La Fiesta del Queso del Valle del Aspe desborda todas las expectativas en Canfranc

La Fiesta del Queso del Valle del Aspe desborda todas las expectativas en Canfranc. (FOTO: Rebeca Ruiz)
La Fiesta del Queso del Valle del Aspe desborda todas las expectativas en Canfranc. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La tradicional Fiesta del Queso del Valle del Aspe desbordaba todas las expectativas y atraía a miles de personas hasta Canfranc. Por primera vez, la Fête du Fromage de Etsaut cruzaba la frontera y, tras el éxito de la jornada, el Ayuntamiento de Canfranc se plantea abrir sus puertas en sucesivas ediciones a un certamen que va más allá de un mercado y que refleja costumbres, oficios y tradiciones comunes a ambos lados de los Pirineos. Y reivindicaciones históricas compartidas, como la reapertura del Canfranc.

El Valle del Aspe, en Canfranc

55 puestos, la mayoría productores y artesanos franceses, pero también con una pequeña representación de españoles, se convertían los protagonistas de esta celebración en torno al queso, pero también a los alimentos autóctonos y de kilómetro cero y a la agroalimentación. Miel, dulces o embutidos de todo tipo se podían encontrar en los diferentes puestos instalados en el Paseo Marítimo y el puente Albert Le Lay. Una pequeña granja, exhibiciones, una conferencia sobre el futuro del ferrocarril -con CREFCO y CRELOC, las coordinadoras que trabajan desde hace años por la reapertura del Canfranc-, degustaciones y música francesa y española completaban la propuesta. Los Músicos de la Solana tampoco han faltado a la cita. Y también había espacio para la Junta Local de Jaca de la Asociación Española Contra el Cáncer.

A lo largo de la jornada, se ha podido ver en la Fête de Fromage a varios alcaldes de la provincia de Huesca -como el de Aísa, el de Castiello y el de Huesca– y a los miembros de la Corporación Municipal de Canfranc -entre ellos, a la concejala de Ferias, Loreto García-.

La Fête du Fromage se celebra en el pequeño pueblo francés de Etsaut, de apenas 80 habitantes, desde casi 30 años, aunque las ferias y mercados en torno al queso en el sur de Francia son mucho más antiguos.

Miles de personas en Canfranc

Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc, recibía a los organizadores de la Fête du Fromage de Etsaut y a las autoridades francesas, entre las que se encontraban Alain Rousset, presidente de la región de Nouvelle-Aquitaine, y el diputado y concejal de Oloron Iñaki Echéniz.

La recepción ha consistido en un sencillo pero entrañable acto donde Didier Santos (La Main à la Pâtte, entidad impulsora de la Fête du Fromage), ha agradecido en español -con traducción simultánea en francés- a los «amigos aragoneses» la posibilidad de celebrar el evento en Canfranc.

Una fiesta que, recordaba, «proviene de una larga tradición de pastoreo en el Valle del Aspe» y que tomó el relevo «a las ferias del queso que existían en Etsaut desde 1890», según está documentado en los archivos de Béarn. Y que estaban muy vinculadas «a las numerosas salinas que almacenaban en aquella época gran parte de los quesos de los pastos de montaña» de esa parte del territorio francés.

Un «mensaje de futuro»

Para Santos, la feria se convertía en «un mensaje de futuro». «Que esta celebración traiga cultura y reflexión» para que «nuestros territorios vivan por mucho tiempo» y «lleven esperanza a la generaciones futuras», añadía. Un poema de Pablo Neruda y el brindis pertinente servía para sellar la declaración de buenas intenciones por ambas partes.

Fernando Sánchez no ocultaba su satisfacción ante «el éxito» de la Feria del Queso del Valle del Aspe en Canfranc. Uno de los acontecimientos que más público ha reunido en el Valle del Aragón después de la pandemia. Reconocía que no esperaba «tanta gente», pero mostraba su alegría por la animación que se ha vivido durante toda la jornada en Canfranc.

Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento de Canfranc se muestra dispuesto a recuperar la experiencia en próximas ediciones. «A ver si podemos repetirlo», señalaba el alcalde, consciente de las dificultades burocráticas que supone organizar un evento de estas características a pesar de tratarse de dos países «de la Unión Europea». En este sentido, Sánchez llamaba a hacer «un esfuerzo» para facilitar este tipo de actividades que generan riqueza y diversidad, ante «las complicaciones de organizar en España una actividad con una asociación francesa».

Si se cumplen los plazos previstos, como todo parece indicar, el próximo año el Ayuntamiento de Canfranc dispondrá de más espacio para la fiesta y para otras actividades con la nueva explanada de la Estación. Una feria compartida entre dos valles a ambos lados del Pirineo donde la montaña, más que separar, une. Y donde el ferrocarril se convirtió una vez -y lo seguirá siendo siempre- en un lazo de futuro.

Por Rebeca Ruiz

Galería completa de fotos:

ÚLTIMAS NOTICIAS: