Jaca reclama a Fomento una solución para que el transporte pesado no atraviese el centro de la ciudad

Un momento de la reunión mantenida entre el alcalde de Jaca, la diputada regional y concejal Olvido Moratinos, los representantes de los empresarios de la zona y la directora del Hospital de Jaca.

El alcalde de Jaca ha propuesto a los grupos municipales que el Ayuntamiento reclame a Fomento una solución práctica para que la ciudad no tenga que soportar el tráfico pesado y de mercancías peligrosas que la atraviesan, explica el Ayuntamiento en una nota de prensa.
Juan Manuel Ramón ha propuesto, en reunión de portavoces, elevar al pleno municipal una propuesta cuyo contenido solicita a Fomento resolver la situación, considerando prioritario “paliar las graves consecuencias” que pueden producirse por el escenario creado por el cierre de Monrepós y por la tardanza en la posterior apertura definitiva de esta vía, de la que pueden derivar graves perjuicios para los ciudadanos de Jaca y, además, muestra su preocupación por “el retraso histórico que acumula el eje de la A-21 y A-23”.
El Ayuntamiento de Jaca instará a Fomento a que “proceda inmediatamente a establecer una regulación del tráfico por el tramo urbano y la travesía de la ciudad de Jaca, con el fin de garantizar que no circulen transportes de mercancías peligrosas durante el horario de mayor densidad de circulación urbana, fijando las efectivas medidas disuasorias y de control”. Asimismo, el Ayuntamiento de Jaca solicita que se acometa con toda urgencia la construcción de la rotonda de la CN 240 en el Llano de la Vitoria, cuyo proyecto fue enviado hace tiempo por el Ayuntamiento al Ministerio.
El alcalde de Jaca ya reclamó, en la reciente reunión mantenida en Sabiñánigo con el presidente Lambán, que se concluya el desarrollo del Plan Estratégico del Hospital de Jaca, centro hospitalario de referencia para las tres comarcas altoaragonesas: Jacetania, Alto Gállego y Sobrarbe.
Asimismo, los representantes de Jaca también plantearon en esta reunión la afección que esta suponiendo para el turismo en la zona, por lo que reclamó soluciones que frenen los efectos negativos del cierre de la principal vía de acceso a las comarcas pirenaicas, y que se facilite una información puntual y correcta.
Jaca planteó, además, que la A-132, carretera que transcurre por el puerto de Santa Bárbara, es la vía principal de acceso para parte de los residentes de la comarca y, como se ha demostrado, vía alternativa importante al trazado por Monrepos, por lo que se reclamó al Gobierno de Aragón la necesidad de invertir de manera importante en mejorar esta carretera.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Jaca ha mantenido esta misma tarde una reunión con representantes de las asociaciones de empresarios; AEJ, Acomseja, CIT y Asociación Turística del Valle del Aragón, para informarles sobre la marcha de las medidas que se están tomando ante los problemas surgidos con el cierre de Monrepós y de los desprendimientos y cortes en la A132, en lo que puede afectar al tejido empresarial y turístico y a la sociedad en general.
En la propuesta que se ha tratado en junta de portavoces, en la que se solicitan medidas para que el transporte pesado y de mercancías peligrosas no afecte a la ciudad, se requiere al Ministerio para que proceda “con toda urgencia, y sin más excusas ni dilaciones, a la licitación, adjudicación y ejecución” del tramo correspondiente a la variante que une las autovías A-21 y A-23, de acuerdo con el anuncio que el Gobierno realizó hace ya dos años, “y tal y como ya solicitó el pleno municipal de Jaca en su sesión de 18 de octubre de 2017, en un acuerdo que todavía no ha sido contestado”.