Los ciudadanos de Jaca podrán decidir el 20% de la inversión municipal

Casi medio millón de euros, es decir, el 20% de la inversión municipal para 2017 se decidirá por la participación de los ciudadanos en el Ayuntamiento de Jaca. El compromiso municipal da la oportunidad a los jacetanos para poder decidir el destino de más de 480.000 euros del Presupuesto Municipal que se dedicará a realizar inversiones, de acuerdo con las prioridades que marquen los ciudadanos de Jaca.

Mediante este compromiso, la elaboración de los próximos Presupuestos, la herramienta más importante con que cuenta la gestión municipal en la ciudad, contemplarán en casi medio millón de euros las preferencias de los ciudadanos para realizar sus inversiones durante el ejercicio de 2017.
El plazo para presentar iniciativas se ha abierto hasta el próximo 24 de octubre. Todos los jaqueses pueden intervenir en la elaboración de esta parte del Presupuesto, aportando propuestas y poniendo de manifiesto necesidades y carencias que observen sobre el bienestar social de la ciudad, ejerciendo como ciudadanos. Para poder presentar estas propuestas, se ha creado una dirección electrónica presupuestosparticipativos@aytojaca.es a la que pueden enviarse las iniciativas. Asimismo, los ciudadanos cuentan con otro canal, accediendo a través de la web municipal www.jaca.es, entrando en la sección de Ciudadanos, ubicada en el apartado de Jaca, donde existe un sitio específico denominado Presupuestos Participativos, en el que aparecen unas fichas que pueden rellenarse con las solicitudes que se quieren presentar, que serán estudiadas por los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento con el fin de que puedan ser presupuestadas. Con estas aportaciones, proseguirán los diferentes procesos participativos para poder priorizar las propuestas viables, logrando que un 20% de las inversiones que se lleven a cabo en 2017 partan de la iniciativa de los jacetanos.
El Ayuntamiento de Jaca ya ha celebrado una reunión pública para tratar los Presupuestos Participativos, a la que acudieron representantes de las principales asociaciones ciudadanas pertenecientes a diferentes ámbitos de la sociedad jaquesa: cultura, deporte, comercio, empresa, política, ocio, juventud, etcétera.
Los Presupuestos Participativos constituyen una forma abierta de participación de los ciudadanos en la gestión pública de la ciudad. Con esta fórmula, los vecinos pueden marcar sus prioridades en la elaboración del Presupuesto Municipal que será el que determine, a su vez, la gestión política del ayuntamiento.
Los presupuestos participativos convierten a los ciudadanos en agentes activos y protagonistas de una parte importante de la vida pública, haciendo que dejen de ser meros observadores de los acontecimientos que pasan a su alrededor, influyendo en las decisiones que se toman en su entorno más cercano y que afectan directamente a su vida como vecinos de su comunidad.
Con la activación y desarrollo de unos presupuestos participativos, se fomenta la reflexión social y la solidaridad, además de mejorar la comunicación entre la administración local y la ciudadanía. Este método promueve que las soluciones a los problemas comunes se busquen entre todos, logrando una mayor transparencia y eficacia en la política local.
Los Presupuestos Participativos son uno de los pilares fundamentales de la participación ciudadana, una de sus principales razones de ser que le dan sentido en el ámbito de la gestión pública. Si no se realizan unos presupuestos participativos, la participación ciudadana se queda en una inútil quimera llena de buenas intenciones pero sin ninguna efectividad ni autenticidad, es decir, vacía de contenido.
Según se puso de manifiesto en la primera reunión, a la que asistieron casi 30 personas, los presupuestos participativos conciernen a las inversiones que plantea, programa, presupuesta y ejecuta el ayuntamiento de la ciudad. Esas inversiones afectan directamente a las condiciones de vida de los vecinos, repercutiendo en la calidad de vida que disfrutan como ciudadanos. Las inversiones que realiza el ayuntamiento son obras, que pueden ser nuevas o de mantenimiento de lo que ya hay. Por ejemplo, puede tratarse de construir un parque nuevo o de peatonalizar una calle que ya existe; puede construirse un pabellón deportivo, una planta potabilizadora o pueden reurbanizarse varias calles de un barrio para mejorar el tráfico y otras condiciones de vida de los vecinos. Además de las obras, las inversiones municipales también pueden ser adquisiciones del ayuntamiento, que se denominan “permanentes”, pudiendo tratarse de comprar un vehículo, un contenedor de residuos o cualquier otro elemento urbano.