La historia del Alto Gállego es la historia de sus gentes: Franco Interiores

La historia del Alto Gállego es la historia de sus gentes: Franco Interiores
La historia del Alto Gállego es la historia de sus gentes: Franco Interiores.

La década de los 60 supuso un crecimiento demográfico exponencial en la comarca del Alto Gállego. La demanda de personal desde la industria instalada de Sabiñánigo atrajo a gente de todos los alrededores. Fue el caso de Ramón Franco, procedente de Sarsamarcuello, un pequeño pueblo a la sombra del castillo de Loarre, que hizo su petate y se instaló en Sabiñánigo.

La historia de Ramón Franco

Ramón Franco, trabajando de sol a sol en la fábrica de aluminio, se formó una vida, siendo el sustento principal de sus padres, hermano y de su incipiente familia. Pronto, sus inquietudes hicieron que este hombre trabajador se diera cuenta que el crecimiento poblacional implicaba múltiples oportunidades de negocio. Y en el año 1969, desde cero, creó su empresa, a la que llamó Toldos Franco.

Compró un garaje, y mientras su madre le cogía los recados de la gente que acudía y su mujer atendía el teléfono en casa, Ramón compaginaba su trabajo en la fábrica a turnos, con la atención de sus clientes y empresas.

Además del trabajo, sus inquietudes le hicieron participar activamente en la sociedad de este territorio, formando parte en las primeras directivas de asociaciones tan significativas para todos como GMS, Club Ciclista Sabiñánigo, el Casino o la AD Sabiñánigo.

La historia de Sabiñánigo y la comarca del Alto Gállego está llena de pequeñas hazañas personales como la de Ramón Franco. Hombres y mujeres que dejaron atrás su hogar para formar uno nuevo en estas tierras a base de sudor y esfuerzo.

Del taller de Ramón Franco a un referente en las comarcas pirenaicas

Hoy, el pequeño taller que fundó Ramón Franco, se ha convertido en toda una empresa, Franco Interiores SL, dedicada al equipamiento de viviendas. Empresa que, anteriormente al COVID, ha dado trabajo a 6 personas de forma directa más otros colaboradores externos, con dos centros de trabajo, y que ahora sigue luchando por recuperar su camino de crecimiento.

Franco Interiores es el principal distribuidor de primeras marcas de descanso y decoración, para las comarcas pirenaicas y ofrece un servicio tanto de interiorismo como de equipamiento integral a sus clientes, a través de su oficina técnica y profesionales asociados. Su principal valor añadido es la personalización de sus productos, servicios y el exquisito trato con los clientes.

Si Ramón Franco siguiera por aquí, estaría muy orgulloso de lo que es hoy en día su empresa y de la tierra que lo acogió.

Por José Ramón Franco (Franco Interiores)

ÚLTIMAS NOTICIAS: