Consejos y precauciones a la hora de adquirir productos relacionados con el Carnaval

carnaval.jpg

Con la llegada de los Carnavales, aparecen también complementos y disfraces sobre los que hay que prestar especial atención por el peligro que pueden entrañar. En 2017, se notificaron en la red de alerta nacional y europea, un total de 98 productos relacionados con artículos de broma, disfraces y complementos (entre ellos 42 disfraces, 14 barbas, pelucas y bigotes, 18 máscaras y 24 complementos varios).

La Dirección General de Protección a Consumidores y Usuarios realizó el pasado año 2.330 actuaciones en relación a estos productos, de los que localizó únicamente 15 referencias de las señaladas, e intervino un total de 97 unidades, informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Desde la Dirección General recuerdan que es fundamental leer bien el etiquetado de los productos adquiridos. En el mismo deben constar datos identificativos del responsable del producto, así como información sobre denominación, identificación de una referencia o lote, advertencias de seguridad, el marcado CE en su caso y la presencia de fragancias alérgenas permitidas cuando estás superan el 0.01% del peso o componentes.

Se deben minimizar posibles riesgos de inflamabilidad y tener una especial precaución con lazos, cuerdas y otros filamentos que pueden llegar a causar estrangulamientos. Si el disfraz lo lleva un menor de siete años o de estatura inferior a 1,34 cm, hay que tener cuidado con que no lleve cuerdas ajustables o cordones en la zona de la cabeza, cuello o parte superior del pecho, pues está prohibido.

LOGO_COLOR_HORIZONTALDesde Consumo aconsejan prestar atención a botones y elementos de menor tamaño que los más pequeños puedan extraer fácilmente y que podrían ingerir o inhalar. Además, algunas máscaras o caretas tienen orificios de ventilación tan diminutos que su utilización conlleva un gran riesgo. Recalcan desde la Dirección General la importancia de no utilizar disfraces en menores de tres años cuando lo advierta su etiquetado.

Conviene recordar que, ante una posible reclamación futura, se aconseja conservar el ticket o justificante de compra y que, en primer lugar, hay que dirigirse al Servicio de Atención al Cliente de la empresa, que estará obligada a dar respuesta en el plazo máximo de un mes. En el caso de no recibir respuesta o si esta no es de nuestro agrado, se puede elevar ante los Servicios Provinciales de Ciudadanía y Derechos Sociales o ante las Oficinas Municipales y Comarcales de Información al Consumidor, donde también podrán plantear sus consultas.

Además, los ciudadanos pueden ponerse en contacto con la Dirección General a través de consumo.doc@aragon.es, desde el 900 12 13 14 o a través de Facebook y Twitter en @ConsumoAragon.