Nace ‘Emprende Biescas’, un espacio de coworking municipal para luchar contra la despoblación

La alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, ha presentado el espacio de coworking 'Emprende Biescas', que estará ubicado en el Centro Cívico. (FOTO: Rebeca Ruiz)
La alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, ha presentado el espacio de coworking ‘Emprende Biescas’, que estará ubicado en el Centro Cívico. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Emprende Biescas es el nombre del nuevo espacio de coworking impulsado por el Ayuntamiento de la localidad para crear riqueza en el municipio y frenar la despoblación del medio rural. Se trata de uno de los pocos espacios de estas características que existe en la zona, que pretende generar riqueza no solo para la localidad, sino para todo el Valle de Tena. Estará ubicado en el Centro Cívico, que, a partir de ahora, se conocerá con el nombre de Máximo Palacio, en homenaje al desaparecido primiciero y ermitaño de Santa Elena.

La alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, presentaba este viernes el nuevo espacio de coworking, que se llamará Emprende Biescas. Está ubicado en el Centro Cívico, en el corazón del casco urbano, a escasos metros del Ayuntamiento y de la zona más comercial. Contará con cuatro amplios despachos y una sala de reuniones, a disposición de las pequeñas empresas interesadas en instalarse en él.

Con esta iniciativa, el Consistorio se une a la lista de ayuntamientos pioneros en el Alto Aragón en impulsar este tipo de recursos para impulsar el desarrollo de sus municipios. Para el coworking de Biescas se han utilizado dependencias del Centro Cívico que estaban libres en el edificio, donde también hay espacio disponible para asociaciones y ONGs.

Emprende Biescas

Se trata de una idea impulsada y desarrollada en su momento por el concejal Javier Etura, recuerda la alcaldesa. Ante la experiencia del vivero de empresas que Adecuara mantiene en Biescas desde hace años, el Ayuntamiento era consciente de que necesitaba otro espacio que no estuviera limitado exclusivamente a la actividad agroalimentaria.

El reto pasa, según Nuria Pargada, en «generar empleo y atraer nuevos pobladores». Pero también en «evitar que los vecinos que ponen en marcha una empresa tengan la necesidad de irse fuera». Además, en Biescas hay pocos locales disponibles y los precios son altos, sobre todo por la naturaleza eminentemente turística de la economía local.

En estos momentos ya hay empresas interesadas en instalarse en el coworking de Biescas. Entre otros requisitos, deben abonar un alquiler de 30 euros al mes y pagar un aval de 200 euros, que se devuelve al finalizar el contrato. A cambio, pueden disponer de este espacio, que cuenta con todos los servicios -agua, luz, calefefacción, línea telefónica y conexión a Internet- y es accesible, diariamente de 8.00 a 20.00 horas.

Prioridad para emprendedores jóvenes que vivan en la zona

En función de las solicitudes que se presenten, el Ayuntamiento organizará el uso de los despachos (que podrán ser compartidos si el número de interesados supera al de las instalaciones disponibles). Se priorizará a empresas de reciente creación y a jóvenes empadronados en Biescas o residentes en el Alto Gállego, porque uno de los objetivos es luchar contra la despoblación del territorio, recuerda Pargada. Si hay más interesados que espacio, se creará una lista de espera en función de los requisitos y las necesidades de cada candidato.

Por otra parte, y a instancia de la Hermandad de Santa Elena, el Centro Cívico de Biescas, donde está ubicado el nuevo espacio de coworking, se llamará a partir de ahora Máximo Palacio. Así lo acordaba recientemente el Ayuntamiento de Biescas, que se suma así al recuerdo de la figura de este vecino tan querido en la localidad.

Por Rebeca Ruiz

ÚTIMAS NOTICIAS: