Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca

Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca. (FOTO: Ricardo Grasa)
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca. (FOTO: Ricardo Grasa)

La Ciudadela de Jaca ha sido escenario en la mañana de este sábado de la segunda edición del encuentro familiar Jaca-Sonrisas, que organiza la Asociación Sonrisas, una organización sin ánimo de lucro compuesta por civiles, en colaboración con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas y Emergencias.

II Encuentro familiar Jaca-Sonrisas

Tanto responsables del Ejército de Tierra, como de la Policía Nacional y la Policía Local han participado en este encuentro, dando a conocer vehículos y materiales, al igual que los integrantes de los Bomberos del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca (DPH), voluntarios del servicios de Protección Civil de la Jacetania y miembros de la Cruz Roja.

Igualmente, en el patio de armas de la Ciudadela ha estado presente la Asociación Motorista Grupo Ángeles Verdes, una asociación sin ánimo de lucro creada por un grupo de amigos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Además, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) instaló una mesa informativa.

Pensando en el tercer encuentro para seguir repartiendo sonrisas

La Asociación Sonrisas destaca que «la participación de todos los cuerpos ha sido muy buena», lo que les anima a «empezar a preparar el tercer encuentro para el año que viene».

Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca
Repartiendo sonrisas en la Ciudadela de Jaca

En su segunda parada en la capital jaquesa, esta entidad, en colaboración con empresas particulares de Aragón, reunió juguetes y material escolar para el Hospital de Jaca y una asociación local.

Gracias a esta iniciativa, el público familiar que visitó la Ciudadela tuvo oportunidad de subirse a una tanqueta del Ejército de Tierra, conocer el trabajo de la Policía Científica o aprender a usar una de las mangueras de los Bomberos. A muchos de los más pequeños consiguieron sacarles precisamente la sonrisa y quizá les proporcionaron su primer contacto directo con el trabajo que acabarán desempeñado en el futuro.

Por Ricardo Grasa (texto y fotos)

ÚLTIMAS NOTICIAS: