El derribo de la vieja pista de hielo de Jaca comenzará en unas semanas

DSC01668
Imagen del estado actual en el que se encuentran las instalaciones de la vieja pista de hielo.

por Rebeca Ruiz

El derribo de la vieja pista de hielo de Jaca comenzará previsiblemente en unas semanas, después de que se apruebe mañana, durante la reunión de la junta de gobierno local, la adjudicación de los trabajos.
El Ayuntamiento convocó un concurso de licitación pública para la adjudicación del contrato de demolición, al cual respondieron veintitrés empresas, resultando como adjudicataria provisional “Reciclados y Demoliciones San Juan, S.L.”, por un presupuesto de 142.320 euros más 29.887 de IVA, cuando el precio de licitación se había fijado en 282.999,97 euros más 59.429,99 de IVA. Ahora se seguirán los trámites burocráticos que supone el procedimiento de una actuación de este tipo y una vez que se lleven a cabo, que se cumplan todos los requisitos estipulados y que no se produzca ningún impedimento, aprobándose todos los puntos necesarios, pueden comenzar las obras de demolición. Teniendo en cuenta los plazos de tiempo acostumbrados en ocasiones similares, la demolición de la antigua pista se iniciará durante el mes de septiembre que comienza mañana.
La empresa adjudicataria es una compañía que se dedica a obras de demolición y que acude a licitaciones como ésta por toda España. “Reciclados y Demoliciones San Juan” es una empresa de solvencia en el sector, situándose entre las que cuentan con mayor experiencia en todo el país, habiéndose convertido hace años, a nivel nacional, en una de las que más trabaja en encargos y proyectos de derribos y demoliciones por toda la geografía española.

La vieja pista de hielo jaquesa se había convertido en un obstáculo para que la ciudad pudiera proseguir con el proyectado nuevo espacio deportivo alrededor de la nueva pista de hielo que se construyó para la olimpiada universitaria (FOJE) de invierno de 2007. El proyecto incluía otras instalaciones deportivas, otros edificios dedicados a la administración y a la realización de actividades deportivas, así como otros elementos urbanísticos que completaran el diseño de esta nueva área urbana de Jaca, la “nueva Jaca”. Este proyecto quedó paralizado y la antigua pista quedó abandonada, en el centro del espacio físico del proyecto, sin que durante estos últimos años se haya conseguido emplearla en algo útil para la ciudad. Las malas condiciones en que se encuentra el edificio, así como los materiales que se emplearon en su construcción, que data de 1972, han impedido que el inmueble se haya podido dedicar a otros fines, indicando todas las recomendaciones de técnicos y expertos que la mejor opción era su derribo para evitar incluso males mayores de salud pública.

La apuesta por continuar con el proyecto de la nueva “ciudad deportiva” de Jaca ha hecho que el actual equipo de gobierno municipal planteara como uno de los primeros pasos el derribo de esta antigua instalación, no sin la oposición y pena de numerosos jacetanos nostálgicos que recuerdan cómo en la vieja pista se celebraron campeonatos del mundo de patinaje artístico y otros eventos deportivos y sociales que hicieron crecer el renombre universal de Jaca, mejorando su reputación y proyección turísticas.
Precisamente, durante uno de los últimos campeonatos mundiales de hockey que se celebraron en la nueva pista de la capital jacetana, el presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno, Fran González, mostró su inquietud por la necesidad de que Jaca se postulara como uno de los centros más idóneos para poder albergar, en un futuro próximo, un centro de formación en estas disciplinas deportivas que pudiera prestar sus servicios no sólo a España sino a los países de la Unión Europea donde también se practican.
La necesidad de crear un centro de formación de técnicos de deportes de hielo e invierno se encuentra entre las actuales preocupaciones de los representantes de la federación española y los responsables de la administración nacional y las autonómicas que se ocupan de este tipo de deportes. Por ello se trató en algunas reuniones mantenidas en Jaca el pasado mes de marzo entre responsables de varias administraciones y la Federación Española de Deportes de Hielo, como informaron en su momento tanto los responsables de la Federación como los de la administración autonómica. La falta de un centro de técnicos especializados en estas disciplinas deportivas, que no existe en España, apremia, cada vez más, a los responsables del deporte español ya que lo consideran una carencia que hay que paliar, así como una infraestructura imprescindible cuanto más se avanza en la categoría y en el nivel deportivo.
Un centro de formación resulta básico e indispensable si se pretende alcanzar un grado deportivo a nivel europeo con expectativas suficientes para ocupar un lugar digno, acorde con los valores deportivos de nuestro país, en el panorama internacional, según se desprende de los puntos analizados por las administraciones involucradas.
Esta inquietud coincide con el proyecto que Jaca comenzó a construir para crear el Centro Especializado de Alto Rendimiento (CEAR) y que en los últimos años se quedó paralizado. La recuperación de este proyecto respondería a las necesidades que ahora contempla la federación española y otras administraciones que se ocupan del deporte en España, la estatal y las autonómicas, a las que también les interesa completar sus dotaciones e infraestructuras en la formación y enseñanzas deportivas para poder mejorar la atención que prestan, desde la edad escolar, a todos los practicantes de las disciplinas de invierno y hielo, con el fin de conseguir un nivel cada vez más competitivo.
Para poner en marcha esta empresa, actualmente pueden aprovecharse ya las instalaciones con que cuenta Jaca en el entorno de la nueva pista de hielo, que ya se construyeron para atender esta necesidad y proporcionar, así, los servicios útiles que faciliten la preparación técnica de los deportistas. El primer paso para poder aspirar a finalizar el proyecto es el derribo de la antigua pista, que ha quedado inservible y obsoleta, de forma que el centro que se cree en Jaca se convierta en un referente nacional e internacional para el mundo de los deportes de hielo e invierno, lo que supondría, a su vez, un revulsivo económico y social de calado para el progreso social y la hegemonía económica de la ciudad altoaragonesa, así como para el despegue del resto de la región.