Cinco obras de arte que sólo encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

Pablo Picasso aseguró que «el propósito del arte es quitar el polvo de la rutina de nuestras almas». Unas palabras que adquieren más sentido que nunca en estas cinco obras de arte y expresiones artísticas que ya forman parte de la identidad de Jaca. Más allá de si responden a relativos cánones más o menos subjetivos de belleza -inevitablemente influenciados (o no) por las tendencias del momento en que fueron concebidos por sus autores-, lo que está claro es que estos cinco monumentos no pasan desapercibidos.

Cinco obras de arte que puedes encontrar en Jaca y que no te dejarán indiferente

Hacemos la primera parada en la rotonda de Barós, justo en la entrada principal de la ciudad. Allí se encuentra una escultura que representa a San Blas, simbolizando el báculo y la mitra de obispo del santo y una raspa de pescado -en referencia a uno de los milagros que se le atribuyen al protector de la garganta-.

La pieza es obra del escultor jacetano Pablo Valdelvira y originalmente se instaló en las proximidades del hospital, en una plaza que el Ayuntamiento de Jaca dedicó a la Hermandad de San Blas en 2007. Tras ser vandalizada, la obra fue trasladada a su ubicación actual, donde se dispuso de manera diferente a su concepción original. Algo que, en su momento, fue objeto de críticas hacia el tratamiento que se le había dado. En cualquier caso, son muchos los que desconocen su historia y significado; sobre todo, cuando la ven por primera vez al llegar a la ciudad. Pues ésta es la explicación.

Cinco obras de arte que encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

El caballo rampante de Frank Norton en el desvío de Guasa

Nada más desviarse de la A-23 para acceder a Jaca, en la rotonda que da salida a Guasa e Ípas, el viajero se sorprende con un llamativo caballo rampante. Es obra de Frank Norton (también creador del esquiador de los túneles de Monrepós o de la escultura que representa al San Jorge que vence al dragón en Huesca).

Según explica el propio Norton, la concibió como «un hito para marcar el inicio del Reino de Aragón, en el año 1035, por la unión de los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, simbolizado en un caballo que surge como torrente de fuerza desde dentro de la tierra, alrededor de la figura de Ramiro I». Como curiosidad, cabe destacar que mide unos 15 metros de altura y pesa unos 9.000 kilos. Tuvo que ser terminado in situ, en el lugar que hoy ocupa, ya que por sus dimensiones no podía transportarse hasta allí.

Cinco obras de arte que encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

Monumento a los peregrinos del Camino de Santiago

También lleva la firma del ya citado Pablo Valdelvira la escultura que se instalaba hace escasamente unos meses en homenaje al peregrino del Camino de Santiago, un encargo del Ayuntamiento de Jaca al escultor a instancias de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca.

El bordón de peregrino y las conchas se combinan, junto al emblemático Paseo de la Constitución, en una propuesta en la que la disposición, en círculos, también tiene un significado especial para el artista y para el conjunto de la obra, inspirada en la trascendencia del Camino de Santiago. La propuesta generó cierta polémica; más que por la obra en sí, por la ubicación que se había elegido para instalarla.

Precisamente, al poco tiempo, el Ayuntamiento colocó una barrera circular alrededor para evitar accidentes con personas invidentes o con movilidad reducida que pudieran tropezar con la composición. Una actuación cuestionable de la que se ha dicho que rompía totalmente el equilibrio de la obra. En torno al monumento han surgido voces críticas, pero también acérrimos defensores.

Hay que señalar que existen otras obras de este escultor repartidas por la ciudad. Quizá la más conocida sea el Monumento de las Mariposas en memoria de los jacetanos fusilados entre 1936 y 1942 por defender la República. Inaugurado en 2010, actualmente está inmerso en el proceso de declaración de Bien de Interés Cultural.

Cinco obras de arte que encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

Monumento a La Jacetania, de Ángel Orensanz

No podíamos cerrar esta lista sin mencionar el Monumento a la Jacetania, de Ángel Orensanz y a la que guardamos un especial cariño como imagen, que es, de nuestra cabecera. Una obra cuyo traslado, desde su lugar original en la Plaza de Biscós hasta el Paseo de la Cantera, donde se ubica hoy, nunca estuvo exento de polémica. Y que lamentablemente sufre un preocupante deterioro cuyos efectos son cada vez más visibles.

El monumento se instaló en 1969 y es de hierro policromado y, en teoría, se trató para poder ser expuesto en el exterior. Sin embargo, el paso del tiempo, la falta de mantenimiento y las inclemencias meteorológicas están causando estragos en la obra. De hecho, es visible cómo la capa exterior se va desprendiendo y las manchas de óxido afloran a la superficie.

No hay que olvidar que Ángel Orensanz es el artista aragonés más reconocido internacionalmente y que es uno de los escultores con más prestigio a nivel mundial, habiendo recibido innumerables reconocimientos a lo largo de su trayectoria. Te invitamos a recordar la historia del Monumento a la Jacetania y a descubrir todo lo que representa en ESTE REPORTAJE que publicó Jacetania Express en vísperas del 50 aniversario de su instalación en Jaca.

Cinco obras de arte que encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

Las manos aparcabicis… ¿arte?

Por último, y aunque evidentemente se trata de una expresión artística que nada tiene que ver con las anteriores, no deja de llamarnos la atención los aparcabicis que hace unos meses se colocaron junto a la iglesia de Santiago. ¿Quién dijo que el arte no podía ser útil? Pues aquí tenemos un ejemplo. Mucho más estético, sin duda, que los hierros habituales que se utilizan para esta función. Lo que no terminamos de comprender es la función de la valla verde que lleva ahí desde hace semanas.

Cinco obras de arte que encontrarás en Jaca y que no te dejarán indiferente

Jaca está llena de expresiones artísticas que nos llaman la atención. Estos son sólo algunos ejemplos, pero seguro que te sirven de inspiración para que te detengas un minuto la próxima vez que pasees por la ciudad.

Y recuerda que no tiene por qué gustarte lo que veas… Al final, como decía Picasso, «el propósito del arte es quitar el polvo de la rutina de nuestras almas». En Jaca, también.

Por Rebeca Ruiz

https://www.shivaviajes.com/

ÚLTIMAS NOTICIAS: