Optibovis: un plan pionero para hacer más productivas las explotaciones extensivas de ganado bovino de la Jacetania

Optibovis es el nombre de un proyecto pionero que tratará de mejorar, en los próximos cuatro años, la productividad de las explotaciones extensivas de ganado bovino de carne de la Comarca de la Jacetania. Un proyecto que tiene como objetivo aumentar la rentabilidad, en términos de producción, hasta un 10 por ciento, objetivo que se ha marcado el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), coordinador de Obtibovis, tras los estudios realizados en los últimos años. Tras la implantación de este modelo para la mejora del sector en La Jacetania, sus impulsores pretenden extrapolarlo -a través de un catálogo de buenas prácticas en sanidad animal, nutrición y manejo reproductivo- a otras zonas del Pirineo.

OPTIBOVIS. De izda. a dcha., Ara, Ferrer, Giménez y Bello, durante la presentación. (FOTO: Rebeca Ruiz)
OPTIBOVIS. De izda. a dcha., Ara, Ferrer, Giménez y Bello, durante la presentación. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Los tres pilares fundamentales de actuación desde Optibovis

Optibovis propone crear, a través de elementos innovadores y nuevas estrategias de manejo, un plan de gestión integral en las explotaciones de vacas nodrizas que permita mejorar su eficiencia productiva, para acercarse lo más posible al objetivo de producir un ternero por vaca y año. Se incidirá especialmente en la mejora de la fertilidad hasta alcanzar el objetivo deseable de al menos el 85%, y la reducción de la mortalidad de los terneros para optimizar la tasa de destete. Para ello, se desarrollarán acciones en tres pilares íntimamente relacionados como son la sanidad animal, el manejo nutricional y el manejo reproductivo del rebaño en condiciones extensivas.

Un grupo de cooperación para Optibovis

Optibovis es un proyecto en el que participan el CITA, la Comarca de la Jacetania, las dos Asociaciones de Defensa Sanitaria (ADS) de vacuno del territorio –Bisaurín, en los Valles Occidentales- y Viejo Aragón -en Jaca-. Juntas, estas entidades forman un grupo de cooperación para lograr el objetivo descrito. El plan se desarrolla en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020, y cuenta con un presupuesto total de 150.000 euros. De ellos, 120.000 proceden de fondos europeos -80%- y del Gobierno de Aragón -20%-. El resto, es financiado por los ganaderos beneficiarios del programa.

Mejorar la productividad y fijar población

El vicepresidente comarcal Joaquín Giménez señala que es «un proyecto muy interesante», ya que «hablar de ganadería extensiva» en este territorio supone «hablar de fijar población», en un «año muy complejo» caracterizado por «precios muy bajos y, además, con los problemas del oso».

Javier Ferrer, responsable de la finca experimental del CITA de La Garcipollera y coordinador de Optibovis, apunta a que en el proyecto están incluidas 4.300 vacas, que forman parte de 10 explotaciones distintas (cinco por cada una de las ADS que trabajan en La Jacetania). «Se va a trabajar en base al manejo natural y habitual de estas explotaciones», señala Ferrer, a lo que añade que se incidirá en introducir prácticas que redunden en beneficios para el ganadero. El objetivo es lograr aumentar la productividad, donde consideran que existe un margen de mejora en torno al 10%, lo que se podría traducir, en términos económicos, en «un aumento de 300.000 euros en la facturación anual en el total del rebaño de la comarca».

«La ganadería extensiva es un motor de desarrollo económico«

Para Victor Ara, veterinario de la ADS Viejo Aragón, «la ganadería extensiva es un motor de desarrollo económico y un sector primario que tiene mucho peso» en la economía de La Jacetania. Pero también en la conservación de los montes y en la sostenibilidad de la montaña -gracias a la gestión de los pastos-.

Una de las principales características de Optivobis es que se va a implantar, en estas explotaciones, un sistema informático que permitirá la ganadero, en todo momento, «llevar un control estricto del ganado» y «tomar decisiones empresariales» en función de las necesidades de las explotaciones, muchas de ellas con una gestión todavía «muy tradicional», señala Ara. En el mismo sentido se pronuncia Beatriz Bello, veterinaria de la ADS Bisaurín, quien subraya que es un proyecto «muy motivador e innovador». En la actualidad, la ADS Viejo Aragón reúne 25 explotaciones, con unas 1.600 cabezas de ganado; y Bisaurín, 30, con unos 3.000 animales. «No se puede influir en los precios, pero sí en la productividad», justifican los impulsores de este proyecto de mejora ganadera en La Jacetania.

El perfil del sector en La Jacetania

«Hay muchas explotaciones que están trabajando muy bien en La Jacetania, pero en muchos casos los ganaderos no son conscientes de sus propios datos productivos», señala Ferrer, lo que es un síntoma «del poco carácter empresarial con el que se manejan estas explotaciones». Otra cuestión que se ha detectado con el diagnóstico previo es el efecto de las subvenciones europeas. «Hay ganaderos que son grandes gestores de las ayudas PAC «-reconoce el coordinador del proyecto-, pero en algunos casos, estas ayudas han limitado la capacidad del ganadero para seguir buscando más productividad para su explotación. Además, el sector cuenta, en general, con poca tecnificación y está muy envejecido -la media de edad se sitúa en torno a los 60 años-. Y lo que es peor, muchos ganaderos están solos. Un problema al que hay que añadir la falta de cobertura en muchas zonas, lo que hace muy complicado la implantación de los avances tecnológicos en los procesos productivos: Éste es el perfil de la ganadería extensiva en La Jacetania. No obstante, y gracias, entre otros factores, a las nuevas incorporaciones al sector por parte de jóvenes que quieren quedarse en sus pueblos de origen y desarrollar en ellos su proyecto de vida, el número de cabezas de bovino extensivo se ha incrementado en La Jacetania en los últimos años, aunque ha descendido el número de ganaderos.

En la actualidad, las ADS Viejo Aragón y Bisaurín reúnen más del 90 por ciento del ganado bovino extensivo de La Jacetania, principalmente de las razas Parda de Montaña, Pirenaica y Limousin.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: