Nuevos pasos en la consolidación de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala

La Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala continúa consolidando su marca y, este viernes, el hotel Tierra de Biescas acogía una charla informativa y una degustación de productos en la que participaban numerosos empresarios de la zona, que manifestaban su interés por adherirse al proyecto.

De ida. a dcha., Villaespesa, Villagrasa, López, Pargada y García, durante la presentación de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. (FOTO: Rebeca Ruiz)
De izda. a dcha., Villaespesa, Villagrasa, López, Pargada y García, durante la presentación de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El evento, que ha contado con la presencia de las alcaldesas de Biescas y de Hoz de Jaca, Nuria Pargada y Esperanza López, respectivamente, y de la directora del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Elena Villagrasa, era conducido por el gerente de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, Sergio García, que ha explicado los beneficios de esta iniciativa para el territorio y sus habitantes. Y ha resuelto las dudas planteadas por los presentes; la mayoría de ellas, relacionadas con los procedimientos técnicos que implica pertenecer a la marca.

Además, entre otros -se ha completado el aforo previsto-, el acto ha contado con la presencia de la gerente de la Asociación Turística Valle de Tena, Sandra Lecina, y de las responsables de las oficinas de turismo de Biescas (Marta Luis) y Panticosa (Lorena López). También ha seguido la ponencia el Jefe del Equipo de Conservación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Francisco Villaespesa.

Presentación de la marca en el hotel Tierra de Biescas. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Presentación de la marca en el hotel Tierra de Biescas. (FOTO: Rebeca Ruiz)

el valor de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala

Sergio García ha comenzado contextualizando la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala y explicando la importancia y los beneficios de esta figura de protección de la UNESCO para los 11 municipios -más de 60 núcleos- que la forman: Biescas, Panticosa, Sallent de Gállego, Yésero y Hoz de Jaca, en la Comarca del Alto Gállego; y Torla-Ordesa, Broto, Bielsa, Puértolas, Tella-Sin y Fanlo, en la Comarca del Sobrarbe. Un territorio con unas características muy particulares, donde apenas se reparten 6.000 habitantes, pero que recibe cada año (según los datos estadísticos anteriores a la pandemia) más de un millón y medio de visitantes.

El gerente recordaba que, desde su creación, el Consorcio de la Reserva Ordesa Viñamala ha tenido entre sus objetivos principales «aprovechar la imagen y el atractivo que supone la marca Reserva de la Biosfera para que pudiera ser utilizado por las empresas de servicios y agroalimentarias del territorio de la Reserva como un elemento diferencial de sus productos». En este sentido, y tal y como defiende García, «el valor principal de la marca en estos momentos es crear sinergias y vías de cooperación entre empresas y entidades». Por ello, la consolidación de este sello distintivo supone una «oportunidad de diferenciación» que hay que abordar «desde el compromiso, la cooperación y la voluntad» de las empresas del territorio.

Sergio García, durante su intervención. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Sergio García, durante su intervención. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La unidad del territorio para crear una marca diferenciadora

La alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, recuerda que la localidad apostó, desde un principio, por la Reserva de la Biosfera, ya a través de su antecesor en el cargo, Luis Estaún; un testigo que es prioritario en la gestión de Pargada y que también cuenta con su total respaldo. «Creo que es muy importante la unión en la creación de la marca, que tiene que ser algo de nuestra zona y que nos sirva para diferenciarnos. Por eso, este tipo de actos de formación son muy importantes, porque hay gente que todavía no sabe muy bien qué implica estar metido dentro de una Reserva de la Biosfera», señala.

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Biescas fue el primero en adoptar el sello, que hoy ya está presente, por ejemplo, en todos sus vehículos y carteles informativos y anunciadores de eventos.

De hecho, aunque reconoce que aún queda mucho camino por recorrer, el retorno y el potencial de la marca comienza a dejarse notar en cuestiones, por ejemplo, como las preguntas que los visitantes plantean en la Oficina de Turismo. O en que «se empiezan a valorar» los productos que están bajo el paraguas de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, señala la alacaldesa.

Productos de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Productos de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Sostenibilidad con mayúsculas gracias a la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala

Por su parte, Sandra Lecina, gerente de la Asociación Turística Valle de Tena, asegura que «el objetivo fundamental es la sostenibilidad con mayúsculas». «Gracias a este sello, todas las empresas que entren a formar parte del proyecto tendrán ese valor de calidad añadido; pues deberán ser empresas que respeten los Objetivos de la Agenda 2030. Queremos que el sello que hable de sostenibilidad en nuestra zona sea el de Reserva de la Biosfera, porque, además de calidad, es sinónimo de territorio y responsabilidad», concluye.

Adherirse al proyecto de la marca Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala no conlleva ningún coste económico para los empresarios. Pero sí numerosos beneficios desde el punto de vista de que supone un valor añadido para los productos con el sello. Por eso, desde el consorcio se anima a los habitantes del territorio a participar en esta iniciativa, para lo que solo es necesario seguir unos sencillos pasos que se indican en la web oficial de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala.

Por Rebeca Ruiz

(FOTO: Rebeca Ruiz)
(FOTO: Rebeca Ruiz)
(FOTO: Rebeca Ruiz)