Lencería Ana, cuando el buen gusto y la pasión por la moda y el comercio van de la mano

Lencería Ana, cuando el buen gusto y la pasión por la moda y el comercio van de la mano. Gemma Arasanz, propietaria de Lencería Ana.
Lencería Ana, cuando el buen gusto y la pasión por la moda y el comercio van de la mano. Gemma Arasanz.

Gemma Arasanz es la propietaria de Lencería Ana, un establecimiento de referencia en Sabiñánigo desde hace más de dos décadas. Apasionada del comercio y de la moda en lencería y corsetería, ha hecho de su tarjeta de visita la esmerada atención y el trato cercano con sus clientes, un gusto exquisito y la mejor calidad. Un clásico que ha sabido evolucionar y adaptarse a los gustos de la sociedad actual y a las últimas tendencias, hasta convertirse en un ‘imprescindible’ en el comercio serrablés.

Lencería Ana, pasión por el comercio

«Soy Gemma, propietaria de Lencería Ana -nombre tomado de una de mis hermanas- cuyo negocio nació en 1978 de mi pasión por el comercio, aprovechando que había un hueco en el mercado para la lencería y corsetería en Sabiñánigo. En 2019, y por el mismo motivo, decidí abrir otra lencería en Huesca, la cual ha tenido una excelente acogida.

Mi objetivo ha sido siempre facilitar la elección de la ropa interior, tanto en hombre, como en mujer, y que la comodidad de esta no esté reñida con la moda. En las dos tiendas ofrecemos un asesoramiento en el punto de venta, especialmente útil en la corsetería, puesto que la mayoría de las mujeres no saben su talla de sujetador, y necesitan ese asesoramiento, sobre todo en una prenda compleja como es el sujetador, en la que intervienen dos factores- la copa y el contorno-. Mi clientela valora ese asesoramiento y la confianza que tienen en nuestra experiencia.

Me encanta el trato con el público, que considero muy gratificante, y del que cada día aprendo, lo cual me motiva para seguir adelante en estos tiempos en los que encadenamos una crisis tras otra.

Del trato cercano con mis clientes aprendo cada día, analizo sus requerimientos y adapto mis productos a sus necesidades. Somos especialistas en corsetería, y trabajamos mucho las copas y contornos grandes, que cada vez tienen más demanda entre nuestra clientela. También disponemos de  una línea de sujetadores aptos para prótesis, para mujeres sometidas a mastectomía. Trabajamos la ropa interior de caballero, corsetería, baño, y lencería de señora y caballero, cuya demanda de pijamas y camisones en tallas grandes aumenta cada temporada. En los últimos años, he notado entre nuestra clientela una tendencia a adquirir ropa interior de algodón orgánico, por lo que trabajamos varias marcas de señora y caballero que lo comercializan.

Me gusta estar al día de las últimas novedades, y estar pendiente de los gustos de nuestros consumidores, por lo que acudo de vez en cuando a ferias comerciales, como el Salón Internacional de Moda Íntima de París.

Estoy muy presente en las redes sociales, como Facebook, Instagram y Whatsapp Business, que me permiten estar en continuo contacto con mis clientes, y que tras ver los productos en ellas, acuden al establecimiento, por lo que, junto con el escaparate, se convierte en una herramienta de marketing muy poderosa, y muy práctica para la clientela.

Espero poder estar unos años más al servicio de mis clientes en Sabiñanigo y Huesca, y que nos sigan eligiendo para adquirir su ropa interior«.

Por Gemma Arasanz (Lencería Ana)

ÚLTIMAS NOTICIAS: