Un vino para reivindicar la importancia del Canfranero y los lazos entre España y Francia

El Canfranero ya tiene vino. Bodegas Valdovinos ha creado una nueva colección de caldos con nombre propio, que llevan por denominación Canfranero. Este jueves se presentaban los caldos con una degustación en el vestíbulo de la Estación Internacional de Canfranc, un acto que ha contado, entre otros, con la presencia del alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez; la presidenta de la Comarca de la Jacetania, Montse Castán; y Carmelo Bosque (director general de Urbanismo del Gobierno de Aragón).

CANFRANERO. Un momento de la presentación de los vinos en la Estación Internacional de Canfranc.
CANFRANERO. Un momento de la presentación de los vinos en la Estación Internacional de Canfranc.

Javier Valdovinos, responsable de la bodega impulsora de la iniciativa, ubicada en Antillón, explica que «la idea surgió de buscar y encontrar un nombre que representara a Aragón y a la provincia de Huesca, intentando llevar dentro de la botella los aromas de la Denominación de Origen Somontano». El objetivo pasa por dar a conocer y promocionar tanto el producto autóctono como la riqueza histórica y patrimonial ligada al Canfranc, y hacer un guiño a la importancia que tuvo la Estación Internacional, sobre todo en el siglo pasado.

De esta manera, el matiz reivindicativo de esta acción tampoco pasa desapercibido, ya que los esfuerzos por la reapertura de la línea internacional y de la recuperación de la Estación Internacional de Canfranc aparecen como telón de fondo de esta iniciativa, tal y como ha quedado patente en la presentación de Canfranero.

Canfranero, una gama de tres vinos

La colección Canfranero es una gama de tres vinos (un crianza de 2017, y un chardonnay y un rosado de la última añada). En el marco de la producción de Valdovinos, los caldos se caracterizan por una etiqueta claramente identificativa, en la que se han cuidado todos los detalles. Se trata de un diseño en negro de Veintiocho Estudio Creativo, donde aparecen reflejadas las vías del tren, desembocando en una copa de vino desde el túnel internacional de Somport.

 CANFRANERO. Etiquetado de los nuevos vinos.
CANFRANERO. Etiquetado de los nuevos vinos.

Además, se ha querido, desde Valdovinos, simbolizar la unión de España y Francia, fusionando, en el tinto, uva cabernet y tempranillo (típicas variedades nacional y gala, respectivamente). «Hemos querido unir a los dos países a través de una botella, de un vino y de una vía de tren; la unión simbólica de Francia y España en una copa de vino», apunta Valdovinos. El rosado está elaborado a partir de uva cabernet cien por cien; y el chardonnay, a partir, igualmente, de esta variedad francesa.

«Venimos trabajando con estas variedades prácticamente desde los inicios de la Denominación de Origen Somontano, allá por 1984», recuerda Valdovinos, una experiencia que avala la trayectoria de la bodega y la calidad de los vinos que produce.

Proyección y promoción de Canfranc y el Canfranero

La incorporación al mercado de estos vinos va a suponer una importante proyección y promoción de Canfranc y del Canfranero, así como un empuje a las reivindicaciones en torno a la reapertura de la línea internacional. Los caldos de Bodegas Valdevinos serán presentados próximamente en Huesca, Zaragoza y otros lugares, tras la puesta de largo de la colección en Canfranc.

Por Rebeca Ruiz

CANFRANERO. Un momento de la presentación de los vinos en la Estación Internacional de Canfranc.
CANFRANERO. Un momento de la presentación de los vinos en la Estación Internacional de Canfranc.

ÚLTIMAS NOTICIAS: