Raúl Criado se hace con el bronce ‘en casa’ en la 16K de la Canfranc-Canfranc

Raúl Criado se hace con el bronce en casa en la 16K de la Canfranc-Canfranc

La Canfranc-Canfranc cerraba este domingo su décimo sexta edición con el nivel más alto de su historia. En la 16K se imponían la keniata Joyce Njeru -que hacía doblete con la Vertical- y el francés Robert Loic, mientras que Raúl Criado se alzaba al podio en casa logrando el bronce. La carrera ponía el broche final a la modalidad Classic de la Copa del Mundo WMRA.

La meta de Canfranc acogió campeón a Robert Loic con 1:43.11, lo que suponía un nuevo récord, rebajando en unos cuatro minutos el previo de 1:47.35 de Antonio Martínez. El keniano Philemon Kiriago se llevaba la plata, con 1:43.53, apenas a 42 segundos del campeón, mientras que Raúl Criado firmaba un sensacional bronce con 1:45.00.

En cuanto a las mujeres, Joyce Njeru se proclamaba campeona con 2:01.58. Camilla Magliano lograba la plata con 2:08.24. Y Laia Montoya cerraba el podio con 1:17.28.

Más ganadores de la Canfranc-Canfranc

El pasado viernes comenzaba la Canfranc-Canfranc con la edición inaugural de la Carrera Vertical (4k/D+927m), de Rioseta a Tuca Blanca. Una traza clásica del esquí de montaña aragonés que acogía un espectacular Kilómetro Vertical de la Copa del Mundo WMRA, donde el jacetano Daniel Osanz y la keniata Joyce Njeru fueron los mejores.

Durante la jornada del sábado se disputó la prueba pionera del evento, la Maratón de Montaña Canfranc-Canfranc, con sus 45K/D+4.000m, junto con las ultras de 70K y 100K.

En la Maratón, Ricardo Cherta y Oihana Kortázar subirían a lo más alto del podio. Harían lo propio en la 100K Ben Diham, que completaba los cien kilómetros más largos del mundo en 18 horas y 28 minutos; y Guadalupe Rubio, en 24 horas y 26 minutos. Y en la 70K se impondrían David Palacios y Aran Larrañaga.

El nivel más alto de la historia de la Canfranc-Canfranc

«La Canfranc-Canfranc ha cerrado esta décimo sexta edición este 2022 con el nivel más alto de su historia», tal y como explica la organización, que hace un balance muy positivo de la ctia.

Se trata de una cita vital para los deportes de montaña en Aragón, cuya reputación continúa creciendo año tras año apoyada en la belleza de las diez cimas del Pirineo Aragonés que corona y la solidez acreditada de su organización. 400 voluntarios hacen posible la carrera.

«Terminó la Canfranc-Canfranc y otro año más, un gran éxito. Gracias a todos los que hacéis posible que un pueblo de 600 habitantes pueda organizar una prueba deportiva de nivel mundial. Voluntarios, empresas colaboradoras (…) ¡Viva Canfranc! Y todos los que venís a ayudarnos de cerca y no tan cerca», eran las palabras del alcalde, Fernando Sánchez, que no podía ocultar su satisfacción por el buen desarrollo y el éxito con el que, un año más, se despedía la prueba.

FOTOS: Canfranc-Canfranc/Rubén Fueyo

ÚLTIMAS NOTICIAS: