80 escolares del CRA Alto Gállego plantan árboles en el Jarandín de Biescas de la mano de Cruz Roja

80 escolares del CRA Alto Gállego plantan árboles en el Jarandín de Biescas de la mano de Cruz Roja. (FOTO: Cruz Roja)
80 escolares del CRA Alto Gállego plantan árboles en el Jarandín de Biescas de la mano de Cruz Roja. (FOTO: Cruz Roja)

La Asamblea de Cruz Roja en el Alto Gállego ha proporcionado hoy una jornada muy especial a 80 escolares del CRA de Biescas (40 de Infantil -3, 4 y 5 años; y 40 de Primaria, 1º, 2º y 3º) que, junto con diez profesores, han participado en una instructiva y divertida plantación de árboles en el parque Jarandín de Biescas, una preciosa zona ajardinada pública de la localidad. La actividad se enmarca en los actos previos de la Feria de la Primavera de Biescas, que se celebra el próximo fin de semana.

Jornada en el Jarandín de Biescas

La presidenta de Cruz Roja, Teresa Maza, ha explicado a los escolares el sentido de la jornada, donde también ha estado presente la alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada. También les ha hablado acerca del tipo de árboles que iban a plantar: arces, fresnos y saucos, entre otros, y que todos eran autóctonos de la zona.

También les ha señalado su interés, cuidados que requieren y la necesidad de respetarlos.

Los niños y niñas se han dividido en grupos de entre 6 y 7. Y, apoyado cada uno por un profesor o personal de Cruz Roja, han plantado emocionados sus árboles, entre preguntas sobre la forma de actuar o que nombre tenía el de cada uno para recordarlo siempre. 

Tras la plantación, ha llegado el momento de proceder al riego, lo que los pequeños han aprovechado para mojarse los pies y echarse agua de unos a otros.

Seguir el crecimiento de los árboles

La responsable de Cruz Roja ha invitado a los escolares a volver todos juntos en el plazo de un mes para comprobar cómo habían crecido los árboles y volver a regarlos.

En este punto, la anécdota la ha puesto uno de los niños que, al proceder de uno de los pueblos de CRA Alto Gállego, ha dicho: «Yo no podré venir a regarlos porque mi madre no me dejará».

Y otro niño le ha contestado: «¿Cómo no te va a dejar venir si te deja venir al colegio?» Ha sido, para todos los participantes, una jornada de aprendizaje, diversión y encuentro.

ÚLTIMAS NOTICIAS: