Cáritas sigue trabajando en erradicar el chabolismo del Barrio San Jorge de Jaca

El chabolismo y la integración de mujeres en riesgo de exclusión social siguen siendo retos prioritarios para Cáritas. Durante los años 2018 y 2019 y dentro del Programa de Innovación para la inclusión -para esos ejercicios- del Gobierno de Aragón, en el marco del Programa Operativo del Fondo Social Europeo 2014-2020, se han llevado a cabo en Cáritas Diocesana de Jaca dos proyectos subvencionados parcialmente a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

Según informa la organización en una nota de prensa, uno de ellos se basa en la búsqueda de una solución a los problemas de chabolismo e infravivienda del Barrio San Jorge de Jaca. Cáritas explica que, en los dos últimos años, han abandonado el barrio 3 familias y quedan pendientes otras 23. El otro programa se centra en ayudar a mujeres en riesgo de exclusión social, en el caso de Jaca, principalmente, de etnia gitana, y en el de Sabiñánigo, dentro del colectivo de población marroquí.

BARRIO SAN JORGE DE JACA. Cáritas trabaja en la erradicación del chabolismo. (FOTO: Rebeca Ruiz)
BARRIO SAN JORGE DE JACA. Cáritas trabaja en la erradicación del chabolismo. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Proyecto de Acogida y acompañamiento de las familias del barrio San Jorge para la erradicación del Chabolismo

El Barrio San Jorge es un poblado chabolista. Fue creado en los años 60 -explica Cáritas- ubicado en un solar propiedad de Cáritas. En su momento se creó con la voluntad de albergar a un número indeterminado de personas pertenecientes a la etnia gitana que no poseían vivienda. «Se les proporcionó unos alojamientos provisionales que con el paso del tiempo se convirtieron en definitivos. Debido a la situación de deterioro progresivo, falta de mantenimiento, precariedad en las instalaciones y serios defectos constructivos, estas viviendas no reúnen actualmente las condiciones de higiene y habitabilidad», recuerda la nota. A todo esto, se une la circunstancia de que este terreno está afectado en la construcción de la nueva variante de Jaca, lo que puede implicar su desalojo.

Programa Municipal de Erradicación del Chabolismo

El proyecto está integrado dentro del Programa Municipal de erradicación del Chabolismo. Se desarrolla mediante el Plan de Intervención Individualizado con cada una de las familias, ajustado a las características y necesidades de cada caso, con el objetivo de facilitar el acceso de las familias a viviendas normalizadas y fomentar la integración de estas en la sociedad.

La línea de trabajo es que cuatro o cinco familias puedan abandonar el barrio anualmente, aunque todo depende de la adquisición de viviendas para este fin. El marco del plan está integrado por el Ayuntamiento de Jaca, Servicio Social de Base de la Comarca de la Jacetania, Fundación Thomas de Sabba y Cáritas Diocesana de Jaca.

En el periodo 2018-2019 han abandonado el barrio 3 familias y quedan pendientes otras 23, informa Cáritas.

Proyecto de Curso de habilidades sociales para mujeres en exclusión social

El proyecto se desarrolla en las localidades de Jaca y Sabiñánigo. Los objetivos son: Capacitar en el desarrollo de habilidades sociales, personales y sociales que alivien su situación de exclusión social, promover las relaciones interpersonales creando apoyos, fomentar la autoestima, confianza y otros aspectos pernales tales como habilidades comunicativas y sociales y facilitar la inserción social mejorando la calidad de vida, impulsando su posible empleabilidad.

Se lleva a cabo mediante cursos de manualidades y formación destinados a mujeres vulnerables y con bajo nivel socioeducativo. Estos conocimientos y destrezas proporcionan a las mujeres habilidades para que en un futuro puedan desarrollar su empleabilidad en el sector servicios y auxiliares de domicilio. Por las características particulares de cada localidad, el colectivo mayoritario en Jaca son mujeres de etnia gitana y en Sabiñánigo son mujeres inmigrantes de origen marroquí, en ambas localidades con edades comprendidas entre los 18 y 55 años.

Por la asistencia y motivación perciben una beca económica, financiada por fondos propios de Cáritas Diocesana de Jaca. Durante el año 2018 hubo cuatro ediciones con 38 participantes y en 2019 otras cuatro con 40 participantes. Estos programas van a continuar durante el año 2020.

ÚLTIMAS NOTICIAS: