El centro de día del antiguo colegio Santa Ana de Jaca prevé abrir antes de que acabe 2022

El centro de día del antiguo colegio de Santa Ana de Jaca abrirá sus puertas antes de que acabe 2022. (FOTO: Rebeca Ruiz)
El centro de día del antiguo colegio de Santa Ana de Jaca abrirá sus puertas antes de que acabe 2022. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Cáritas Diocesana de Jaca prevé que su centro de día, que estará ubicado en el antiguo colegio Santa Ana, en la Calle del Coso, pueda estar en funcionamiento antes de que termine el próximo año. En concreto, se baraja el segundo trimestre para que pueda concluir la adecuación del inmueble y pueda comenzar a desarrollarse la actividad, de la que se beneficiarán inicialmente 24 usuarios. La primera fase de las obras de remodelación estará terminada, si se cumplen los plazos previstos, en primavera, momento en el que comenzará el traslado de las dependencias de Cáritas al nuevo inmueble -administración, despensa, ropero y talleres-. Posteriormente, previsiblemente a finales de 2022, abrirá sus puertas el centro de día.

Centro de día, dependencias y, en el futuro, apartamentos tutelados

El proyecto de Cáritas en el antiguo colegio de Santa Ana comenzó en 2020, con la adquisición a las Hermanas de la Caridad de una parte de este espacio, cerrado desde hace años -otra parte pasó a pertenecer a la Parroquia de Santiago-.

En la planta baja irá ubicado el citado centro de día, con acceso directo desde el patio y con una superficie de unos 500 metros cuadrados. La primera planta se dedicará a la actividad de Cáritas propiamente dicha. En concreto, a la atención de participantes en los distintos programas, ropero, despensa y cursos y talleres. Y la última, que se adecuará en el futuro, queda reservada para apartamentos tutelados.

Además, el edificio, cuya rehabilitación está a punto de concluir, contempla accesos diferenciados para los usuarios del centro, los participantes en los distintos programas de Cáritas y los trabajadores y voluntarios.

1,6 millones de euros de presupuesto para el centro de día y el resto de dependencias de Cáritas

El presupuesto de la obra (incluido el terreno) asciende a 1,6 millones de euros, financiados por la organización a través de recursos propios, donativos y el legado de personas que, al fallecer, dejaron su herencia a Cáritas.

También están pendientes de la concesión de distintas subvenciones que han solicitado. Y, para financiar el resto, se ha pedido un crédito a Banca Fiare (banca ética), para poder acometer esta inversión que redundará en beneficio para toda la sociedad, recuerdan los responsables de Cáritas Jaca. Todo ello ha sido posible «gracias al buen hacer de las hermanas de la Caridad de Santa Ana», señala Marcos Lera, director de Cáritas Jaca.

Lera explica que el proyecto ha sufrido retrasos respecto al planteamiento inicial y, del mismo modo, se ha encarecido debido a las modificaciones que ha habido que exige el Ayuntamiento de Jaca para las actuaciones en edificios del casco antiguo. En este sentido, ha habido que reformar los vanos, incluyendo balcones, lo que ha encarecido, por ejemplo, la partida destinada a carpintería. O pintar de determinados colores la fachada, entre otras cosas.

«Creemos que en Ayuntamiento deberían de reflexionar sobre una normativa tan estricta, porque al final se trata de una obra que va destinada a personas en riesgo de exclusión social» y a atender a colectivos desfavorecidos, concluye el director de Cáritas Diocesana Jaca.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: