba Fernández, a lo que añadía que se trata de una infraestructura que sin duda “mejorará la seguridad vial de los ciudadanos”.

No obstante, teniendo en cuenta que “los plazos de ejecución son largos -de 40 meses-, el próximo lunes, Tráfico visitará el Cruce de Aurín para estudiar la colocación de un radar que mejore la seguridad en la zona mientras se termina la variante”, anunciaba la alcaldesa.

Por Rebeca Ruiz

(FOTO: Rebeca Ruiz)

ÚLTIMAS NOTICIAS: