Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún

Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de La Jacetania (Acomseja) rendía este sábado un entrañable homenaje a la estación de Astún para agradecer a los responsables del centro invernal el esfuerzo realizado durante la pasada temporada, cuando fue la única estación aragonesa que abrió sus puertas a pesar de las dificultades que acarreó la pandemia. Una situación que supuso un respiro para el tejido empresarial local y un alivio para cientos de comerciantes y hosteleros, pero también para las familias de los propios trabajadores.

Marian Bandrés, presidenta de Acomseja, y acompañada de Blanca Vela, entregaba a Jesús Santacruz, presidente de Eivasa, una placa con unas palabras de agradecimiento en la Terraza de Los Ibones, en presencia de otros miembros de la organización empresarial y de la estación.

Astún, un motor de desarrollo para la comarca y un alivio en los momentos más difíciles

«En este día tan radiante, y en representación de los empresarios de nuestra Comarca de la Jacetania, celebramos este encuentro en uno de los lugares más emblemáticos, turísticos y bonitos de nuestro Valle del Aragón, para presentaros reconocimiento y agradecimiento a nuestros anfitriones; la Estación invernal del Valle de Astún, cuya junta directiva supísteis comprender, en una de las peores crisis que hemos vivido, tanto en términos económicos, sociales y de salud, que érais uno de los motores económicos del valle y de la comarca, tomando la decisión de abrir la estación de esquí con la seguridad de que tendríais que asumir pérdidas económicas», explicaba Bandrés.

Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La presidenta de Acomseja señalaba que, con esta decisión empresarial, que calificaba de «valiente y arriesgada», la estación de Astún contribuyó «a paliar, en la medida que permitieron las circunstancias, el duro golpe que supuso para todo el tejido empresarial la falta de afluencia de nuestra principal fuente de ingresos: el turismo de nieve, atrayendo a los vecinos de la provincia a visitar nuestra zona y a los esquiadores profesionales, y permitió acoger a los niños de nuestras escuelas para que pudieran practicar uno de nuestros maravillosos deportes, el esquí».

Agradecimiento de los empresarios a Astún

«En agradecimiento a la Estación Invernal del Valle de Astún por la valiente decisión de abrir sus instalaciones durante el duro año de la pandemia COVID-19, 2020-2021» es el mensaje que ha querido trasladar Acomseja al centro invernal, y así se recogía en la placa recogida por Santacruz.

«Es nuestro agradecimiento, reconocimiento y respeto, el de vuestros vecinos los empresarios de la Comarca de la Jacetania. Sabemos que este es el comienzo de un pacto de confianza y colaboración que nos pondrá alianzas prósperas en el camino», concluía Bandrés, haciendo un guiño a la gente de la montaña: «Empresarios valientes, montañeses duros y trabajadores. Así somos en nuestra comarca. Juntos, colaborando seremos capaces de salir adelante y hacernos aún más fuertes».

Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Entrañable homenaje de los empresarios de Acomseja a la estación de Astún. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Una decisión difícil

Por su parte, Jesús Santacruz agradecía el gesto de los empresarios en nombre de todo el equipo de Astún. Y reconocía que la decisión de abrir el pasado invierno, en medio de la etapa más dura de restricciones de movilidad, no fue fácil. Según sus palabras, fue «relativamente complicado».

Pese a todo, el centro invernal abrió sus puertas. Fue la única estación aragonesa que funcionó durante el invierno. Y, de nuevo, este verano continúa en la misma línea, con su telesilla a los lagos en funcionamiento ya desde hace semanas. «No nos esperábamos este reconocimiento; solo creíamos que cumplíamos con nuestro deber», señalaba Santacruz, que recordaba, asimismo, que los protocolos COVID aplicados en las instalaciones evitaron que se haya dado un solo caso de contagio ni entre los trabajadores ni entre los usuarios.

«Acomseja y Astún defendemos juntas el territorio», concluía el responsable de Eivasa, con unas palabras que ponían de manifiesto la buena relación existente entre ambas entidades y su voluntad de seguir trabajando de la mano por La Jacetania.

Por Rebeca Ruiz (texto y fotos)

ÚLTIMAS NOTICIAS: