Turismo, tecnología y digitalización se dan la mano

El Valle de Aragón es una de las regiones más espectaculares de nuestro país, gracias a unas condiciones climáticas y geográficas privilegiadas que le permiten transformase por completo en función de la estación del año. Por lo tanto, se ha convertido en uno de los grandes pilares turísticos para la Comarca de la Jacetania, aunque no se conforma con esta distinción y no deja de mejorar su oferta a través de apuestas por la sostenibilidad, la tecnología o la digitalización.

Estas tres ramas son fundamentales para cualquier región que quiera triunfar en el sector turístico contemporáneo, ya que son atributos cada vez más valorados por los viajeros tanto a nivel nacional como internacional. De esta manera, el Valle de Aragón está realizando grandes esfuerzos para adaptarse a esta nueva realidad, a pesar de que debe lidiar con los imponentes Pirineos en todo este proceso.

El desarrollo de las nuevas redes de telecomunicaciones se ha convertido en una de las oportunidades más importantes para la Comarca de la Jacetania, ya que permite ofrecerles a los viajeros muchas más comodidades y romper con la concepción de vacaciones para provechar estancias más largas. Así, cualquiera de nosotros puede disfrutar de un entorno natural precioso, pero al mismo tiempo tener la posibilidad de ver su serie favorita a través de una plataforma de streaming, subir contenido a nuestras redes sociales o jugar a tragaperras en línea con temática ambientada en la naturaleza. Gracias a ello, el turismo y la tecnología se dan la mano, aprovechando un proceso de digitalización que es inevitable y que augura pronósticos de crecimiento muy positivos para estas regiones.

La oportunidad de atraer a nuevos perfiles de viajeros

Todo esto se traduce en mayores oportunidades para atraer a nuevos perfiles de clientes, algo que serían imposible sin una decidida apuesta por la diversificación. En el Valle de Aragón podemos realizar cualquier actividad en función de la época del año, aprovechando sus municipios, su riqueza cultural o sus accidentes geográficos.

Eso sí, su momento de temporada alta es el invierno, debido a que la nieve y el esquí se convierten en grandes atractivos estacionales. Sin embargo, se puede apreciar una cierta tendencia a la hora de romper con las temporadas altas de turismo, con la intención de seguir avanzando en materia de sostenibilidad. La administración pública y el sector privado están transformando un modelo de negocio que mantendrá su hegemonía en este campo, pero que también pretende hacer hincapié en otra forma de viajar.

Lograr una estabilidad que alargue las estancias

El objetivo es lograr una estabilidad que alargue las estancias durante todo el año, al mismo tiempo que se teje una red colaborativa entre distintos municipios de la geografía española. De este modo, se transforma competitividad en colaboración, se apuesta por el crecimiento sostenible y se emplean las herramientas tecnológicas para aumentar los beneficios, pero sin que esto se traduzca en un deterioro de estos parajes naturales.

ÚLTIMAS NOTICIAS: