Asesoramiento Energético en Jaca para ayudar a los colectivos más vulnerables

El Ayuntamiento de Jaca ha puesto en marcha un Punto de Asesoramiento Energético con el objetivo de combatir las situaciones de pobreza energética que se dan en la ciudad, destinado principalmente a los colectivos más vulnerables.

La consejera comarcal de Acción Social y concejala jaquesa Laura Climente; el concejal de Acción Social, Carlos Reyes, y la técnica responsable del proyecto, Charo Romero, presentaban este nuevo servicio, que en sus primeras jornadas ha recibido una gran acogida.

PUNTO DE ASESORAMIENTO ENERGÉTICO. Climente, Reyes y Romero, durante la presentación. (FOTO: Rebeca Ruiz)
PUNTO DE ASESORAMIENTO ENERGÉTICO. Climente, Reyes y Romero, durante la presentación. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La implantación del Punto de Asesoramiento Energético está enfocada luchar contra la pobreza energética

La implantación del Punto de Asesoramiento Energético está enfocada a atender, principalmente, a «aquellos colectivos que están en una situación crítica, detectados desde los Servicios Sociales», apunta Reyes. Para concertar una cita con el servicio, que en Jaca se ofrece todos los jueves, de 9.30 a 14.30 horas, en la oficina municipal de Ramón y Cajal, 8, hay que llamar al teléfono 650687128.

El proyecto se enmarca en un convenio de colaboración firmado entre ECODES y el Gobierno de Aragón, que se puso en marcha hace ya tres años y se ofrece en 18 municipios aragoneses. Más de 6.000 familias se han beneficiado ya del servicio, logrando reducir su factura eléctrica en un abanico que oscila entre el 25 y el 30%, explica Romero. Aunque en un primer momento se está atendiendo a familias que llegan canalizadas a través de los servicios sociales, también se pretende llegar a otros colectivos con rentas bajas, como familias numerosas o mayores con pensiones mínimas.

Atención personalizada para reducir la factura eléctrica

Los interesados deben acudir con una factura del consumo eléctrico, que será revisada por la técnica responsable del Punto de Asesoramiento Energético. Deberá responder a un cuestionario sobre sus hábitos y necesidades de energía, y a partir de ahí recibirá un estudio personalizado con recomendaciones para optimizar su uso de energía. Por ejemplo, se ha detectado -explica Romero- que en el 75% de los casos no se está haciendo uso del bono social cuando concurren las circunstancias para poderse beneficiar el mismo. También se analiza el tipo de tarifa contratada, para ajustarla a la forma de vida de cada uno. Y se explica a los interesados qué es lo que deben hacer para reducir su consumo eléctrico.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: