Tres libros imprescindibles sobre la Tierra de Biescas para sobrellevar los días en casa

Estos días extraños que nos ha tocado vivir tienen también sus aspectos positivos; y uno de ellos es, sin duda, que nos hemos alejado del ritmo de vida acelerado en el que casi todos estábamos inmersos y, por lo general, tenemos, de una manera u otra, más tiempo para el ocio.

La lectura es uno de esos hábitos que generalmente postergamos y tal vez ahora sea un buen momento para retomarlo.

Desde la Oficina de Turismo de Biescas, queremos recomendaros hoy tres lecturas que tienen que ver con nuestra tierra, tres libros que nos gustan especialmente, y que, seguramente, tengáis en vuestras estanterías:

Memoria de un montañés, de José Satué Buisán, una buena idea para estos días

Memoria de un montañés es un libro autobiográfico que narra las memorias de José Satué, nacido en Escartín a principios del siglo pasado, recogidas por su hijo, José María Satué. En la primera parte el libro relata los años que José vivió en Escartín, centrándose en el último año antes del momento de cerrar la casa y emigrar a Huesca y, en la segunda, sus vivencias en una ciudad, en la que, como el título de esta parte indica, se sintieron trasplantados. Escrito con un estilo claro y conciso, este libro nos adentra de primera mano en el estilo de vida y tradiciones de Sobrepuerto, así como en el sentimiento de sus habitantes, antes y después de tomar la dura decisión de cerrar sus casas en busca de un futuro mejor.

2. Diccionario de signos, símbolos y personajes míticos y legendarios del Pirineo Aragonés, de José Miguel Navarro López

Sumergirse en el Diccionario de signos, símbolos y personajes míticos y legendarios del Pirineo Aragonés resulta un viaje apasionante al sentir más profundo de los habitantes del Pirineo. Descubriremos en él símbolos telúricos, elementos protectores, seres mitológicos y otras huellas que nos llevan a reflexionar sobre las creencias de aquellos que nos precedieron en estas montañas y de cómo, de un modo u otro, se ven reflejadas también en nuestra manera de pensar. Publicado en 2018, recoge más de cuatrocientas voces y trescientos topónimos, en una muy cuidada edición con preciosas fotografías y maravillosas ilustraciones de Merche Pérez Betrán y Eva Caballero.

3. La lluvia amarilla, de Julio Llamazares

Aunque se trata de una historia de ficción, la historia de Andrés, su protagonista, trascurre en el despoblado de Ainielle, en el que seguro que muchos de vosotros habéis estado.

Andrés es el último habitante de este lugar y su monólogo retrospectivo difumina los límites entre el tiempo real y la memoria, lo real y lo soñado, la cordura y la locura, la soledad y la muerte, en un relato que sobrecoge  desde su primera frase, ya por muchos conocida: «Cuando lleguen al alto de Sobrepuerto estará, seguramente, comenzando a anochecer…». Escrito con un lenguaje poético muy cuidado, con un dominio magistral de la metáfora sobre la que gira toda la narración, esa lluvia que todo lo tiñe de amarillo, La lluvia amarilla, de Julio Llamazares, publicado en 1988, se convirtió pronto en símbolo del éxodo rural que sufrió nuestra tierra en la década de los sesenta.

Grandes lecturas para días excepcionales

Para esta recomendación hemos seleccionado sólo tres libros, pero tenemos la suerte de contar con muchos otros que hablan de esta tierra, de su historia, de sus gentes, paisajes, tradiciones o leyendas. Os animamos a revisar los que tengáis en casa en estos días excepcionales, que como ya dijo aquel dramaturgo francés, «la lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren«.

ÚLTIMAS NOTICIAS: