Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca

Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en Jaca en el Primer Viernes de Mayo. El Conde Aznar (Miguel Carasol), cantando el Himno desde un balcón en la Calle Mayor. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en Jaca en el Primer Viernes de Mayo. El Conde Aznar (Miguel Carasol), cantando el Himno desde un balcón en la Calle Mayor. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Jaca vivía su Primer Viernes de Mayo entre sentimientos encontrados, en una jornada con un ambiente muy diferente al habitual en el día grande de la ciudad. Los jacetanos, en un alarde de responsabilidad, y entre tristeza y resignación, se quedaban en casa esperando que el próximo año, por fin, se pueda volver a sacar a las calles el orgullo jaqués en todo su esplendor. El incremento de la incidencia del COVID en la ciudad en las últimas semanas y el confinamiento de Jaca -en alerta de nivel 3 agravado- obligaban a suspender todos los actos oficiales.

Importante dispositivo de seguridad en el Primer Viernes de Mayo

La tranquilidad ha sido la nota predominante en la jornada, donde la presencia de un importante dispositivo de seguridad -que velaba para evitar que pudieran darse aglomeraciones o incumplimientos de las medidas vigentes para frenar la pandemia- era lo único que recordaba que hoy era Primer Viernes de Mayo en Jaca. Asimismo, muchos establecimientos de hostelería decidían, voluntariamente, no abrir sus puertas. Y los que lo han hecho respetaban escrupulosamente los protocolos COVID.

La Hermandad del Primer Viernes de Mayo y el Ayuntamiento de Jaca habían pedido prudencia y habían hecho un llamamiento para que se respetaran las normas y no se saliera a la Calle Mayor a cantar el himno, el momento más importante para los jacetanos. Cuando se acercaba la hora, Policía Nacional y Policía Local blindaban la puerta del Consistorio jaqués, en previsión de que pudiera haber aglomeraciones.

Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en Jaca en el Primer Viernes de Mayo. La puerta del Ayuntamiento, en el momento del himno. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en Jaca en el Primer Viernes de Mayo. La puerta del Ayuntamiento, en el momento del himno. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Resignación y nostalgia

Tampoco han salido a la calle los trajes del Primer Viernes de Mayo, para evitar un efecto llamada que hubiera podido traducirse en más contagios -solo se ha visto alguno de forma aislada-. Solamente se ha mantenido la misa en la Ermita de la Victoria, a puerta cerrada, con la bendición de términos. Y la Salve en la Catedral de San Pedro, presidida por el obispo de Jaca, Julián Ruiz Martorell, que ha contado, entre otros, con la presencia del Conde Aznar (Miguel Carasol) y del presidente de la Hermandad, Carlos García; de los expresidentes Pepe Arbués y Lorenzo Echeto, y de los concejales Santiago Tomás y María Elena Betés.

Los jaqueses, por su parte, cumplían. Entre resignación y nostalgia, su comportamiento ha sido ejemplar durante toda la mañana. Y cuando se acercaban las dos de la tarde, la Calle Mayor, por segundo año consecutivo, volvía a estar casi desierta.

El Himno del Primer Viernes de Mayo, desde los balcones en una Calle Mayor blindada

Solo desde algunos balcones, el Conde Aznar y otros miembros de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo salían a cantar el himno con la música de la Banda Municipal Santa Orosia, que se ha retransmitido simultáneamente en todas las emisoras que se escuchan en Jaca para que los jacetanos pudieran entonarlo desde sus teléfonos móviles.

Ni siquiera ha sonado el himno por megafonía en las calles, ya que se consideró que, por responsabilidad, debía evitarse cualquier motivación para que los jaqueses se reunieran y que este hecho pudiera favorecer alguna situación de riesgo. Por eso, durante los últimos días, se había grabado la música de Ortega Monasterio y se habían repartido 7.000 cuartillas con la letra de Eugenio Villacampa, para llegar a todos los hogares. Ha sido en ese instante, en el momento del canto del himno, cuando se han vivido los momentos más emocionantes de este extraño Primer Viernes de Mayo.

El Himno de Jaca despedía un Primer Viernes de Mayo que es Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2020 -aunque todavía no se ha podido estrenar la catalogación- y que los jaqueses han vivido con emoción y mucho sentimiento. Y esperando que, por fin, el próximo año, se pueda volver a gritar por las calles que Jaca libre sabe vivir a la sombra del monte Oroel.

Por Rebeca Ruiz (texto y fotos)

Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca
Emoción contenida, orgullo jaqués y resignación en un Primer Viernes de Mayo muy difícil para Jaca

ÚLTIMAS NOTICIAS: