Por el Soto de Oliván

Nuestro territorio está repleto de lugares de interés para visitar. Las posibilidades que podemos ofrecer a nuestros visitantes, a la hora de acercarse a la naturaleza, son casi infinitas: espacios naturales protegidos, ríos de aguas cristalinas, vertiginosos barrancos para los más aventureros, altas montañas, cientos de kilómetros de senderos balizados…

Por eso debemos poner en valor ciertos lugares sencillos, no carentes de belleza, en los que jugar con los niños, sentarnos a hacer un picnic o pasear sin prisas junto a un río. Y el Soto de Oliván es uno de esos lugares.

PARAJES. El Soto de Oliván.
PARAJES. El Soto de Oliván.

Cuando hablamos de un soto, nos estamos refiriendo a una zona poblada de vegetación; árboles, arbustos y matorral, situado al borde de un curso de agua. Estos parajes son de gran importancia para numerosas especies de animales que encuentran refugio en su intrincada espesura.

Accedemos a este paraje desde la carretera N260, por el desvío a la localidad de Oliván

Accedemos a este paraje desde la carretera N260, por el desvío a la localidad de Oliván. Junto al puente que cruza el río Gállego nos encontramos las instalaciones del Aula de Naturaleza que servían para realizar campamentos. Actualmente es un área de recreo, con mesas de picnic, y una zona  cubierta en la que podemos resguardarnos en caso de que nos sorprenda la lluvia.

Este lugar es ideal como punto de partida para hacer rutas en BTT o senderismo.  Para acercarnos a las Iglesias de Serrablo o para dar un bonito paseo junto al río, disfrutando del bello paisaje de las montañas que enmarcan la entrada al Valle de Tena.

 En definitiva, un sitio estupendo para pasar el día con la familia o los amigos. ¡Ven a conocerlo!

Por Rafael Martín. Técnico responsable de la Oficina de Turismo de Biescas

ÚLTIMAS NOTICIAS: