El escudo original de la espadaña de la Ciudadela de Jaca recupera su protagonismo

El escudo original de la espadaña de la Ciudadela de Jaca recupera su protagonismo. (FOTO: Rebeca Ruiz)
El escudo original de la espadaña de la Ciudadela de Jaca recupera su protagonismo. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Por primera vez, y después de muchos años, el escudo original que presidió la entrada de la Ciudadela de Jaca luce en todo su esplendor. Tras las últimas reformas del Castillo de San Pedro, se puede disfrutar de este elemento de gran valor histórico, que presidió la entrada de la fortaleza que mandó edificar Felipe II en 1592, y observar de cerca la riqueza de sus detalles. Junto a otros dos escudos colocados, en origen, en el acceso a la Ciudadela, la pieza se expone ahora recuperando parte de la historia del monumento. Los símbolos cobran más fuerza que nunca en el nuevo espacio habilitado en el Palacio del Gobernador.

El escudo original que estaba situado en la espadaña de la Ciudadela de Jaca

El escudo más grande, con las armas de Felipe II y que se encuentra en muy buen estado de conservación, estuvo originariamente colocado en la espadaña del castillo, recuerda Julio Rina, gestor cultural de la Ciudadela de Jaca.

Este escudo que presidía el frontis de la Ciudadela de Jaca está formado por las armas de Aragón, Portugal, Castilla, León, Granada, Austria, Flandes, Borgoña -antiguo y moderno-, Brabante, Tirol y Dos Sicilias, con el collar de la orden del Toison de Oro, y tal y como correspondía al que se utilizaba en el siglo XVI. En él está representada, de esta manera, una gran parte de la historia de España, que se revela a través de los detalles esculpidos fielmente en la piedra, y cuya riqueza queda ahora al alcance de todos.

De la espadaña al Cuerpo de Guardia

De allí se retiró en torno a 1980, durante las obras de rehabilitación que se llevaron a cabo en aquellos años. «Para protegerlo y evitar su deterioro, se guardó en el Cuerpo de Guardia», explica Rina, donde ha pasado desapercibido hasta ahora para la mayoría de los visitantes que no conocían su historia.

En aquel momento, cuando el escudo se retiró de la espadaña, se sustituyó por una réplica, que es la que corona actualmente la entrada al edificio. Es una copia exacta del original, realizada por canteros con piedra de la zona. De la misma manera, otros dos escudos de la Casa de Austria sin las armas de Portugal que se ubicaban en origen en los dos pilares que flanquean el acceso al puente sobre el foso también se guardaron para evitar que pudieran desaparecer con el paso del tiempo. Hoy, los tres escudos se pueden contemplar en una pequeña sala que se acaba de estrenar y que se ha incorporado a los espacios visitables del Castillo, en la parte baja del Palacio del Gobernador.

Los escudos de la Ciudadela de Jaca

De esta manera, el actual equipo directivo de la Ciudadela de Jaca, en su interés por dar a conocer y difundir la historia de la fortaleza, única en el mundo, Monumento de Interés Histórico Artístico desde 1951 y Bien de Interés Cultural, ponía recientemente en valor los tres escudos en un guiño al pasado y con la finalidad de dar a conocer la importancia que tuvo el monumento desde sus orígenes.

Además, un mural en el que se explica el origen de los escudos recuerda la relevancia que, a lo largo de la historia y por todo el mundo, llegó a tener España con el paso de los siglos. España mi natura, Italia mi ventura, Flandes mi sepultura, el lema de los Tercios Españoles, no podía faltar en esta cita con la historia.

La Ciudadela de Jaca y el Fuerte de Rapitán

Por si fuera poco, el año pasado, al rehabilitar la zona, apareció sobre la puerta de esta estancia donde hoy se presentan los tres escudos un cuarto escudo exactamente igual que el que preside la entrada del Fuerte de Rapitán.

Se desconoce en qué momento se colocó esta pieza en la Ciudadela, ni si fue su lugar original o no, si bien el hecho de que sea idéntico al de Rapitán permite presumir que se trata de una réplica del escudo vigente durante el reinado de Alfonso XII en el año 1875 (con los cuatro cuarteles que representan a Castilla, León, Aragón y Navarra, Granada y el escusón con las flores de lys de la Casa Borbón-Anjou).

Nuevo espacio visitable en la Ciudadela de Jaca, donde se pueden contemplar los escudos originales. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Nuevo espacio visitable en la Ciudadela de Jaca, donde se pueden contemplar los escudos originales. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Escudo de la Ciudadela de Jaca, que se recuperó tras las obras de rehabilitación de los muros en noviembre del año pasado. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Escudo de la Ciudadela de Jaca, que se recuperó tras las obras de rehabilitación de los muros en noviembre del año pasado. (FOTO: Rebeca Ruiz)
 Escudo del Fuerte de Rapitán. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Escudo del Fuerte de Rapitán. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Cuenta igual que el del fuerte, construido a finales del siglo XIX como parte de la línea defensiva de la frontera pirenaica, con cuatro banderas y sus moharras, en las que se representan escudos con los cuarteles de León y Castilla cambiados de lugar. Una peculiaridad que llama la atención y que se da en los dos casos, tanto en la Ciudadela como en Rapitán. Y como curiosidad, los cañones cruzados que completan la pieza reproducen, según los historiadores, el del siglo XVI que todavía se conserva en el Castillo de San Pedro.

Con la puesta en valor de sus escudos, la Ciudadela de Jaca vuelve a reinventarse, fiel a su historia, y demostrando que tras sus muros todavía queda mucho por contar.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: