Por el Camino de Santiago. Por Jaca sin perder el norte

Por el Camino de Santiago. Por Jaca sin perder el norte. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Por el Camino de Santiago. Por Jaca sin perder el norte. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Desde el año 2000, momento en el que nació la asociación Jaca sin perder el norte, nos marcamos entre otros objetivos fomentar el mantenimiento, conservación y recuperación del patrimonio artístico-cultural del Camino de Santiago a su paso por el valle del río Aragón.

El atractivo turístico de esta vía histórica activa la economía local y comarcal como alternativa al turismo blanco, moderando la estacionalización turística que con tanta razón preocupa al sector terciario.

Los peregrinos no solo encuentran un sentido religioso en esta ruta. Además, hacer el camino supone desvincularse de la rutina diaria, conectarnos con el sosiego de la naturaleza y disfrutar de su plenitud histórica e incluso mística.

Jaca sin perder el norte: «Impulsar el Camino de Santiago es recuperar sus ermitas, fuentes, puentes y hospitales»

Impulsar el Camino de Santiago es recuperar sus ermitas, fuentes, puentes y hospitales. Mantener su arquitectura. Custodiar su simbología. En definitiva, prolongarlo íntegro en el tiempo como legado histórico de las generaciones venideras.

Las necesidades de la sociedad actual y ciertas políticas públicas, sumergidas en la vorágine de la rapidez y con la pretensión de mejorar nuestra calidad de vida, pueden transformar el paisaje del Camino de Santiago, desvirtuando un entorno que bien merece mantenerse intacto y lo más parecido a su original.

Jaca sin perder el norte: «Modificar rutas históricas con soterramientos o nuevos trazados paralelos a las nuevas vías de comunicación es hablar de otro camino»

La construcción de vías de comunicación tan necesarias para conservar y mejorar nuestros vínculos vecinales deberían adaptarse al trazado, al paisaje y al entorno de esta ruta histórica. Y no ser nosotros los que adulteremos su trayecto y esencia, en función de nuestras querencias y caprichos.

La posibilidad de implementar medidas que anulen las afecciones entre la construcción de nuevas vías de comunicación y la herencia histórica es viable siempre que respetemos las directrices marcadas por la Unesco y el patrimonio natural y cultural que hemos recibido.

Modificar rutas históricas con soterramientos o nuevos trazados paralelos a las nuevas vías de comunicación es hablar de otro camino. De un camino descafeinado, de un camino que molesta y de una parte del Camino de Santiago por Aragón destinada a su desaparición.

Por Jaca sin perder el norte

ÚLTIMAS NOTICIAS: