El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca.
El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca.

El espectacular belén que hace casi 50 años comenzaron a crear Lourdes Paúl y José María Ara en Sabiñánigo se podrá contemplar estas navidades en todo su esplendor en la nueva sede de Cáritas Diocesana de Jaca, en la céntrica Calle del Coso. El próximo 15 de diciembre se inaugurará este conjunto, que ha crecido hasta alcanzar una superficie de 18 metros cuadrados y donde los efectos especiales, sus más de 800 piezas y sus innumerables detalles hacen de él algo único e irrepetible.

«El presidente de Cáritas, Marcos Lera, nos ofreció montarlo aquí, y nosotros gustosamente accedimos y lo trajimos a Jaca, ya que aparentemente en Sabiñánigo no había posibilidad de ponerlo este año», explica José María Ara.

El belén se ha instalado en las dependencias de la nueva sede de Cáritas, «que era el antiguo colegio de las Hermanas de Santa Ana y después fue Colegio de Santa María», recuerda Lourdes Paúl. Por eso, el matrimonio es consciente de que muchas exalumnas del colegio estarán «orgullosísimas» y «muy contentas» de que este entrañable belén se pueda visitar este año en Jaca.

La historia del belén de Lourdes Paúl y José María Ara

«Nosotros empezamos a montar el belén al año siguiente de casarnos, en 1975. Lo colocábamos en casa. El primer año desmontamos las puertas del mueble-bar que había antes en los salones y allí pusimos el Nacimiento», explica Ara.

«Poco a poco fuimos ampliando -continúa- y en el año 2010 ya ocupaba tres metros de largo por dos de ancho, en el salón de casa. Empezamos a llevar a los niños de la parroquia de Cristo Rey que iban a hacer la comunión a dar la catequesis ahí, y a raíz de eso, los familiares también empezaron a venir a casa y el belén se hizo muy popular».

Durante unos años, la familia Ara-Paúl abrió las puertas de su casa a todos los que querían ver aquel nacimiento costumbrista y artesanal que cada año seguía creciendo en tamaño y en popularidad. Hasta 2016, cuando un reportaje en Aragón Televisión fue el punto de inflexión para dar a conocer definitivamente el belén.

542 personas pasaron por la casa de José María Ara y Lourdes Paúl en 2016, cuando salió en televisión

«Aquel año vinieron a casa 542 personas, y vivimos en un séptimo piso, con una comunidad de vecinos extraordinaria porque nadie nos dijo nada -bromea José María Ara-. Pero ahí decidimos que había que sacarlo de casa. Fuimos al Ayuntamiento de Sabiñánigo y nos ofrecieron un local donde ponerlo. En las escuelas estuvo hasta 2019, antes de la pandemia».

«Este año intentamos volver a ponerlo allí, pero no era posible por alguna razón que desconozco… Coincidió que a los pocos días nos llamaron de Cáritas porque se habían enterado de que lo teníamos guardado y de que en principio no lo íbamos a montar este año. Marcos Lera nos preguntó si había alguna posibilidad de traerlo a Jaca. Y nosotros accedimos encantados», añade Ara.

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

El espectacular belén de Lourdes Paúl y José María Ara alcanza todo su esplendor en Cáritas Jaca

Cuando apenas queda ultimar los detalles, ya que la inauguración oficial del belén tendrá lugar el próximo 15 de diciembre en un acto organizado al efecto, la pareja muestra su alegría por poder enseñarlo en Jaca. Además, aquí han encontrado la ayuda de Diego Fernández, Cristina Escuer y Antonio Miñana para montarlo. «Si no hubiera sido por ellos, no hubiéramos llegado al tiempo para montarlo. Antes, cuando estábamos solos, tardábamos más de un mes» en que todo estuviera a punto, explican sus propietarios.

Más de 800 piezas

El belén está formado más de 800 piezas. De ellas, 719 son miniaturas, que dan forma a unos dioramas costumbristas en los que no faltan continuos guiños a Aragón.

Es un belén cargado de detalles, en el que hay que fijarse detenidamente ante la cantidad de escenas, oficios y elementos que lo forman para no perderse nada y contemplar y comprender todo lo que representa.

En esta ocasión, el belén de Lourdes Paúl y José María Ara presenta numerosas novedades. Una de las más importantes es el portal, que apareció en el colegio de Santa María. Lo encontró Antonio Miñana y debió pertenecer a las monjas, y este año se ha incorporado al Nacimiento.

(Fotos del montaje cedidas por Cristina Escuer)

El mismo corcho que se utilizó en el Belén de la Ciudadela de Jaca

Otro de los secretos es que el belén de Cáritas guarda vinculación directa con el Belén Monumental de la Ciudadela de Jaca. Hasta ahora, las montañas eran simuladas con papel. En esta ocasión, Diego Fernández, que fuera director el Museo de Miniaturas Militares de Jaca hasta 2020, rescató piezas de corcho sobrante cuando los belenistas del taller de José Luis Mayo habían terminado de instalar el del Castillo de San Pedro.

Los efectos especiales son otros detalles que no pueden pasar desapercibidos en el belén de este año de Lourdes Paúl y José María Ara: el ángel de la Anunciación, que se eleva cuando se hace de día; el humo de las hogueras; el vino de la prensa; los guisos hirviendo en los calderos o la niebla en la cascada marcan la diferencia. Sin olvidar novedades como la cueva de los pastores; o clásicos en desuso, como el orinal en las habitaciones o una mesa para hacer morcilla que antes se utilizaba en las casas aragonesas y que ahora ya ha desaparecido.

También se pueden ver las primeras casas de piedra natural que formaron parte del Nacimiento durante los primeros años, y que, como todas las piezas de carpintería, miniaturas y reproducciones están realizadas a mano.

A partir del próximo 15 de diciembre, el belén de Lourdes Paúl y José María Ara se podrá visitar en horario de 18.00 a 21.00 horas, todos los días a excepción del 24, el 25 y el 31 de diciembre y el 1 de enero. Los grupos que deseen visitarlo deberán llamar por teléfono a Cáritas Diocesana, donde se les reservará una hora, que en este caso será por las mañanas.

Por Rebeca Ruiz (texto y fotos)

shiva

ÚLTIMAS NOTICIAS: