Homenaje de Salvatierra de Esca a las ‘golondrinas alpargateras’ con los niños como protagonistas

Homenaje de Salvatierra de Esca a las golondrinas alpargateras con los niños como protagonistas. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Homenaje de Salvatierra de Esca a las golondrinas alpargateras con los niños como protagonistas. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Salvatierra de Esca homenajeaba a las golondrinas, aquellas mujeres que durante décadas salían de los valles españoles hacia Francia para coser alpargatas durante el invierno, con un entrañable homenaje que ha tenido a los más pequeños del pueblo como protagonistas. Fueron ellos, a través de un proyecto desarrollado en su colegio -que pertenece al CRA Río Aragón-, los que pidieron al alcalde que dedicara una plaza al recuerdo de aquellas mujeres, cuya historia está muy vinculada a muchas familias de la zona. En un ambiente festivo y en un guiño a su historia y a sus raíces, Salvatierra inauguraba este jueves la Placeta Las golondrinas alpargateras.

Las golondrinas alpargateras

«Los alumnos y alumnas del colegio han realizado un trabajo de investigación, y hemos decidido que poner el nombre a una plaza del pueblo era una bonita forma de homenajear a las mujeres que acudían a la localidad francesa de Mauleón a coser alpargatas en los últimos años del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. Estas mujeres marchaban durante el invierno y regresaban en primavera, por lo que fueron conocidas como golondrinas alpargateras», recordaban las profesoras del colegio, Carol Martínez, Marta Quílez y María Sanjuán.

El acto, presentado por la concejala de Cultura, Luci Montesinos, ha contado con la presencia del alcalde, Juan Carlos Bescós. A mediodía, algunos escolares, acompañados por sus profesoras y por familiares y amigos, leían unos sencillos textos que explicaban la historia de las golondrinas alpargateras, y recordaban las vicisitudes de sus viajes para ir a trabajar a Francia. Seguidamente, se descubría la placa con el nombre de la nueva placeta, y el Ayuntamiento invitaba a los vecinos a un aperitivo para celebrar el acontecimiento.

Descubrimiento de la placa de la Placeta Las golondrinas alpargateras. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Descubrimiento de la placa de la Placeta Las golondrinas alpargateras. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La importancia de las golondrinas

«Este acto es un homenaje a todas las mujeres del entorno -pero sobre todo, a las de este pueblo-, que con tantas dificultades luchaban por el bienestar de la familia. Dificultades como el alejamiento de las familias, cruzar los puertos caminando casi siempre, en invierno,… Se iban en otoño y volvían en primavera para ayudar en las labores de las casas, que fundamentalmente eran la agricultura y la ganadería«, explicaba Montesinos. La concejala ponía en valor el trabajo desarrollado por «el alumnado y el profesorado de Salvatierra de Esca, al que desde la Corporación Municipal -proseguía-, como el resto de los vecinos, nos queremos sumar, para recordar y mantener en la memoria nuestro pasado».

En el colegio de Salvatierra de Esca, que cuenta actualmente con unos 270 habitantes, estudian cada día una veintena de niños de Infantil y Primaria.

«La idea surgió de la Comisión de Convivencia e Igualdad -explica Sanjuán-. Salimos a las calles del pueblo para ver si había alguna con nombre de mujer, y nos dimos cuenta de que había alguna, pero que no era suficiente. De ahí salió el proyecto de investigar la historia de Salvatierra y ver a qué mujeres se les podía dedicar una calle o una plaza».

El siguiente paso fue preguntar en el Ayuntamiento. Al mismo tiempo, los niños investigaron en sus casas, hablando con sus familias. Y fue donde comenzó a tomar forma la iniciativa, ya que los vecinos tenían en la memoria a las golondrinas. Toda la comunidad educativa se unió para sacar adelante, en el que, de una forma u otra, se ha implicado todo el pueblo.

Numerosas historias desconocidas y un proyecto que tendrá continuidad

«A partir de ahí, desarrollamos un proyecto mucho más amplio, donde hemos trabajado numerosos aspectos, y que hoy ha tenido su colofón con la placa que se ha descubierto en la plaza», señalan las maestras. De hecho, el proyecto no concluye aquí, sino que tiene vocación de continuidad.

Las profesoras esperan que a partir de aquí haya familias que se animen y puedan ofrecer más datos acerca de las golondrinas alpargateras, porque fueron muchas las familias que vivieron estas experiencias en los valles más occidentales de La Jacetania. Ya tienen una lista de más de 22 mujeres que salieron desde Salvatierra, pero saben que fueron muchas más. Y esperan poco a poco poder seguir ampliando la relación, como ya se ha hecho en otros lugares como Ansó o Fago, en La Jacetania, o en la localidad navarra de Burgui.

De lo que sí que tienen constancia es que la primera golondrina que voló a Mauleón era de Salvatierra de Esca, y que se casó con un vecino de Fago en 1831. Lo saben por los registros franceses y las actas de matrimonio del pueblo, pero la falta de documentación hace muy difícil recabar datos y seguir investigando.

No obstante, ya han dado el primer paso y esperan que, poco a poco, se pueda seguir recuperando la memoria de todas aquellas mujeres que fueron tan importantes para las familias jacetanas y a las que la historia de esta tierra les debe tanto.

Por Rebeca Ruiz (texto y fotos)

ÚLTIMAS NOTICIAS: