Los niños de Sabiñánigo muestran sus inquietudes en la renovación del Consejo de Infancia

Los niños de Sabiñánigo muestran sus inquietudes en la renovación del Consejo de Infancia
Los niños de Sabiñánigo muestran sus inquietudes en la renovación del Consejo de Infancia.

El pasado 20 de noviembre, el Ayuntamiento de Sabiñánigo acogió la celebración del Pleno del Consejo de Infancia de Sabiñánigo, coincidiendo con el día Internacional de los Derechos del niño. El Consejo de Infancia de Sabiñánigo es el primero que se creó en Aragón, constituido formalmente en el 2003, aunque su actividad se remonta a 1999. Lo forman 12 miembros, que van rotando cada dos años. 

El nuevo Consejo de Infancia de Sabiñánigo

En la sesión de este año, los seis nuevos consejos y consejeras (María Vila, Iraya Franca, Ana Laporta, Oscar Llanos, María Díaz-Otero y Marina Pulido) recibieron la banda de consejeros que les impuso Berta Fernández. La alcaldesa les dio la bienvenida y agradeció su participación en el Consejo “porque a través de este órgano oficial del Ayuntamiento conoceremos de primera mano lo que preocupa a los niños y niñas de Sabiñánigo”, dijo.

Los nuevos miembros estuvieron acompañados durante toda la sesión por familiares, profesores, varios miembros de la Corporación municipal y sus compañeros que repiten cargo: Javier Ara, Adriana Lanaspa, Alice da Rocha, Miguel Lacasta, Izarbe Paul y Samuel Acín.

Manifiesto del Consejo de Infancia de Sabiñánigo

Además, mostraron su satisfacción por participar en esta experiencia y leyeron el manifiesto del Consejo de Infancia:

«Para nosotros es una ilusión haber sido elegidos por nuestros compañeros para representarles en este Consejo. A todos nos gusta participar en las actividades, y por eso queremos trabajar para tener un pueblo mejor y ayudar a los vecinos de Sabiñánigo.

Queremos trabajar con el Ayuntamiento para que haya más actuaciones infantiles en la calle, se organicen mini-discos los sábados o se arreglen algunas aceras como las de la calle Aragón.

También queremos que se pongan aparcamientos para bicis y patinetes junto a lugares públicos frecuentados por niños, jóvenes y adultos.

Por último, queremos pedir a los vecinos y vecinas que no destrocen las zonas verdes, que entre todos se cuiden las mesas, bancos y papeleras; que los dueños de los animales recojan las caquitas de los perros y que los coches reduzcan la velocidad al pasar cerca de places y parques y animamos a los ciudadanos a usar bicis y coches eléctricos para reducir la contaminación».

“El punto de vista de los más pequeños es imprescindible para que entre todos podamos hacer un Sabiñánigo mejor. Además, las propuestas del manifiesto seguro que tienen una buena acogida entre la Corporación municipal y los ciudadanos”, concluye la Marisa Morillo, concejala de Juventud e Infancia.

FOTOS: B&N

ÚLTIMAS NOTICIAS: