Música, poesía y manifiesto en Jaca y La Jacetania en el 25N

Música, poesía y manifiesto de Jaca y La Jacetania en el 25N. (FOTO: Ayuntamiento de Jaca)
Música, poesía y manifiesto de Jaca y La Jacetania en el 25N. (FOTO: Ayuntamiento de Jaca)

La Calle Mayor de Jaca ha acogido la lectura del manifiesto del 25N, consensuado por el Ayuntamiento jaqués, la Comarca de la Jacetania y diferentes asociaciones organizadoras de la celebración del Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, en un acto en el que se han mezclado música y poesía y se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género.

El manifiesto ha sido leído por Olvido Moratinos, concejala de Mujer e Igualdad; Laura Climente, consejera de Acción Social de la Comarca de la Jacetania; Sara Fanlo e Isabel Castillo, en representación de la Asociación Doña Sancha de Consumidores y Usuarios; Leyre Orós y Alberto Giménez (alumnos de la Escuela Municipal de Teatro) y Ana Campoy, pensionista.

Música, poesía y manifiesto de Jaca y La Jacetania en el 25N. (FOTO: Ayuntamiento de Jaca)
Música, poesía y manifiesto de Jaca y La Jacetania en el 25N. (FOTO: Ayuntamiento de Jaca)

Manifiesto de Jaca y La Jacetania

Un año más, nos sumamos a la conmemoración del día 25 de noviembre, Día
Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con el fin de
manifestar el más enérgico rechazo ante cualquier tipo de violencia de género.
La violencia contra las mujeres constituye la vulneración más extendida de los derechos
humanos en el mundo y su origen radica en la discriminación que sufren las mujeres
respecto de los hombres. Se encuentra presente en todos los países y culturas,
independiente del nivel educativo y la posición social.

Más allá de la violencia en el ámbito de la pareja o expareja, existen otras muchas que,
aunque menos visibles, son igualmente preocupantes.

En los últimos años, por ejemplo, asistimos a un notable incremento de los discursos de odio o las violencias en redes sociales. También existen situaciones que hacen que la violencia de género tenga un impacto específico sobre mujeres racializadas, con diversidad funcional, en situación de sinhogarismo o de pobreza, mujeres refugiadas, desplazadas, migradas y/o sin papeles, en desempleo o con empleos más precarios, mayores o que se dedican a los trabajos de cuidados.

Es importante hablar, por ejemplo, de la violencia institucional hacia las mujeres
racializadas, migrantes y/o refugiadas que obstaculiza su acceso a la protección cuando
están sufriendo violencia, la escasez de recursos específicos para aquellas que tienen
necesidades especiales o no pueden acceder a la vivienda o a un salario digno que
permita desarrollar su autonomía e independencia.

Las diferentes formas de violencia contra las mujeres requieren una mirada amplia y
comprehensiva, porque a pesar de los avances legislativos en la prevención, protección y seguimiento asistimos al incremento de los casos de violencia machista.

Todos y todas debemos plantarle cara a la violencia machista, los malos tratos no
son un asunto privado, es un problema social que se combate con la tolerancia cero ante cualquier comportamiento machista.

La violencia de género es una lacra, es un atentado contra los derechos humanos y la
dignidad de las personas, que impide que nuestra sociedad avance en el bienestar y
progreso social que todas deseamos.

Desde todos los ámbitos estamos adoptando un papel activo para erradicar la violencia
que se ejerce contra las mujeres, fomentando medidas para apoyar a las víctimas y
buscando soluciones a este problema, siendo un avance muy importante en la
concienciación y sensibilización social.

Un esfuerzo en el que debemos seguir insistiendo ya que nuestro compromiso con las
víctimas es necesario para lograr erradicar esta violencia que no cabe en nuestra
sociedad, porque la lucha contra la violencia de género es una tarea común, y para ello
debemos aunar esfuerzos si queremos que desaparezca. Sólo a través de una
responsabilidad compartida entre el conjunto de la ciudadanía y los poderes públicos,
podremos erradicar definitivamente esta terrible lacra social.

Asumimos el compromiso de luchar contra todo tipo de violencia, denunciando las
agresiones, apoyando a las víctimas, no permaneciendo en silencio ante la violencia y
trasmitiendo a las generaciones futuras el respeto a la igualdad de mujeres y hombres.

violencia genero machista 016

ÚLTIMAS NOTICIAS: