El centro de animales de la DPH cierra 2018 con 357 adopciones y planes para mejorar sus instalaciones

El balance del último año en el Centro de Recogida de Animales de la DPH deja un crecimiento del 15% en el número de adopciones, con 357 frente a las poco más de 300 con las que se cerraban temporadas anteriores, explica la Diputación en una nota de prensa.

Centro de Recogida de la DPH (FOTO: DPH/P. Otín)

Todos ya son uno más en casa, pero a día de hoy todavía esperan una nueva familia Rubia, cruce de podenco algo esquiva; Estrella, Dady, el carismático husky Bruce o Baloo, un mestizo muy cariñoso. Los trámites pueden realizarse de forma sencilla desde www.dphuesca.es y también se pone a disposición un servicio de entrega a domicilio desde las instalaciones ubicadas en la carretera de Fornillos.

Tendencia positiva y al alza en adopción

La responsable de Desarrollo Territorial y Medio Ambiente, Maribel de Pablo, se refiere a una “tendencia positiva en la adopción” tras la que hay “mucho trabajo diario”. A lo largo de los últimos meses, “nos hemos apoyado en un centro de socialización, siempre en la línea de avanzar, de innovar en el servicio”, resalta la diputada, que, junto al veterinario que lo coordina, José Abarca, explican que allí se puede trabajar con los perros para facilitar su relación con otros animales: “Así vemos cómo pueden adaptarse a diferentes entornos y adoptan otro tipo de conductas sobre todo los que llevan más tiempo con nosotros”, apuntan.

Rubia. (FOTO: DPH)

Nuevas instalaciones

Tras esta experiencia, Maribel de Pablo confirma que la Diputación Provincial va a acometer unas nuevas instalaciones porque, “en su día, cuando se construyeron las actuales en los años 90 eran adecuadas, incluso modernas, pero en este momento se estaban quedando obsoletas para las necesidades”. Es lo que señala la responsable de Desarrollo y Medio Ambiente, adelanta también que ya se cuenta con unos terrenos municipales en la zona de Cuarte, con mayor capacidad y un nuevo modelo donde se prima el espacio de esparcimiento y en el proyecto que hay sobre la mesa el espacio está distribuido por módulos y es autosuficiente.

Repunte de abandonos en navidades y verano

La cifra más alta de adopciones se dio en marzo con 43, seguido de julio y octubre, al llegar a formalizar 38 y 35. Coinciden en gran parte con los repuntes de abandono que se dan después de las navidades y en verano, cuando centros como el de la DPH registran un aumento considerable de trabajo: “Este año se ha dado principalmente en enero, marzo y julio”, precisa el veterinario responsable.

En referencia al destino, José Abarca concreta que los perros adoptados se encuentran en hogares de diferentes localidades de la provincia y otros puntos de la Comunidad. Tal como argumenta, también se gestionan desde este centro técnico veterinario adopciones para otras provincias españolas, principalmente catalanas y los caninos pueden ser reubicados a través de asociaciones y protectoras colaboradoras en familias de otros países, en los últimos meses han viajado hasta Finlandia, Inglaterra, Alemania, Holanda, Francia y a Suiza por primera vez.

Baloo. (FOTO: DPH)

79 caninos han podido volver con sus dueños

A lo largo de 2018 ha habido 79 rescates, que es como se denominan a los perros recogidos que luego regresan con sus dueños, con una media de 6 ó 7 cada mes, donde tienen mucho que ver los microchips incorporados. El número es inferior al del año anterior donde fueron un centenar y supone, junto a la adopción y los cuidados, una de las labores más gratificantes para este centro de recogida con capacidad a día de hoy para 49 canes.

Durante el último año. se han recogido perros en 75 localidades diferentes. En la mayoría de los casos, suele ser un vecino el que se encuentra un perro y da el aviso al ayuntamiento de su localidad. La DPH tiene suscrito un convenio con 150 entidades locales, son las que se ponen en contacto con la perrera provincial para que proceda a recoger al animal perdido y contacte con sus dueños siempre que el perro pueda ser identificado. En caso contrario, el Centro de la Diputación se ocupa de mantener en perfectas condiciones a los animales que tiene en sus dependencias para proceder a facilitar la adopción transcurridos tres días sin que nadie lo reclame.

Estudio de las vacunas contra la rabia

Todos los animales que se dan en adopción se entregan con microchip, vacunados y desparasitados, del que queda constancia en la cartilla sanitaria que tiene cada perro. Los perros están sometidos a un riguroso control sanitario, con chequeos veterinarios regulares por parte de los facultativos del centro.

Además, el centro de la DPH colabora con un estudio pionero a nivel nacional que está desarrollando la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza centrado en las vacunas de rabia para saber cuál es el mejor momento para aplicarla, en qué condiciones es más efectiva y teniendo en cuenta otros parámetros de la vacuna en sí misma con analíticas de sangre.

Para facilitar la adopción, el Centro de recogida y adopción de perros de la DPH cuenta con un amplio horario, además de abrir de lunes a viernes de 9 a 13 horas, se hace lo propio los martes y jueves de 16 a 18 y los sábados y domingos de 9 a 10.30 horas. Las gestiones también pueden realizarse por teléfono (974 340197), el correo electrónico perreraprovincial@dphuesca.es o en www.dphuesca.es, donde se puede descargar el formulario para realizar la adopción y se pueden ver las características de todos los perros que buscan una segunda oportunidad. También existe un servicio a domicilio dirigido a aquellas personas que les resulta difícil desplazarse para recogerlos.

Para poder adoptar uno de los perros es necesario ser mayor de 18 años y abonar 50 euros en concepto de tasas y servicios sanitarios y administrativos. Desde el Centro de recogida de animales de la DPH también se recomienda que antes de proceder a la adopción de un animal se conozca la normativa a cumplir al ser propietario, pues su cuidado exige una serie de obligaciones y responsabilidades a tener en cuenta.

Etiquetado