Bocadillos, chocolate y churros frente al consumo de alcohol en jóvenes el Primer Viernes de Mayo

Bocadillos y chocolate con churros contra el alcohol en los jóvenes el Primer Viernes de Mayo. De izquierda a derecha, María Victoria Mora, Elena Izuel y Laura Climente. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Bocadillos y chocolate con churros contra el alcohol en los jóvenes el Primer Viernes de Mayo. De izquierda a derecha, María Victoria Mora, Elena Izuel y Laura Climente. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El Ayuntamiento de Jaca, en colaboración con la Comarca de la Jacetania, retoma este año su campaña contra el consumo de alcohol a edades tempranas y durante el Primer Viernes de Mayo volverá a repartir chocolate con churros, agua y bocadillos entre los jóvenes que acudan a almorzar al cementerio el día de la fiesta.

Campaña preventiva contra el consumo de alcohol durante el Primer Viernes de Mayo

La consejera comarcal y concejala del Ayuntamiento de Jaca Laura Climente; la directora del Centro de Servicios Sociales de la Comarca de la Jacetania, María Victoria Mora, y Elena Izuel, técnico de Prevención de Adicciones del Ayuntamiento de Jaca, presentaban las acciones que se desarrollarán este año.

La campaña preventiva del consumo de alcohol durante la festividad del Primer Viernes de Mayo se lleva desarrollando en Jaca desde hace más de 20 años. Al reparto de agua y bocadillos de las primeras ediciones, en 2018, se sumaba el chocolate con churros en las proximidades de la Ermita de Santa María de Mocorones. Este año, también habrá test de alcoholemia a disposición de aquellas personas que acudan al almuerzo del cementerio en coche (al margen de los controles policiales que puedan establecerse).

En total, hay preparados 30 litros de chocolate, 300 churros y 40 bocadillos de jamón y queso. También, para celíacos. Pero «no se trata de una chocolatada popular. Sino de minimizar los daños del consumo de alcohol». Sobre todo, entre los jóvenes, recuerdan las responsables de la campaña.

Que el alcohol no juegue tu partida

Que el alcohol no juegue tu partida es el eslogan elegido para la iniciativa. Se enmarca en el Plan Comarcal de Prevención de Adicciones de la Jacetania y tiene como objetivo concienciar de las consecuencias de un uso indebido o excesivo del alcohol entre los jóvenes. Y, especialmente, durante el Primer Viernes de Mayo.

Este año, la campaña contempla un programa de charlas preventivas sobre consumo de alcohol a los alumnos de ESO, Bachillerato y ciclos formativos de los centros educativos de Jaca (Escuelas Pías, Domingo Miral y Pirineos). También se están enviando cartas a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPAs) para recordarles la responsabilidad sobre estos comportamientos en los menores de edad. Y ya se han comenzado a colocar carteles en edificios y espacios públicos para concienciar sobre el consumo responsable de alcohol, explica Climente.

Además, se repartirá un folleto explicativo dando consejos sobre como actuar ante una intoxicación etílica. Desde las instituciones se ha enviado una carta a todos los establecimientos expendedores de alcohol (comercios) para recordarles la normativa vigente acerca de la prohibición de la venta de este tipo de bebidas a todos los menores de edad, tal y como se recoge en la Ley 3/2001, de 4 de abril, de prevención, asistencia y reinserción social en materia de drogodependencias del Gobierno de Aragón.

El alcohol, los jóvenes y el Primer Viernes de Mayo

«Llevamos dos años sin celebrar la fiesta y nos preocupa cómo pueden reaccionar los jóvenes en la primera ocasión que se puede volver a realizar una celebración sin restricciones», señala Izuel. De hecho, recuerda, la media de edad para iniciarse en el consumo de alcohol en España es de 14 años. En Aragón, de 13,6 años. «Aunque, en el caso del Primer Viernes de Mayo -reconoce Mora-, la fiesta ha cambiado mucho. Y ya no es como hace unos años, que había muchas personas que no iban a dormir a casa desde el día anterior».

En este sentido, y tal y como confirmaba el Ayuntamiento de Jaca ante el Primer Viernes de Mayo, antes de la llegada de la pandemia, «el número de jóvenes atendidos, tanto en el Centro de Salud como en el Hospital de Jaca, ha disminuido de forma apreciable, lo que indica que acciones preventivas como esta contribuyen a vivir la fiesta de una forma sana y responsable».

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: