‘Espacio Payaso Marcelino’: Jaca, capital mundial del circo

Pablo Álvarez, en la presentación del proyecto finalista del Foro de Emprendimiento Social en la sede del Gobierno de Aragón en Zaragoza 2018.

Un proyecto pionero y sostenible busca convertir Jaca en capital mundial del circo. La Jacetania es una comarca en la que, actualmente, existen numerosas iniciativas relacionadas con esta disciplina que, desde hace años, se están desarrollando con éxito. La idea pasaría por reunir todas las propuestas que, actualmente, por separado, tienen una proyección limitada, y hacer de ellas un importante recurso para que, de forma conjunta, su trascendencia llegara a ser internacional.

El Espacio Payaso Marcelino es un ambicioso proyecto transfronterizo

Jaca, como cuna del Payaso Marcelino, el que fuera considerado el mejor payaso del mundo, sería el epicentro de ese gran proyecto transfroterizo, ya que, en principio, también estaría abierto a ciudades del otro lado de los Pirineos.

Inauguración de Creando Una Sociedad Clown de la beca Saura de la DPH 2015-2016 en Huesca. (FOTO: Víctor Broto)

El payaso y mediador cultural oscense afincado en Finlandia Pablo Álvarez –Marino Clown es el impulsor de esta iniciativa. En 2016, Álvarez conseguía la Beca Saura de Formación e Investigación de la Diputación Provincial de Huesca, lo que le daba la oportunidad de viajar a Estados Unidos. Allí descubre la Fundación de Circo Social y se acerca a diferentes proyectos de colaboración, al tiempo que visita la tumba sin lápida del Payaso Marcelino en el cementerio de Kensico, en Nueva York. Y entra en contacto con Mariano García, Darren Reid, Víctor Casanova y Jesús Bosque, entre otros investigadores. No hay que olvidar que parte de la investigación de la beca Saura de Pablo Álvarez contemplaba el homenaje al Payaso Marcelino que finalmente se desarrollaba a lo largo de todo el 2017 y cuya repercusión superó todas las expectativas.

Encuentro Internacional de Clowns, parte de la programación con motivo del 90º aniversario del Payaso en el 2017 en Jaca. (FOTO: Peñarroya)

El proyecto Espacio Payaso Marcelino, en el Programa de Emprendimiento Social del Gobierno de Aragón

Paralelamente, Pablo Álvarez es seleccionado para el Programa de Emprendimiento Social del Gobierno de Aragón 2017-2018 con el Proyecto Espacio Payaso Marcelino. Un programa pionero y sostenible que pretende “aprovechar recursos existentes para recuperar la figura del payaso”, explica su autor.

A partir de ahí, se trataría de crear, por medio de estrategias asociadas al turismo, a la educación y a la cultura,un instrumento para impulsarla proyección de la zona en todos sus ámbitos por medio de redes de colaboración. Por este motivo, la propuesta se convertía, a partir de este momento, en una clara apuesta por el desarrollo de la Jacetania desde el punto de vista de la vertebración del territorio.

Presentación del proyecto Espacio Payaso Marcelino, durante la residencia artística Algorines en Graus este año. (FOTO: María Mateo)

Ahora, una vez caduca la efeméride del Payaso Marcelino, Pablo Álvarez es finalista del Foro de Emprendimiento Social del gobierno de Aragón 2017-2018. Su proyecto sigue adelante, y, en este momento, con un equipo de arquitectos expertos en patrimonio sostenible –Zerclo– comienza a tomar forma.

El Fuerte de Rapitán, posible escenario del Espacio Payaso Marcelino

Aunque el Espacio Payaso Marcelino no necesita de un edificio exclusivo ni específico para comenzar a funcionar, la propuesta de Pablo Álvarez se basa en la recuperación del Fuerte de Rapitán para su causa. “Nuestra propuesta se puede desarrollar de manera progresiva en edificios existentes y aglutinarlos a través de una plataforma digital -explica Álvarez-“, partiendo siempre del hecho de que Jaca está en un entorno muy próximo a focos de circo muy potentes. Se refiere a Villanúa (con el Jacetania Circus y la Escuela de Circo), a Pirineos Mágicos, al Festival de Circo de Jaca, al encuentro de clowns y al festival itinerante de Teatro de Calle con diferente sede cada año, entre otros. Pero también a Toulouse, por ejemplo. “Son iniciativas muy buenas en cuanto a contenidos, pero con pocos medios y poca proyección”, explica. “Lo que se propone es que, con los mismos recursos, de manera progresiva y trabajando conjuntamente, se pueda hacer algo mucho más grande”, sin que ello suponga una gran inversión económica.

Exposición del proyecto Creando Una Sociedad Clown, del 2016 en Huesca. (FOTO: Víctor Broto)

Un proyecto para entender la figura del clown

El proyecto también incluiría un Centro de Ocio Familiar, no sólo sobre la figura del Payaso Marcelino, sino para “entender la figura del clown”. En definitiva, trataría de hacer comprender “el papel de la comedia en la historia, desde los payasos sagrados, pasando por los juglares del Camino de Santiago hasta los bufones de la corte del Reino de Aragón”. Y, por supuesto, la figura de Marcelino Orbés, sin olvidar propuestas contemporáneas como el clown terapéutico, el artístico o el social.

El proyecto es mucho más amplio. Va dirigido al desarrollo y a la proyección del territorio en el exterior, pero también está pensado para los habitantes de la zona. El camino sería la creación -o consolidación, porque en Villanúa ya hay un proyecto similar- de una Escuela de Circo Social. Todo, a raíz de servicios ya existentes y aprovechando las nuevas tecnologías y fórmulas como las residencias artísticas, cursos de artes circenses especializados en colaboración de la Universidad de verano en Jaca o intercambios juveniles con otras escuelas de circo europeas. En resumen, se trataría de comenzar a trabajar en conjunto entre las instituciones y los profesionales de distintos ámbitos (artistas, investigadores, docentes,…) para, poco a poco, dar forma a un proyecto colaborativo de abajo a arriba. Para desarrollarlo, sus impulsores han tomado como referencia modelos culturales que se han consolidado con éxito en el medio rural, como la Fábrica de las Artes de Calle y del Teatro Vasco de Hameka (Francia), la Casa Museo Chaplin´s World (Suiza) y El festival CIRCa (Francia) y la Red de Escuelas de Circo Social de Finlandia.

En este momento, son las instituciones las que deben posicionarse en la apuesta por el Espacio Payaso Marcelino

En este momento, son las instituciones las que deben posicionarse en la apuesta por el Espacio Payaso Marcelino. Pablo Álvarez y su equipo están a la espera de reunirse con el Ayuntamiento de Jaca y la Comarca de la Jacetania. Una vez dado el primer paso, que llegó con el posicionamiento de Jaca a raíz de los actos de celebración con motivo del 90 aniversario del nacimiento de Marcelino Orbés, “ahora sólo hay que seguir trabajando y buscar un modelo concensuado que beneficie a todas las partes”, señala Álvarez. En este sentido, esta interesante propuesta cultural ya ha sido presentada al Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza ya ha manifestado su interés en la realización de un proyecto europeo.

Ensayo de Opera Clown en el Festival NOCTE en Graus, este año. (FOTO: María Mateo)

El reto pasa ahora porque el proyecto pueda estar en funcionamiento en el 150 aniversario del nacimiento de Marcelino Orbés, en 2023

El reto pasa ahora porque el proyecto pueda estar en funcionamiento en el 150 aniversario del nacimiento de Marcelino Orbés, que será en 2023. No obstante, muchos de los pasos ya se podrían ir dando, como la creación de la plataforma digital que sirviera de soporte al Espacio Payaso Marcelino. O la búsqueda de un planteamiento que permitiera, por ejemplo, rentabilizar todo el material que formaba parte de la exposición que se pudo ver el año pasado en la Diputación Provincial de Huesca. Además, Pablo Álvarez está en proceso de creación de Ópera Clown, una ópera de bolsillo, popular e inclusiva, donde se realiza el homenaje de un territorio a su payaso más famoso. “En realidad, se trata de aprender a utilizar nuestro patrimonio y crear riqueza con la cultura, -explica-“. En pocas palabras, consistiría en mostrar “ese rol del clown como transformador de la sociedad”.

El Centro de Documentación e Información del Circo, en Jaca

Una cafetera-restaurante y un laboratorio de creación para la profesionales del circo, con una residencia artística; un gran museo y un espacio destinado a albergar el Centro de Documentación e Información del Circo de la región y otras estancias para exposiciones u otros usos temporales serían las utilidades que contempla el proyecto propuesto para el Fuerte de Rapitán o para cualquier otro edificio que pudiera servir de contenedor cultural. Se completaría con una gran carpa de circo que le diera identidad y con la adecuación de una explanada destinada a las actividades al aire libre. Todo ello, siempre integrado en el entorno y que, de hacerse en Rapitán finalmente, también contaría con un arboretum o jardín botánico, conjugando de este modo el patrimonio natural, el artístico, el monumental y el cultural en torno a un solo edificio.

En definitiva, el Espacio Payaso Marcelino nace con la filosofía de cambiar el concepto turístico actual hacia una filosofía más sostenible, basada en la vertebración del territorio y con un importante impacto social que permitiera un desarrollo de Jaca, el territorio comarcal e, incluso, toda la comunidad.

Por Rebeca Ruiz

Más información:

http://www.payasomarcelino.com/

@MarcelinoOrbes

@marinoclown

https://zerclo.wordpress.com/


ÚLTIMAS NOTICIAS:

Las consultas en la Oficina de Turismo de Jaca durante el verano subieron un 8%

Más de 1.300 visitantes pasan por las cuevas de Villanúa durante la Semana de las Güixas

‘Hostelería en acción’ en el Alto Gállego para lograr el sello de territorio gastronómico