Evocando los orígenes de Sabiñánigo por La Cabañera y el Camino del Pastor

Hoy nos vamos de paseo por Sabiñánigo. Os proponemos un paseo fácil por La Cabañera (Cañada Real) y el Camino del Pastor que os costará alrededor de una hora. Se trata de una ruta circular de menos de 6 kilómetros que, seguramente, a los más nostálgicos os recordará a los primeros habitantes del nuevo Sabiñánigo, aquellos que se asentaron junto a la estación de ferrocarril; de todos los paseos hasta el pueblo para llevar a cabo tareas tan cotidianas como ir a misa o dar sepulcro a sus seres queridos.

LA CABAÑERA Y EL CAMINO DEL PASTOR. Interesante ruta por Sabiñánigo.
LA CABAÑERA Y EL CAMINO DEL PASTOR. Interesante ruta por Sabiñánigo.

«… Cruzamos el puente del tren para encontrar la antigua Cabañera, por donde, durante siglos, el ganado de la zona ha trashumado…»

Partimos desde enfrente de la empresa Iberfoil, en la Avenida Huesca, para descender por el camino que se bifurca en la acera contraria paralelo a la vía de tren. Cruzamos el puente del tren para encontrar la antigua Cabañera, por donde, durante siglos, el ganado de la zona ha trashumado. Seguimos la pista paralelos al río Gállego hasta el Mesón Quemado o Quemau, claro ejemplo de arquitectura popular que ofreció reposo y manutención a los usuarios de esta vía pecuaria. 

LA CABAÑERA Y EL CAMINO DEL PASTOR. Interesante ruta por Sabiñánigo.
LA CABAÑERA Y EL CAMINO DEL PASTOR. Interesante ruta por Sabiñánigo.

Abandonamos La Cabañera para tomar el Camino del Pastor. Éste atraviesa la vía del tren en dirección este. Este camino, por donde el pastor Guillén transportó los restos de Santa Orosia hasta Jaca, nos llevará a Sabiñánigo Alto. No os perdáis su iglesia barroca ni olvidéis pasear por sus estrechas calles.

De vuelta a La Cabañera

Atravesamos el núcleo dirección norte y remontamos la Sierra de los Capitiellos por un rocoso sendero que dejará a nuestras espaldas una bonita estampa del tradicional Samianigo. Seguimos cresteando en dirección a las antenas que al fondo se divisan. En pocos metros, encontramos un desvío a la izquierda que desciende hasta La Cabañera. Seguimos hasta encontrar el puente del tren por el que hemos cruzado el río al inicio de nuestra ruta. Ahora, sólo falta volver por dónde hemos venido.

Esperamos que os haya gustado la ruta y que esta sea una buena excusa para conocer un poco más la historia de nuestro municipio.

Por Anna Artiza, técnica responsable de la Oficina de Turismo de Sabiñánigo

ÚLTIMAS NOTICIAS: