Jaca y Biescas vuelven a las calles este viernes en defensa del Pirineo Aragonés

Jaca y Biescas son los dos lugares elegidos para las próximas concentraciones que, avaladas por el movimiento #SOSPirineoAragones, se desarrollarán el próximo viernes, 5 de febrero, en defensa del sector turístico y para pedir ayudas reales que puedan paliar las graves consecuencias de las restricciones de movilidad frente al COVID.

El Pirineo vuelve a unirse este viernes en una nueva movilización. Habrá concentraciones simultáneas en Jaca, Biescas, Castejón de Sos y Aínsa. (FOTO: Rebeca Ruiz)
El Pirineo vuelve a unirse este viernes en una nueva movilización. Habrá concentraciones simultáneas en Jaca, Biescas, Castejón de Sos y Aínsa. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Horarios y lugares de las próximas concentraciones en defensa del Pirineo

En Jaca, la concentración cambia de escenario y se desarrollará en la Plaza Biscós, a las 18.30 horas. A ella están llamados toda La Jacetania y el Valle del Aragón. En el caso de Biescas, centralizará la protesta del Valle de Tena y la Tierra de Biescas. También está convocada a las 18.30 horas. A las concentraciones de Jaca y Biescas se sumarán las de Castejón de Sos y Aínsa, punto de encuentro para los afectados de Benasque y del Sobrarbe.

Todas las caceroladas tendrán lugar simultáneamente.

El Pirineo unido en un movimiento apartidista y apolítico

Asociaciones empresariales y turísticas han anunciado que respaldarán la convocatoria, al igual que numerosos representantes de los pueblos afectados. Desde el movimiento #SOSPirineoAragones, organizado ya según territorios, se insiste en el carácter «apolítico» y «apartidista» de estas movilizaciones.

Su objetivo, una vez más, es visibilizar la situación agónica que vive el Pirineo Aragonés como consecuencia de las restricciones de movilidad, los confinamientos y las limitaciones de actividades decretadas por el Gobierno de Aragón. Y, una vez perdida gran parte de la temporada, insistir en la necesidad de ayudas directas y eficaces que puedan aliviar la crisis de miles de familias que dependen del turismo y de la nieve en los pueblos de Pirineo oscense.