Ale Jarne, inspiración jacetana para una marca Muy de Jaca

Ale Jarne, inspiración jacetana para una marca Muy de Jaca. En la imagen, junto a su perro Alfredo.

Si hubiera que elegir una frase para definir el auténtico orgullo jaqués esa sería, sin ninguna duda, Muy de Jaca. La marca nacida al amparo de Acomseja se ha convertido, en apenas unas semanas, en toda una revelación bajo la que se identifican miles de personas que lo único que tienen en común es su amor por la capital de La Jacetania. Nacidos en Jaca o no. Detrás de una gran campaña como esta siempre hay un gran profesional con mucho talento. Él es Alejandro Jarne -Ale Jarne, Ale o Alejarne- y es muy de Jaca.

Así es Ale Jarne, el hombre que está detrás de Muy de Jaca

«Actor frustrado, creativo inquieto y director de arte de profesión (publicista). Amigo de la farándula, al que siempre le gustó el arte». Así se define Ale Jarne, el cerebro de Muy de Jaca, la campaña que en un tiempo récord ha logrado revolucionar las redes sociales y despertar, de nuevo, el espíritu jaqués, que ha resurgido con más fuerza que nunca a raíz de todo un movimiento nacido alrededor del eslogan. El mismo espíritu jaqués que define a todo jacetano y que alcanza su máxima expresión el Primer Viernes de Mayo, haciendo de él un sentimiento compartido entre los hijos de la ciudad y los que una vez se dejaron adoptar por ella.

Ale Jarne es el hombre del momento. Es el pequeño de cinco hermanos de una familia de Jaca («de toda la vida» -apostilla, sonriendo-). Sus padres regentaban una tienda en Jaca (Regalos Colín) y una fontanería (Talleres Jarne) y supieron inculcar al benjamín su amor por la ciudad. Y, haciendo gala al dicho de que no hay quinto malo, y con una importante trayectoria profesional detrás, ahora regresa a sus orígenes con un proyecto que se ha convertido en la revelación de los últimos años, donde ningún eslogan, marca, mensaje o logotipo ha logrado un impacto que calara tanto y tan pronto en la sociedad.

Apasionado por la publicidad y por su tierra

El jacetano fue al colegio en San Juan de la Peña y continuó sus estudios en el IES Domingo Miral. «Gracias a tener a Lola Lacambra de profesora, me trasladé a cursar Bachiller de Arte en la Escuela de Huesca. Cuando terminé, hice escultura en Zaragoza, y después volví a Huesca para hacer gráfica publicitaria», recuerda.

Fue allí donde le picó el gusanillo de la publicidad, y no tardaría en trasladarse hasta Barcelona para hacer un Máster de Dirección de Arte. «Empecé a trabajar en DDB Barcelona -para Media Markt, l’illa, Fira de Barcelona, Cola cao…-. Después de cinco años y medio, me mudé a Madrid. Y tras un respiro, volví a la publicidad», explica, siempre con una sonrisa en la cara.

Desde entonces, ha trabajado como director de arte y director creativo para firmas como Yoigo, Brugal, Tanqueray, Shiseido, Reale seguros, El tenedor, Interflora, Diario Marca, Multiópticas… Su portfolio es impresionante, y su carisma se refleja en cada una de las campañas que llevan su firma.

«Soy exigente, a veces cabezota (pero es que soy aragonés), me apasiona el mundo de la moda, los shootings y ayudar en las producciones, las rrss, y darle al coco para llegar a ideas que se sostengan sobre una estrategia sólida y tengan recorrido», asegura. Un carácter muy marcado por sus raíces, como él mismo reconoce, y que ha sido clave para que su Muy de Jaca haya conectado con el público desde el primer momento y como no había logrado hacerlo nada ni nadie hasta ahora.

Muy de Jaca, una idea, un sentimiento, una identidad

Muy de Jaca es más que un eslogan. Es el sentir de miles de personas, al margen de que hayan nacido o no en la ciudad. Todo comenzó con una llamada de teléfono del director comercial de Acomseja.

«Alejandro Carbonell contactó conmigo para trasladarme las inquietudes que tenía él y la nueva junta directiva. Pero, sobre todo, de la necesidad de hacer evolucionar Acomseja. Una vez detectados los fallos, empezamos a trabajar la idea de crear una segunda marca, que cumpliera los nuevos objetivos que se habían marcado. Crear una marca que sirviera para comunicar las campañas comerciales, poner en valor a los asociados y, sobre todo, dar visibilidad a todos ellos de una forma distinta» era el reto. Una apuesta apasionante, pero, al mismo tiempo ambiciosa y difícil.

«Después de pensar como englobar a toda La Jacetania llegué a un concepto/conclusión que utilizamos cuando algo nos apasiona. Muy de Jaca es la verbalización de un sentimiento. Una expresión que sirve para decir lo orgullosos que estamos de nuestra tierra. Además de ser un llamamiento para ir todos a una, y más después de esta época que nos ha tocado vivir. Una forma de sacar pecho por nuestra tierra y ser conscientes de la cantidad de cosas maravillosas que puedes encontrar aquí. Una manera de hacer partícipes a  todos los pueblos, los comercios, las fiestas, los deportes, los bares, los restaurantes, el ocio… Pero, sobre todo, a las personas de Jaca que viven aquí. Los que son de Jaca y viven fuera. Los de segundas residencias y a los que les gusta Jaca tanto como a nosotros…», explica Alejarne. Y dio con el quiz de la cuestión.

Ale Jarne, inspiración jacetana para una marca Muy de Jaca.

Muy de Jaca, un movimiento, un sentimiento y un estilo de vida

Muy de Jaca se convirtió en objeto de deseo incluso semanas antes de su presentación. Todos querían ser muy de Jaca. El mensaje caló hondo y el movimiento crecía por momentos. Nadie (o casi nadie) sabía quién estaba detrás de Muy de Jaca, y eso hacía incluso más atractivo el proyecto.

Por eso, la emoción de Ale Jarne en la puesta de largo de Muy de Jaca contagió a todos los presentes.

«Lo que más me gusta es la aceptación que Muy de Jaca ha tenido entre la gente y cómo la han sentido suya. Para mí esto era lo principal. Una campaña hecha de gente para la gente, que hemos creado con muchas ganas e ilusión. Cuando las cosas las afrontas así, no pueden salir mal. Solo espero que a este proyecto de Acomseja se unan más asociados, instituciones, empresas, artistas y todas las personas que tengan ganas de colaborar con nosotros para hacer que esto sea algo muy grande. Y por supuesto que nos apoyen y se unan los distintos partidos políticos (independientemente de los colores)», apunta el jaqués.

 Alejandro Jarne es… «Muy de Jaca. Muy de mi familia, de mis amigos, de cañas, de guasillo, de milhojas, de bares, de comer bien… De los comercios, de subir a la Cruz una vez al año, de pasear por Jaca con mi perro Alfredo, de visitar a los ciervos de la Ciudadela y de volver a ver a gente que hacía mucho que no veía. Del móvil, de rrss y muy muy de Instagram. Pero, sobre todo, de contar todo lo bueno de Jaca allá por donde voy, como cualquiera de los que hemos nacido aquí. Tengo tantos amigos que quieren venir a conocer Jaca que voy a tener que fletar un autobús para que vengan…»

Ale Jarne: «Muy de Jaca ha sido un proyecto muy importante a nivel personal»

Alejarne tiene un carisma especial, que ha sido clave a la hora de saber trasladar a su idea al mundo. Eso ha sido una de las claves del éxito de Muy de Jaca, sin duda. Ale es consciente del alcance que está teniendo su criatura, pero es una persona discreta que hace alarde de una gran humildad ante las innumerables felicitaciones que está recibiendo en los últimos días.

«Como jacetano ha sido cumplir un sueño -añade-. Siempre he tenido ganas de hacer algo por Jaca a nivel de comunicación. Así que nunca voy a estar lo suficientemente agradecido a Acomseja por haberme dado esta oportunidad. Como expliqué en la presentación de Muy de Jaca, este ha sido un proyecto muy importante a nivel personal. No es lo mismo pensar una campaña y presentarla ante cinco personas, que hacerla para la gente de tu tierra y mostrarte como profesional ante ella».

Además, el jacetano pone en valor que Muy de Jaca le ha permitido «descubrir gente con la que trabajar mano a mano, como Alejandro Carbonell (un máquina), Adrián Betrán (una maravilla de profesional con unas ganas enormes por hacer cosas bien y un pilar fundamental para mí y para el proyecto, al que estoy superagradecido, ya que sin él no hubiera sido posible hacer todo esto); o Iván escribano, por ayudarnos con el material de foto y video». Y se confiesa «emocionado por coincidir con más gente que admiro desde hace años y que se está sumando al proyecto, con la que me hace una ilusión enorme trabajar».

Alejandro Carbonell (izquierda) y Ale Jarne (derecha), durante la presentación de Muy de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Alejandro Carbonell (izquierda) y Ale Jarne (derecha), durante la presentación de Muy de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Proyectos pequeños para conectar con la gente de a pie

Tras una extensa trayectoria laboral, Ale Jarne vive un momento profesional dulce. «Estoy en un punto en el que me llena muchísimo más hacer proyectos pequeños, que conectan con la gente en los que puedo aportar más de mi, que hacer grandes campañas a nivel nacional. ¡Será que me estoy haciendo mayor! Me encantaría poder volver a vivir y trabajar desde Jaca, montar un pequeño café y una mini agencia de publicidad con la que poder afrontar proyectos de aquí y de donde sea», asegura.

Muy de Jaca apenas está en pañales. Tras la impresionante repercusión inicial, Alejarne explica que queda mucho camino por recorrer: «Más que segunda parte, la misión de todo el equipo (junta directiva de Acomseja y equipo creativo) es hacer crecer y evolucionar la marca. Hemos dado con la tecla correcta para llegar a la gente y ahora tenemos que seguir trabajando para cumplir los objetivos de la asociación. Así que solo puedo decir que esto solo acaba de empezar….»

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: