Un país de dudas y sombras. Artículo de opinión de Juan José Mairal

windrader-2991696_960_720

por Juan José Mairal Herreros

Vivimos en un país de dudas y sombras. Un país donde trabajamos durante años con sueldos poco competitivos para que luego nos digan que debemos apretarnos el cinturón día a día y que debemos hacernos un plan privado de pensiones para poder acceder y disfrutar de una jubilación más que merecida. Un país donde tenemos sol y viento a raudales y nos ponen todas las trabas inimaginables para poder usar energía solar y eólica por intereses y cuestión de beneficios de las grandes empresas eléctricas y sus monopolios politizados. Un país donde, cuando mueren nuestros padres o ascendentes más próximos, y según donde viva uno, debemos pagar y hasta empeñarnos si hace falta para poder acceder a su herencia y a lo que consiguieron con su esfuerzo y trabajo durante toda su vida. Un país donde nuestros jóvenes deben emigrar a otros países para poder trabajar con dignidad y con un futuro mientras en su país se les niega el acceso a un puesto de trabajo digno y se reducen inversiones y ayudas para la educación, la sanidad y la cultura.
Un país donde aumentan cada año las muertes por violencia de género sin que se pongan medidas eficaces políticas, policiales y judiciales y bajo la lupa de un machismo todavía arcaico y bien visto. Un país donde la minoría de unos que se hacen llamar independentistas o soberanistas de una parte de nuestro país llevan creando la incertidumbre y la ruptura de la convivencia democrática sin ton ni son y con un circo montado de intereses, de clanes y supremacía encubierta. Un país donde el bipartidismo lleva camino de extinción gracias a sus errores, a sus despilfarros, a sus contradicciones, a sus corrupciones y a su olor a rancio podrido de sus altas esferas.
Un país donde la vida sube, los sueldos no, el trabajo no acompaña, la euforia del gobierno y del recurrente este país mejora o va bien es un verdadero engaño y mentira diaria en paralelo al aumento de la pobreza, la precariedad laboral y el más de lo mismo.
Un país donde las redes sociales se están convirtiendo en arma arrojadiza y peligro de acoso y maltrato dialéctico y de acoso de difícil solución que nos está llevando a un peligroso camino de complicado retorno y consecuencias que ya se verán. Un país donde se recortan medios para la innovación, para la ayuda a la dependencia, para todo o casi todo, menos para llenarse los bolsillos y luego pedirnos el voto. Un país donde la justicia va lenta, muy lenta; donde nuestros mayores se quedan cada vez más solos, donde cada uno mira por lo suyo o poco más.
Un país de dudas y sombras. Un país de pocas luces, la verdad.

JACETANIA EXPRESS SE RESERVA EL DERECHO A PUBLICAR CUALQUIER COMENTARIO O ARTÍCULO DE OPINIÓN QUE CONSIDERE OPORTUNO POR APORTAR ALGÚN ELEMENTO QUE ENRIQUEZCA LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO SOBRE NUESTRA COMARCA, PERO NO TIENE POR QUÉ COMPARTIR EN ABSOLUTO LAS OPINIONES QUE EN ESTOS ARTÍCULOS SE VIERTAN. LA OPINIÓN EDITORIAL DE ESTE DIARIO SÓLO SE EXPRESARÁ MEDIANTE LOS ARTÍCULOS FIRMADOS EXPLÍCITAMENTE POR JACETANIA EXPRESS.